Cinco años después, los heridos sirios ya no se sorprenden de que los dejen entrar a Israel

Febrero 19 2018

Las FDI continúan brindando asistencia médica a los sirios que llegan a la frontera en busca de ayuda, con énfasis en los niños. «Solo el año pasado, tratamos a unos 1.000 niños sirios», dice el oficial del Comando del Norte; el Centro Médico Ziv proporcionará aparatos auditivos y anteojos a niños sirios.

A pesar de las crecientes tensiones entre Israel y Siria a raíz de los incidentes fronterizos del fin de semana pasado, las FDI continuaron esta semana proporcionando atención médica a siete sirios que huyeron de los combates en el país devastado por la guerra.

En los últimos cinco años, Israel ha abierto sus puertas a 4.071 sirios que buscaron ayuda en el país al que les enseñaron a odiar.

Comenzó hace cinco años, cuando varios sirios llegaron a la frontera entre Israel y Siria y pidieron asistencia médica a las tropas de Golani que estaban estacionadas allí en ese momento. El entonces Comando del Norte de los GOC, el General de División Yair Golan, tomó la decisión sin precedentes de permitir su entrada.

«Recuerdo la primera vez que los sirios heridos entraron», relató el Dr. Salman Zarka, director del Centro Médico Ziv en Safed. «Acabo de terminar un mandato como Oficial Médico en Jefe del Comando Norte, y me alegro de que al enfrentar este dilema, hubo fuertes voces de médicos que apoyaron traer a los heridos».

Después de recibir atención para salvar sus vidas, estos sirios dijeron que estaban convencidos de que serían asesinados a tiros por las FDI a su llegada a la frontera, pero de todas maneras decidieron intentar pedir ayuda debido a la desesperación.

El Dr. Salman Zarka, director del Centro Médico Ziv en Safed con una joven siria (Foto: FDI)

Las FDI decidieron continuar brindando asistencia médica a los sirios a pesar de los incidentes del último fin de semana, que comenzaron cuando un avión teledirigido iraní, que despegó de Siria, fue derribado después de infiltrarse en el espacio aéreo israelí. Israel tomó represalias con un ataque contra 12 objetivos en Siria, algunos de ellos iraníes. Los misiles antiaéreos sirios lograron derribar un avión de combate israelí F-16, con el piloto y el navegador saltando en territorio israelí.

Pero mientras que Israel continuará brindando asistencia médica a los sirios, incluso si estalla una guerra total, el proyecto probablemente se reducirá a casos urgentes que salvan vidas.

Entre los siete sirios que vinieron a Israel en busca de ayuda esta semana se encontraban dos niños y cinco adultos, dos de los cuales habían sufrido heridas graves en la cabeza y el pecho, lo que requirió cirugía urgente mientras estaban en la frontera y su posterior evacuación a hospitales en el norte de Israel.

«No escatimamos nada al atender a los sirios. Lo que reciben los soldados de las FDI, también lo reciben los sirios, como las unidades de sangre que les dimos a los sirios heridos el fin de semana pasado», dijo a Ynet una de las principales oficinas del Comando del Norte.

(Foto: IDF)

«Vienen entre 3 – 4 heridos cada semana, pero no traemos a aquellos que sabemos que no podemos salvar, como pacientes terminales o aquellos que necesitan un trasplante. Ambos porque ya hay una lista de espera para trasplantes en Israel y porque sin un tratamiento posterior, el cuerpo rechazaría el órgano trasplantado», explicó.

El oficial del Comando Norte agregó que el ejército también toma en cuenta el momento y la disponibilidad de camas en el hospital del norte de Israel.

«Nuestro objetivo es brindar ayuda a los niños. Solo el año pasado, atendimos a unos 1.000 niños sirios», señaló el oficial.

La mayoría de los sirios heridos llegan de unos 70 pueblos y ciudades en el Golán sirio central, como El Breika, Khan Arnabah y Quneitra, ya que el Golán sirio septentrional está controlado por el régimen de Assad, mientras que el Golán sirio meridional está controlado por el ISIS. Sin embargo, en los últimos meses, Israel vio a sirios heridos y enfermos que llegaban hasta desde Damasco.
«No hay especialistas del otro lado, ya que la mayoría de ellos huyeron. Tenemos que hablar con algunos que dicen ser doctores pero que resultan ser farmacéuticos o fisioterapeutas», dijo el oficial de Comando del Norte. «Los heridos vienen vestidos de civiles y ya no les sorprende que les permitan entrar».

Sirios enfermos y heridos se dirigen a Israel (Foto: FDI)

Aparatos auditivos y anteojos

En los últimos días, el Centro Médico Ziv en Safed ha comenzado a proporcionar aparatos auditivos a niños sirios sordos o con problemas de audición. Para algunos de ellos, su audición empeoró debido a los fuertes bombardeos cerca de sus hogares.

Hasta ahora, cinco niños han recibido estas ayudas y ahora pueden escuchar por primera vez.

«Fue increíble ver a un niño sirio escuchando algo por primera vez», dijo un oficial del Cuerpo Médico de la Operación Buen Vecino.

Se espera que un total de 100 niños sirios reciban estos aparatos auditivos, que cuestan unos 5.000 NIS por cada oído, financiados por el multimillonario judío Morris Kahn.

«Un tercio de los niños sirios que acudieron a nosotros durante el último año y medio han sufrido problemas de audición, y nos dimos cuenta de que tiene que ver principalmente con los bombardeos, así como con el hecho de que hay una escasez de equipos médicos adecuados en un país como Siria», explicó el Dr. Zarka.

Aparatos auditivos para niños sirios (Foto: FDI)

«Nos molestó esto. Nos dirigimos al ejército y nos reunimos con Kahn a través de la organización Génesis. No nos llevó mucho tiempo convencerlo de que hiciera una donación», agregó el Dr. Zarka, señalando que algunos de los niños también tendrían que someterse a una cirugía de oreja.

Un niño sirio durante una examinación la su oído (Foto: FDI)

Además de los aparatos auditivos, los niños sirios con discapacidades visuales recibirán anteojos, financiados principalmente por donantes extranjeros.

 

Fuente: YnetNews
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil