El presidente checo condena la postura “cobarde” de la UE sobre Jerusalén

El presidente checo, Milos Zeman

El presidente checo, Milos Zeman, único país europeo en reconocer a Jerusalén como capital de Israel, calificó de “cobarde” a la UE y manifestó que sus países están haciendo todo lo posible para que el movimiento terrorista pro palestino tenga supremacía sobre el movimiento pro israelí. A la vez que los funcionarios israelíes critican a Europa por no haber condenado en ningún momento el lanzamiento de cohetes contra la ciudad israelí de Sderot.

Milos Zeman, expresó que él mismo habló a favor del deseo de que Praga traslade su embajada de Tel Aviv a Jerusalén en una visita al país de hace cuatro años, una propuesta que recibió una respuesta política reservada en su patria.

Tras el anuncio de Trump, el Ministerio de Asuntos Exteriores checo dijo que veía a Jerusalén como la futura capital tanto de Israel como de un futuro Estado palestino y que Praga sólo podría considerar mudar su embajada luego de consultar a sus socios regionales.

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, advirtió que el movimiento del presidente Donald Trump tuvo un impacto potencial preocupante y podría llevar a la región a momentos pasados más oscuros de los que se viven en la actualidad.

Por su parte el primer ministro Biniamín Netanyahu partió hacia París y Bruselas y advirtió no aceptar la “doble moral” de la UE sobre la decisión del presidente Trump al reconocer a Jerusalén como capital del país.

Expresó: “No voy a aceptar esta hipocresía y como siempre presentaré la verdad de Israel sin temor y con la cabeza bien alta”. Durante su visita, se espera que Netanyahu se reúna con el presidente francés, Emmanuel Macron, y con los 28 ministros de Exteriores de la UE.

Netanyahu viaja a Bruselas, donde se reunirá con el jefe de política exterior de la UE, Mogherini, antes de dirigirse a una reunión informal con los 28 ministros de Exteriores de la UE, que fue iniciado por el ministro de Asuntos Exteriores de Lituania a espaldas de Mogherini. Se espera que las reuniones sean tensas a la luz de la oposición europea. Esta será la primera visita a la UE de un primer ministro israelí en 22 años.

 

Fuente: Aurora Digital