En Bruselas, Netanyahu se une a la propuesta de paz de Estados Unidos mientras la UE busca un mayor rol

Mientras la jefa de política exterior de la UE pide una solución de dos estados, Netanyahu estipula la paz en el reconocimiento palestino de una Jerusalén israelí

El Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y la Jefa de política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, hablan con los medios de comunicación en el Consejo Europeo de Bruselas, Bélgica, el 11 de diciembre de 2017. REUTERS / Francois LenoirIsrael’s

BRUSELAS – En una reunión con funcionarios de la Unión Europea en Bruselas, el Primer Ministro Benjamin Netanyahu habló positivamente de la iniciativa de paz estadounidense, ya que la Directora de política exterior de la organización, Federica Mogherini, dijo al primer ministro israelí que Europa quería participar más en las conversaciones.

Mogherini también elogió la solución de dos estados como el único marco posible para resolver el conflicto y dijo que la UE apoya la idea de que Jerusalén sea una capital compartida tanto para los israelíes como para los palestinos. Netanyahu, por su parte, dijo que la paz estaba supeditada al reconocimiento palestino de Jerusalén como la capital de Israel.

La semana pasada, Mogherini expresó su oposición al reciente cambio de política del Presidente estadounidense Donald Trump sobre Jerusalén, causando la indignación de los funcionarios israelíes y del propio primer ministro.

Pero a pesar de la hostilidad entre los dos, Mogherini saludó a Netanyahu al calificar su visita como una oportunidad histórica, sobre todo teniendo en cuenta que ningún primer ministro israelí en el cargo realizó una visita a la UE en los últimos 22 años.

«Obviamente, la visita llega en un momento particular (…) creemos que es de interés para Israel, especialmente en el interés de seguridad de Israel, encontrar una solución sostenible e integral al conflicto israelí-palestino», dijo.

«Esta es la razón por la cual la Unión Europea aumentará su trabajo con nuestros amigos y socios internacionales, pero también con amigos y socios en la región, comenzando desde Egipto y Jordania, y obviamente con las partes, Israel y Palestina, para comenzar a relanzar el proceso de paz.», dijo, y señaló que la UE planea reunirse con el Presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas.

«Creemos que la única solución realista al conflicto entre Israel y Palestina se basa en dos estados, con Jerusalén como capital del Estado de Israel y del Estado de Palestina, a lo largo de las líneas del 67», afirmó la jefe de política exterior.

Mientras Mogherini prometía una participación europea más intensa en el proceso de paz, Netanyahu dijo que la paz depende de «reconocer la realidad». Hizo hincapié en que al reconocer a Jerusalén como la capital israelí la semana pasada, el Presidente estadounidense Donald Trump «puso los hechos sobre la mesa».

Netanyahu dijo que esperaba que la mayoría de los países de la UE reconocieran a Jerusalén como la capital israelí, y agregó que tomar esa acción «no obvia la paz, hace posible la paz».

Mogherini advirtió sobre las tensiones que han surgido en las consecuencias de la declaración de Trump. «Permítanme también [agregar] que lo peor que puede pasar ahora es una escalada de tensiones, de violencia, ante todo alrededor de los Santos Lugares, pero también en la región y más allá», dijo.

También condenó los ataques contra los judíos, tanto en Europa como en Israel.

El primer ministro israelí agradeció a Mogherini por la invitación y aclamó a Europa como un importante socio israelí en materia de seguridad y en la construcción de la paz. Señaló que Europa estaba sufriendo actualmente una afluencia de inmigrantes que huían de las zonas de conflicto en el Medio Oriente.

Israel, afirmó, era la fuerza principal en el Medio Oriente que impedía que los militantes islámicos aplastaran la región.

Netanyahu luego se fue a cenar con los Ministros de Relaciones Exteriores de la UE y realizó una conferencia de prensa conjunta antes de despegar hacia Israel al mediodía.

Su visita a Bruselas fue precedida por una visita a Francia durante la cual se reunió con el Presidente francés, Emmanuel Macron, en una conversación que fue tensa pero exitosa en general.

La visita del premier a la UE es la primera de un primer ministro israelí en muchos años y se produce en medio de una disputa diplomática entre él y la jefe de política exterior de la organización, Mogherini, quien criticó dos veces al Presidente estadounidense Donald Trump por reconocer unilateralmente a Jerusalén como la capital de Israel la semana pasada.

Dijo que quería expresar una «seria preocupación» por el anuncio de Trump, y que la UE mantiene su postura de que el estatus de Jerusalén debe determinarse a través de negociaciones entre los palestinos y los israelíes.

Antes de emprender el viaje, Netanyahu reaccionó ante las declaraciones de Mogherini y dijo: «Oigo voces que condenan a Trump [por Jerusalén] pero no por el lanzamiento de cohetes. No aceptaré esta hipocresía. Representaré a Israel con la cabeza en alto», Netanyahu dijo.

En una respuesta inusualmente aguda, el Ministerio de Relaciones Exteriores israelí también reaccionó, calificando de «sorprendente» la reacción de Mogherini y afirmando que «toda negación de esta simple verdad [la soberanía israelí sobre Jerusalén] distancia la paz creando expectativas entre los palestinos que están desconectados de la realidad. El Presidente Trump dio un paso valiente y correcto que avanzó las posibilidades de paz diciendo la verdad”.

Los miembros de la UE estaban molestos con Netanyahu, independientemente de su desacuerdo con la jefa de política exterior, debido a la forma en que se organizó su visita. El primer ministro israelí no programó una visita a través del protocolo habitual, sino que fue invitado por Lituania, un aliado israelí.

Esta sorpresiva movida llevó a Mogherini a sugerir que el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, visite la UE en 2018.

Los miembros del Parlamento Europeo también planean protestar contra la visita de Netanyahu a través de una campaña que exige que Israel reembolse los fondos de la UE gastados en instalaciones palestinas que posteriormente fueron demolidas por Israel. Las instalaciones en cuestión estaban ubicadas en el Área C, la parte de Cisjordania bajo control completo de Israel.

 

Fuente: Haaretz
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.