A medida que las aguas retroceden, ayuda israelí para desastres está en Houston para el largo plazo

“Esto es devastador para la gente. Lo han perdido todo”

Con experiencia después de los huracanes Sandy y Katrina, organizaciones humanitarias llevan suministros y ayudan a recoger los pedazos de uno de los peores desastres naturales del país

Un miembro del equipo de IsraAID organiza suministros de socorro para las víctimas del huracán Harvey en refugios en Dallas, Texas, 29 de agosto de 2017 (IsraAID)

Niv Rabino llegó a casa en Haifa a principios de esta semana después de completar una temporada como jefe de la misión de IsraAID en la isla griega de Lesvos. Durante nueve meses, Rabino supervisó el intensivo trabajo de la organización de ayuda humanitaria que apoya necesidades médicas y psicosociales de los refugiados de Oriente Medio y África que se encuentran atrapados en los campamentos esperando el permiso para emigrar al continente europeo. Esperaba con ganas un tiempo para descansar.

Entonces el huracán Harvey golpeó Texas, y Rabino supo que sus vacaciones tendrían que posponerse. IsraAID montó inmediatamente un equipo de respuesta, y se ofreció a unirse. Era obvio que la gente de Texas necesitaba ayuda, pero también había una razón personal por la que Rabino quería treparse en un avión a los Estados Unidos: la hija de 11 años de su hermano estaba atrapada en las inundaciones.

Había ido de Tel Aviv a Houston de vacaciones con su abuela para visitar a parientes. Afortunadamente, pudieron sobrevivir a la tormenta alojándose con otras 15 personas en el segundo piso de la casa de los familiares durante tres días», dijo Rabino a The Times of Israel.

Era la única casa de dos pisos en la cuadra, por lo que los vecinos se les unieron también. Afortunadamente, tenían comida y agua para durar hasta que el agua de la inundación en el primer piso retrocedió.

«Mi sobrina fue valiente, pero puedo ver que fue un trauma para ella por la forma en que habla al respecto», dijo Rabino.

Los familiares y su casa tuvieron más suerte que muchos de los otros que Rabino se conoció a su llegada a Houston el miércoles por la tarde con otros cuatro miembros del equipo de IsraAID. Hasta el jueves, 38 muertes habían sido atribuidas al huracán Harvey. Se calcula que 30,000 personas aún estaban en refugios, y FEMA reportó que 95,745 personas en Texas habían sido aprobadas para asistencia de emergencia, lo cual incluye ayuda financiera para alquiler, reparaciones y pérdida de propiedad.

Escombros sacados de una casa inundada en Bellaire, Texas, 31 de agosto de 2017 (IsraAID)

La sobrina de Rabino y su abuela tenían programado volar a Israel desde Austin el viernes, ansiosas por poner olvidar su dolorosa experiencia de huracán Harvey.

Niv Rabino miembro de IsraAID (Cortesía)

Rabino permanecerá en Houston por al menos tres semanas. Según el co-director general de IsraAID, Yotam Polizer, la ONG generalmente envía a un equipo inicial a un área de desastre durante tres semanas para evaluar la situación y establecer operaciones y, a continuación, rota a los miembros del equipo durante los próximos seis meses.

IsraAID respondió rápidamente a este desastre, enviando a dos miembros del equipo estadounidense a Dallas para el martes.

«Dallas era lo más cercano que podíamos llegar en ese momento. Las operaciones de rescate estaban en curso en Houston y no podías entrar allí a menos que tuvieras un barco. Vamos donde están las personas, pero tenemos que poder llegar allí de manera segura», dijo el director de comunicaciones de IsraAID, Mickey Noam-Alon.

Mientras tanto, la jefa de la misión, Rachel Gerber y la miembro del equipo, Erin Zaikis, visitaron refugios y se reunieron con representantes de organizaciones comunitarias, incluida la Federación Judía de Dallas y el Servicio de la Familia Judía de Dallas para obtener información específica sobre las familias y barrios de Houston que podrían usar ayudar de IsraAID con la eliminación de escombros.

Un miembro del equipo de IsraAID lleva suministros de socorro para las víctimas del huracán Harvey en refugios en Dallas, Texas, 29 de agosto de 2017 (IsraAID)

«Estaba hablando con mucha gente diferente y dándoles mi número. Recibimos solicitudes específicas de gente de Houston que querían que ayudáramos a eliminar los escombros», dijo Gerber.

Mientras esperaban en Dallas la llegada de los miembros del equipo que venía desde Israel, Gerber y Zaikis compraron suministros y los dejaron en un centro de distribución. La donación incluyó artículos de gran necesidad como biberones, fórmula, alimentos para bebés, productos de higiene femenina y ropa interior.

Ya que IsraAID en el pasado había respondido a los huracanes Katrina y Sandy, así como en recientes eventos de inundaciones en Texas, el equipo también sabía qué tipo de equipo se necesita para la eliminación de escombros, empezar a limpiar casas dañadas por las tormentas.

Inmediatamente después de que Rabino y sus dos colegas de Israel arribaron el miércoles por la mañana, los cinco miembros del equipo de IsraAID viajaron a Houston, llegando a media tarde.

«Manejaron unas cuatro horas, y fue bastante tranquilo. Tuvimos que tomar una ruta alterna porque la inter estatal 45 tenía cierres. Vimos las inundaciones a lo largo de la carretera, pero el agua ya había retrocedido en la parte noroeste de Houston cuando entramos en la ciudad «, dijo Rabino.

Después de revisar a su sobrina y a la abuela, Rabino fue a trabajar eliminando escombros de casas dañadas en Bellaire, un suburbio al sudoeste de Houston.

El equipo de IsraAID encontró a personas traumatizadas que sacaban el empapado contenido de sus hogares a las ya secas veredas.

Miembros del equipo de IsraAID se reúnen con los residentes de Bellaire, TXluego del huracán Harvey, 31 de agosto de 2017 (IsraAID)

«Ya no había agua, pero las casas estaban llenas de escombros. Había montones de basura por todas partes. Algunas personas estaban haciendo el trabajo ellos mismos, y otros habían contratado compañías que traen tractores para hacerlo», dijo Rabino.

Rabino informó que los tejanos han dado la bienvenida al equipo IsraAID, y que la gente se ha sorprendido al saber que los israelíes llegaron desde tan lejos, tan rápidamente para ayudarlos.

«También están contentos de oír hablar de la historia de IsraAID y que tenemos experiencia con este tipo de trabajo de recuperación y sabemos lo que estamos haciendo», dijo Rabino.

Las víctimas de la tormenta han mostrado una montaña rusa de emociones al interactuar con el equipo israelí.

«Esto es devastador para la gente. Lo han perdido todo. Esto era mucho peor que cualquier cosa en el pasado. Fue una gran sorpresa», dijo Gerber.

«La gente que estamos ayudando está lidiando con una gran pérdida y están muy emocionales, pero al mismo tiempo tienen que mantener su compostura y dirigirnos mientras trabajamos en sus casas», dijo Rabino.

Rabino logró recuperar joyas de una familia. Estaba en una bolsa de plástico sumergida en un cubo de agua, y casi lo botan.

«Les mostré las joyas y les aseguré que era salvable si se limpiaba con cloro. Ellos estaban agradecidos, pero también estaban un poco entumecidos», dijo.

Miembros del equipo de IsraAID retiran los escombros de una casa en Bellaire, Texas, el 31 de agosto de 2017. (IsraAID)

Mientras algunos miembros del equipo de IsraAID continúan con este trabajo, otros comenzarán a dirigir el alivio del estrés y actividades recreativas en los refugios, centros comunitarios y escuelas de Houston tan pronto como el viernes.

Con dos trabajadores más de IsraAID llegando a Houston el fin de semana, el equipo podrá trabajar con grupos relativamente grandes de víctimas de inundaciones de adultos y niños, utilizando técnicas de arte, terapia del movimiento y técnicas de atención plena.

Se espera que iAID, otra organización humanitaria israelí, envíe un equipo de aproximadamente ocho voluntarios a Texas la próxima semana. Fundada por el ex director fundador de IsraAID Shachar Zahavi, iAID conecta la innovación y la tecnología con el lugar de la ayuda humanitaria internacional.

«Hemos estado en contacto con la Guardia Nacional del Ejército de Texas y la comunidad judía local, y coordinaremos con ellos», dijo Zahavi a The Times of Israel.

Zahavi dijo que su organización tiene como objetivo apoyar los esfuerzos de ayuda de Estados Unidos con soluciones de «la Nación de Nuevas Empresas», como energía limpia y tecnologías de agua potable, que pueden capacitar a las comunidades para que las reparen ellos mismos y se preparen mejor para el próximo desastre natural.

«Vamos a hacer una evaluación, pero todo dependerá de cuáles son las necesidades de los estadounidenses y lo que pidan», dijo Zahavi.

Los miembros del equipo de IsraAID ayudan a ordenar las pertenencias recuperables de una familia después de las inundaciones causadas por el huracán Harvey, Bellaire, Texas, 31 de agosto de 2017. (IsraAID)

Ha sido una semana acelerada para Rabino, que terminó de pasar sólo un día en Israel, y volando entre tres continentes.
Cambiar directamente de trabajar con los refugiados sirios, afganos y otros en Grecia para ayudar a las víctimas de las inundaciones en Texas ha hecho a Rabino pensar mucho acerca de tener una casa – y sobre perderla.

«Durante los últimos 10 años, he estado moviéndome todo el tiempo debido al trabajo que hago. Soy transitorio y sin hogar por elección. Las personas que ayudamos no lo son», dijo.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.