Cómo escoger el bikini para el cuerpo, sin desnudarse

La tecnología de Infime, una nueva empresa Israelí, permite a los usuarios ver cómo les queda la ropa a ellos y no a un modelo

Infime, la nueva empresa israelí de moda, quiere llevar los probadores virtuales, una tecnología existente, al mercado global de $272.000 millones de dólares anuales de ropa íntima y trajes de baño.

Una encuesta pedida por eBay en 2016 mostró que el 95% de los israelíes con dispositivos conectados a Internet realizaron compras en línea el año anterior, principalmente en sitios web extranjeros. Esto convirtió a los israelíes en «los compradores más conectados del mundo».

Si bien la ropa es parte de esta tendencia, el no podérsela probar es un obstáculo importante. Los consumidores son menos propensos a llenar sus carros de compras y más propensos a devolver artículos. Para cambiar esta tendencia, los ingenieros han estado desarrollando tecnología que reproduce la experiencia de los probadores.

Una captura de pantalla del sitio web de Infime, que permite a los usuarios encontrar la ropa interior y el traje de baño más apropiados (Cortesía)

La directora ejecutiva de Infime, Inbar Carmel, hablando por teléfono desde Berlín dijo que su empresa está enfocada en la creación y perfeccionamiento de una «tecnología de modelado automático» que lleva el producto de 2D a 3D, permitiendo a los consumidores ver cómo se verán los artículos en ellos y no en un modelo. Es decir, serán el modelo mismo, explica Carmel.

Cuando quieren comprar un artículo, los usuarios necesitan introducir sus medidas – por ejemplo, la copa del sostén, altura y tamaños de cadera – y una imagen muestra cómo se verá el artículo en su cuerpo.

«Queremos permitir que cualquier usuario construya su propio ideal. Eres lo ideal» dijo con entusiasmo.

Carmel dice que la ropa íntima es «una de las más difíciles, si no la más difícil de comprar en línea para las mujeres.»

El uso de este probador 3D hace que el modelado de las colecciones sea «rápido y sencillo», en casa o en una tienda, y permite a los compradores comprar artículos más adecuados a sus gustos personales y en mayor cantidad. Las opciones registradas en el sitio web de Infime se alimentan a un algoritmo que a su vez sugiere la ropa en función del tipo de cuerpo, la estación y el estilo de vida. Los clientes pueden escanear artículos y pueden ver cómo se ve al instante, sin entrar en al probador. Luego, el sitio proporciona datos al vendedor y a la tienda.

Carmel dice que el software puede integrarse con cualquier sitio de comercio electrónico. Cuarenta por ciento de los consumidores de Infime actualmente utilizan la tecnología de probador 3D.
Esta tecnología se puede utilizar en la tienda o en casa con un teléfono inteligente o tablet.
«Básicamente llevamos la experiencia en línea a la tienda física», dijo Carmel.

Carmel dice que la integración del probador 3D con la tecnología de realidad virtual es el siguiente paso, pero por ahora «el mercado todavía no existe».

Una historia de éxito en la tecnología de probadores 3D es la nueva empresa francesa Fitle. Fundada por Charles Nouboue y Gaetan Rougevin-Baville hace tres años, Fitle fue financiada popularmente al inicio y ahora trabaja con una amplia gama de clientes franceses e internacionales, incluyendo H & M y Levis. La aplicación Fitle utiliza una tecnología similar a Infime, basándose en las medidas y las imágenes para hacer un «avatar 3D personalizado» en menos de un minuto.

Nouboue dijo que a pesar de la falta de una gran campaña de promoción, más de 100.000 personas han utilizado la tecnología de Fitle. Las asociaciones con marcas son la clave para que los probadores 3D experimente la pauta del consumidor, señaló.

«Cuando firmas con grandes marcas, el usuario te seguirá», dijo en una entrevista telefónica desde París.
Nouboue dijo que la experiencia de Fitle con la tecnología en su propia plataforma de compras ha sido impresionante: un aumento del 40% en las ventas y una caída del 30 por ciento en los retornos. Dijo que «cambia las reglas del juego».

«Cambiará la forma en que la gente compra ropa en línea», dijo.

Carmel no tiene dudas de que la tecnología de probadores 3D es el futuro de las compras de ropa en línea.

«Definitivamente,» dijo ella. «Siento el mercado, veo el mercado. Oigo a los minoristas y a los clientes… Definitivamente será la norma, en línea y también en los almacenes.»

Carmel se encuentra actualmente en Alemania para reuniones con socios potenciales interesados, y también está en conversaciones con minoristas de Estados Unidos. Explicó que si bien el comercio electrónico en Israel se ve frenado por los impuestos, los gastos de envío y los problemas postales, el consumidor israelí está todavía por delante del resto.

«Los israelíes son los primeros en adoptar. Los usuarios saben cómo comprar en línea», dijo. «El cliente es inteligente.»

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.