La startup israelí espera limpiar con un cepillo tipo manos libres para el inodoro

Febrero 14 2018

Los robots de Toibot con base en Haifa hacen el trabajo sucio en el baño, limpiando y desinfectando los inodoros

Un prototipo de Toibot instalado dentro del inodoro. (Cortesía)

Si usted es Donald Trump, a quien el Guggenheim le ofreció recientemente un inodoro de oro de 24 quilates, o si tiene un trono estándar hecho de porcelana blanca, mantenerlo limpio es un desafío ancestral.

Pero esa dificultad finalmente puede haber encontrado la horma de su zapato, gracias a dos empresarios de Haifa, David Alush y Daniel Tokarev, que crearon un robot capaz de limpiar un inodoro sin que su dueño humano tenga que volver a tocar el inodoro o el tazón, dicen.

«Nos preguntábamos, ¿cómo es posible que tengamos autos autónomos, pero no hay una solución para limpiar un inodoro? Durante 90 años, el cepillo manual para inodoros ha sido la única herramienta de limpieza para el lugar más inmundo del hogar», dijo Tokarev, cofundador y director ejecutivo de Toibot.

Toibot es un robot alimentado por baterías que limpia el inodoro con solo tocar un botón. Se adhiere a cualquier inodoro y cepilla automáticamente toda su superficie mientras dispensa cápsulas que limpian, desinfectan y pulen, manteniendo el inodoro libre de bacterias en un 99.9%.

Antes del advenimiento del cepillo del inodoro, las personas usaban colas de animales para limpiar los inodoros, e incluso hoy el proceso de limpieza del inodoro y el almacenamiento de un cepillo sucio sigue siendo desagradable y poco higiénico, dijo Tokarev.

La compañía dice que su producto ahorra dinero al eliminar la necesidad de suministros de limpieza como guantes de goma, un cepillo para el inodoro, toallas de papel, desinfectantes y productos de limpieza para todo uso. El consumidor promedio gasta entre $25 y $30 por mes en productos para el cuidado del baño, según una investigación realizada por Tokarev.

«Nuestro único competidor es la mano humana y un cepillo para el inodoro. No existe nada más en el mercado que haga el trabajo con solo presionar un botón», dijo Tokarev.

Actualmente, la compañía está diseñando dos prototipos, uno para uso individual en hogares y otro para uso comercial e industrial en restaurantes, aviones, hospitales y escuelas. La compañía planea lanzar un piloto en el primer trimestre de 2019 en todas las principales ciudades israelíes.

Toibot, que se espera llegue al mercado minorista el próximo año por un precio de $79, tiene más de 25,000 unidades en pedidos anticipados de clientes y distribuidores en línea. La compañía tiene patentes en los EE.UU., Europa, Canadá y Brasil.

David Alush (I) and Daniel Tokarev (D), cofundadores de Toibot. (Cortesía)

«Nos interesan mucho los grandes distribuidores en mercados comerciales y residenciales que buscan ser exclusivos con nuestra empresa», dijo Tokarev.

Inicialmente financiada por amigos y familiares, la compañía dice que está buscando inversores para ayudar a financiar la fase final de producción y fabricación de Toibot.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.