La Marina de India recibe el primer misil desarrollado conjuntamente con Israel

India se ha convertido en uno de los mayores compradores de equipo militar israelí.

Misil LRSAM. (Foto: Ministerio de Defensa /IAI)

El primer misil de largo alcance superficie – aire (LRSAM por sus siglas en inglés) desarrollado conjuntamente por Israel y la India, fue entregado a la marina india el martes en una ceremonia en la ciudad de Hyderabad.

El LRSAM, o sistema de defensa aérea naval Barak-8, es desarrollado conjuntamente por la Organización de Investigación y Desarrollo de Defensa de la India (DRDO por sus siglas en inglés) en estrecha colaboración con Industria Aérea de Israel (IAI).

El LRSAM es un avanzado sistema de defensa aérea y de misiles, un desarrollo conjunto único por el IAI y la Organización de Investigación y Desarrollo de la Defensa de la India (DRDO) en colaboración con la subsidiaria de la IAI, ELTA, RAFAEL y varias empresas indias.


Ceremonia de entrega del LRSAM (Israel Aerospace Industries)

El sistema se compone de radar de fase avanzada, sistemas de mando y control, así como lanzadores y misiles con buscadores avanzados de RF. Con tecnología de vanguardia, el

sistema proporciona defensa de misiles contra una variedad de amenazas aéreas, navales y aéreas.

El sistema está en funcionamiento con la FDI, la Fuerza Aérea de la India, la Marina de la India y de acuerdo con un comunicado emitido por el IAI, estará en funcionamiento en un futuro próximo con el Ejército de la India también.

El Ministro de Defensa de la India, Arun Jaitley, calificó la entrega del sistema como «un día histórico para la India» en el que la Marina de la India se ha convertido en «el orgulloso dueño de uno de los sistemas más sofisticados del mundo».

Jaitley elogió el esfuerzo colaborativo de desarrollar el LRSAM y dijo que la entrega del primer misil «que sale de la línea de producción nativa es un ejemplo de la economía india y las capacidades de la industria. Debemos seguir desarrollando la infraestructura local y la fabricación como parte de nuestras capacidades de defensa”.

«India necesita estar preparada para cualquier escenario, por lo tanto debemos equipar a nuestras fuerzas operativas con lo mejor de la tecnología avanzada», agregó.

IAI ha estado trabajando con las industrias de defensa y las fuerzas armadas india, como la Guardia Costera, la Marina, la Fuerza Aérea y el Ejército  durante  los últimos 25 años.  La

alianza es parte de una colaboración estratégica para transferir tecnología para beneficiar a los indios como parte de la política de ‘Hecho en India’.

Boaz Levi, Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General de Sistemas, Misiles & Space Group, declaró que «la entrega del primer misil fabricado en India a los establecimientos de defensa de la India es un sueño tecnológico hecho realidad. Es otro paso emocionante en  la  colaboración de muchos años entre el IAI, el gobierno  de  la India, el DRDO de la India y otros socios y uno que refleja un esfuerzo tecnológico y de ingeniería del más alto nivel”.

India se ha convertido en uno de los mayores compradores de equipo militar israelí. Durante su visita a Israel en mayo, el contraalmirante indio R.B. Pandit dijo que la India «se ha beneficiado de las tecnologías de defensa, y se han hecho varias adquisiciones significativas de defensa de Israel».

Hizo una referencia específica al sistema de misiles Barak-8, que dijo «proporciona a la marina india nuevas y mayores capacidades de defensa aérea».

En los últimos años, el IAI ha adjudicado varios contratos de sistemas de defensa aérea y antimisiles a la India, incluyendo una serie de acuerdos por valor de $2.500 millones de dólares en los últimos meses.  En  abril, el IAI anunció que se había adjudicado el mayor contrato de defensa en la historia de la industria de defensa de Israel después de firmar un mega-contrato de $1.600 millones de dólares con el Ejército indio por los sistemas avanzados de defensa aérea y de misiles MRSAM, así como sistemas adicionales de defensa aérea y de misiles LRSAM para portaaviones indios.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil