Médicos israelíes son los primeros en implantar un dispositivo para la insuficiencia cardíaca congestiva

Muchos esperan que este nuevo desarrollo sea un gran avance y mejore la vida de millones de personas.

El Prof. Gil Boloton examina al paciente Robert McClaken en el Centro Médico Rambam de Haifa. (Foto: PIOTR FLITR)

Millones de personas en todo el mundo sufren de insuficiencia cardíaca congestiva, que ocurre cuando el corazón es incapaz de bombear lo suficiente para mantener el flujo sanguíneo y satisfacer las necesidades del cuerpo. Los signos y síntomas suelen incluir falta de aliento, cansancio excesivo e hinchazón de las piernas. La enfermedad, que puede ser fatal, no tiene solución médica.

Sin embargo, una nueva patente israelí, implementada por primera vez en el mundo en el Centro Médico Rambam de Haifa, puede cambiar esta situación y convertirse en un «avance terapéutico», dijo el Dr. Yair Peled, el cardiólogo que lo inventó.

Robert McClaken, de 72 años, de Canadá, recientemente hizo historia al convertirse en la primera persona en el mundo en someterse a la cirugía de insuficiencia cardíaca.

McClaken, que ha sufrido de insuficiencia cardíaca severa en los últimos años, llegó a Rambam para someterse al procedimiento. La operación está despertando gran interés en el mundo médico.

McClaken mostró una mejora significativa en su condición y en pocos días será dado de alta y volverá a Canadá.

 

Dispositivo israelí que puede insertarse en el corazón de un paciente para tratar la insuficiencia cardíaca congestiva. (Piotr Flitr)

Se estima que alrededor de 10 millones de personas en todo el mundo sufren de insuficiencia cardiaca diastólica, de las cuales unas 100.000 viven en Israel. Es una enfermedad común que se manifiesta cuando el corazón no se relaja y se expande de nuevo después de que se encoge, un deterioro que daña su funcionamiento como una bomba del cuerpo.

Los síntomas causan deterioro en su condición médica, complicaciones respiratorias, hospitalizaciones repetidas como resultado de edema (acumulación de fluidos en los pulmones y tejidos del cuerpo) y en algunos casos puede ser fatal.

Muchos esperan que este nuevo desarrollo sea un gran avance y mejore la vida de millones de personas.

Peled, que encabeza la nueva empresa israelí CorAssist, y su cofundador Dr. Yotam Reisner, desarrolló un dispositivo CoRolla que se implanta en el corazón y ayuda en el proceso de relajación. Este dispositivo es un tipo de resorte cuya acción se basa en almacenar energía durante la contracción del músculo cardíaco y liberarla durante la relajación para expandir el corazón a su nivel normal.

En una operación mínimamente invasiva, mientras el corazón late, el resorte fue implantado por un catéter en el ventrículo izquierdo del corazón. La patente, desarrollada durante muchos años, está actualmente en ensayos clínicos en seres humanos.

La cirugía fue realizada por el Prof. Gil Bolotin, director del departamento de cirugía cardíaca de Rambam, y el Dr. Arthur Kerner, un médico de la unidad de cardiología invasiva, entre otros. Recibió una aprobación especial del Ministerio de Salud como procedimiento experimental.

«Se espera que más del 40% de los pacientes que están en la condición de Robert mueran dentro de los cinco años de diagnóstico», dijo Bolotin. «De una manera mecánica muy simple, en realidad estamos tratando de resolver un problema médico no satisfecho, a pesar de que da algo de miedo a ser el primero en hacerlo».

McClaken dijo que «ha estado enfermo durante tres años, y la idea de que podría morir está revoloteando en mi cabeza todo el tiempo».

«Cuando escuché que había una posible solución en Israel, tomé un avión y vine», dijo. «Estoy muy feliz de ser la primera persona en el mundo, y tengo la oportunidad de ayudar a otras personas en mi condición».

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.