Los voluntarios israelíes de ZAKA ayudan a víctimas del huracán en Miami

«Estamos trabajando en un área sin electricidad ayudando a familias con niños enfermos y ancianos que no pudieron evacuar».

Los voluntarios israelíes de ZAKA ayudan a la gente de la Florida a raíz del huracán Irma.  (Foto: ZAKA)

Cinco voluntarios israelíes de las Unidades de Rescate Internacional ZAKA ayudaron a centenares de vulnerables personas de Florida impactadas por el huracán Irma en Miami antes y después de que la tormenta devastara grandes franjas de la región.

Una semana antes de que el huracán arribara a las costas de Florida, el jefe de la unidad de rescate internacional de ZAKA, Mati Goldstein, quien llegó el lunes por la mañana, dijo que los trabajadores de ZAKA estaban asegurando casas y estructuras en riesgo con generadores de reserva y suministros necesarios.

«Nuestro equipo estaba trabajando con el CSE Miami (Chesed Shel Emes) bajo la dirección de Mark Rosenberg para ayudar a la comunidad local a construir dos refugios y proporcionar generadores para el peor de los casos», dijo Goldstein el martes.

«Teníamos un protocolo completo de quién vendría si algo ocurriera, y baruch hashem [gracias a Dios], el golpe aquí no fue tan malo como pensaban que sería al principio».

Goldstein dijo que el equipo enfocó sus esfuerzos preventivos en el norte de Miami, donde equiparon dos grandes edificios de hormigón con suministros médicos, generadores, aire acondicionado, comida y comunicación por radio para acomodar a 300 personas durante 10 días.

«Antes de que llegara la tormenta, enviamos correos electrónicos a los miembros de las comunidades para decirles que si algo grande sucede, esos eran los dos lugares a los que podían acudir y que estaríamos ahí para ayudarles», dijo.

«Lo más importante a destacar fue que se trataba de un esfuerzo conjunto con CSE Miami, porque al final del día, los chicos de Miami del CSE crearon una lista de personas que se quedaron en la tormenta y los que se fueron, por eso esta noche repasaremos toda la lista para asegurarse de que todo el mundo está bien», agregó Rosenberg.

Resaltando que la tormenta no requirió rescates para salvar vidas, dijo que la mayor parte del trabajo llevado a cabo por ZAKA y CSE Miami incluyó asistir a los residentes más vulnerables de la comunidad, eliminar árboles caídos y suministrar gasolina.

«El mayor problema aquí es que todo tipo de grandes árboles cayeron sobre autos y casas, y que el 90% de la Florida no tiene electricidad», dijo.

«Estamos trabajando en un área sin electricidad, ayudando a familias con niños enfermos y ancianos que no pudieron evacuar de la zona», continuó, agregando que el equipo de ZAKA está trabajando en coordinación con la Policía de North Miami Beach.

El comandante de la Policía local Richard Rand elogió a los voluntarios israelíes por sus contribuciones.

«Este es un esfuerzo increíble», dijo Rand. «La gente [de ZAKA] va de casa en casa a la 1:30 de la mañana cuando todo el mundo está durmiendo para asegurarse de que estén a salvo».

Rosenberg dijo que el equipo de ZAKA cumplió sus tres objetivos principales, entre ellos proporcionar energía a los enfermos para que puedan seguir recibiendo tratamiento en su casa, asegurándose de que nadie de ZAKA se lesionara y tuvieran los suministros necesarios y ayudar a que la comunidad volviera a funcionar.

«Esperemos que para esta noche tengamos una lista completa de todos los que están bien y podremos considerarlo como trabajo terminado», dijo.

«Gracias a Dios no hubo mucha gente herida.»

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil

 



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.