Jerusalén sin salida al mar, tiene como objetivo atraer visitantes con exóticos acuarios

El primer museo acuático terrestre de Israel abrirá este mes cerca del Zoológico Bíblico, con miles de peces de los mares Mediterráneo y Rojo

Un pez de piedra (frente, centro), uno de los peces en exhibición en el nuevo Acuario de Israel Familia Gottesman (Jessica Steinberg / Times de Israel)

Todos los tanques del acuario Mar Israel, que están llenos de agua de mar artificial, también imitan los hábitats naturales de los peces en su mayoría locales (Jessica Steinberg / Times of Israel)

El acuario, que no abrirá hasta en algún momento de julio, tiene peces marcadores de posición en muchos de los tanques, mientras otros peces se están adaptando a su nuevo hábitat en la zona de cuarentena del acuario (Jessica Steinberg / Times de Israel)

Detrás del enorme tanque que eventualmente albergará tiburones, tortugas marinas, rayas y escuelas de atún en el nuevo Acuario de Israel Familia Gottesman hay un letrero manuscrito en hebreo que dice: «Hay un mar en Jerusalén».

Es un recordatorio de lo improbable que fue este importante esfuerzo, recreando la vida marina en la enclavada y montañosa Jerusalén, como parte del complejo Zoológico Bíblico, a 60 kilómetros del Mar Mediterráneo e incluso más lejos del Mar Rojo. Sin embargo, estos dos cuerpos de agua son dos de los hábitats que el acuario imitará en su instalación de 6.500 metros cuadrados (casi 70.000 pies cuadrados).

De hecho, es el primer acuario en Israel, y el primer acuario público en el Oriente Medio.

«Es un reto llevar esto a Jerusalén», dijo Shai Doron, director general del Tisch Family Zoo de Jerusalén, quien guió a un grupo de periodistas por el nuevo, y aún sin abrir, acuario el miércoles por la mañana. «Tuvimos que hacerlo todo desde cero. Estamos trayendo el mar a Jerusalén.”

El nuevo complejo, construido en los últimos seis años, contiene 30 tanques con miles de peces y criaturas marinas que viven en medio millón de galones de agua de mar, convirtiéndose en el mayor cuerpo de agua de Jerusalén.

Shai Doron, director general del Zoológico Bíblico de Jerusalén y su más reciente adición, el Acuario de Israel, en la entrada a la instalación de 6,500 metros cuadrados (Jessica Steinberg / Times of Israel)

La preparación para este acuario comenzó hace casi 10 años, una combinación del zoológico que recibe cerca de cinco acres de espacio adicional y un plan nacional para aumentar la conciencia de la vida marina.

En este caluroso día de julio, pocas semanas antes de que el acuario se abra con una apertura suave al público, la mayoría de los tanques tienen sólo unos pocos peces en residencia, con escuelas de especies grandes y pequeñas probando sus nuevas aguas.

Muchos de los peces se estaban adaptando a su nueva casa en la zona de cuarentena del acuario, donde un equipo de veterinarios y ecologistas trabajó en la regulación de la temperatura y los niveles del agua de sus nuevos habitantes.

El acuario también colaborará en la investigación marina con instituciones locales e internacionales, bajo la guía de Avi Perevolotsky, ecologista que preside la junta directiva del acuario.

El Acuario de Israel, al igual que el Zoológico de Jerusalén, se concentra en sus nichos naturales, centrándose en la vida marina de las aguas israelíes, incluido el Mar Mediterráneo, el Mar Rojo, aspectos del Mar Muerto y el Mar de Galilea, así como perfeccionando los hábitats de la vida acuática en la región.

El agua de mar del acuario es artificial, pero imita de cerca los hábitats naturales de sus peces residentes (Jessica Steinberg / Times of Israel)

Los tanques imitan los diferentes sistemas de mar en Israel, ya sea mostrando escuelas de peces en las aguas poco profundas de la Playa Dor en el Mar Mediterráneo, o los peces de San Pedro en el Mar de Galilea, nadando alrededor de su tanque de agua dulce que incluye la piedra negra de basílica de la región de Tiberias.

Un tanque enorme que eventualmente albergará miles de peces del Mar Rojo, imitando la experiencia de buceo, es un espacio silencioso y oscuro lleno de cojines y asientos, perfecto para relajarse y concentrarse en los movimientos de los peces.

En los tanques del Mar Rojo, el coral multicolor es artificial, como el agua de mar del acuario, dado que la mayor parte del agua del mar local está demasiado contaminada para el acuario, dijo Doron.

Los tanques son numerosos y variados, ofreciendo una vista cercana de la vida marina, como estas estrellas de mar (Jessica Steinberg / Times de Israel)

«No se puede tomar agua de mar del mar de Tel Aviv», dijo. «No es lo suficientemente buena para nuestras necesidades. No puedes tomar atajos con peces, tenemos que hacerlos sentir cómodos en su nuevo entorno».

Todos los sistemas de soporte de vida del acuario usan un método de recuperación de agua que recicla el agua de exhibición. Al igual que los sistemas sostenibles del zoológico, el acuario utiliza métodos de construcción ambiental, incluyendo un techo verde cubierto con vegetación para absorber agua de lluvia, proporcionar aislamiento y crear un hábitat para la vida silvestre.

También hay un estanque de humedales en la entrada del acuario que actúa como un sistema de filtración de agua para la instalación.

Se hace hincapié en la conservación y preservación de la vida marítima, así como en métodos para proteger la vida marina local y aprender sobre la biodiversidad.

Esos son temas conocidos de otros acuarios de todo el mundo, que sirvieron de inspiración para Doron y su personal. Mencionó varios de sus favoritos, incluyendo los acuarios en Baltimore y Boston, así como en Lisboa, España y Londres.

«Nunca seremos como Atlanta», dijo Doron, refiriéndose al Georgia Aquarium, uno de los más grandes del mundo, financiado por una importante contribución del fundador de Home Depot, Bernie Marcus. «Es como un centro comercial, no hay suficiente agua en el Estado de Israel para llenar un tanque de tres millones de galones».

Su sueño, sin embargo, es ser como el Monterey Bay Aquarium de California, un acuario público sin fines de lucro ubicado en el sitio de una antigua fábrica de conservas de sardinas y con más de 600 especies en exhibición (y la inspiración para el acuario en «Buscando s Dory” de Pixar).

El Acuario Monterey Bay. (CC BY, Jim G, Flickr)

«Esta es la idea en la que estamos trabajando, pero tenemos un largo camino por recorrer», dijo Doron, quien trabajó con una firma estadounidense para concebir el diseño y el enfoque del acuario.

Los mamíferos marinos, por ejemplo, como las ballenas, no tendrán nunca una casa en el acuario de Jerusalén, debido al presupuesto necesario para albergar a las enormes criaturas y la decisión del acuario de centrarse en la vida marina local.

El Acuario de Israel lleva el nombre de la familia Gottesman, que donó la mitad de los NIS 100 millones ($28,5 millones) del proyecto.

Es visto como una bendición para la economía local y el turismo de Jerusalén, dijo Doron, y se basa en el plan nacional de biodiversidad del país, que había recomendado un acuario nacional, con el fin de ayudar a la conservación acuática y la educación en Israel.

Al igual que el zoológico, donde los visitantes pueden entrar en jaulas a través de túneles y huecos para espiar, el nuevo acuario ofrece características similares para aquellos que quieren una vista más cercana (Jessica Steinberg / Times de Israel)

Un 25% de la inversión de NIS 100 millones fue hecha por donantes israelíes, incluyendo una donación de NIS 1 millón ($284.000) a los programas educativos del acuario de la familia Federman, que es propietaria de la cadena Dan Hotels. El Ministerio de Turismo fue otro importante donante, así como la Ciudad de Jerusalén y el Fondo Nacional Judío.

Dado el éxito del zoológico de 24 años, que es la atracción turística más popular de Israel, atrayendo a unos 750.000 visitantes cada año, el sitio había recibido terreno y necesitaba un proyecto de anclaje, dijo Doron.

La adición del acuario interior con aire acondicionado ayudará a aliviar la presión de visitante en el zoológico durante los veranos calurosos y los inviernos lluviosos, dijo.

También estará abierto en las tardes, cuando el zoológico está normalmente cerrado.

El acuario se abrirá en julio y ofrecerá un descuento del 50% para el primer período, con boletos de NIS 40 (alrededor de $11) para niños y adultos y NIS 30 (alrededor de $8.50) para los 54.000 miembros activos del zoo.

El coral en los tanques del Mar Rojo es artificial, pero imita muy bien las características del real (Jessica Steinberg / Times de Israel)

En el futuro, los boletos costarán NIS 90 (alrededor de $25.50) para adultos y NIS 70 (alrededor de $20) para niños, y el zoológico ofrecerá boletos de combinación para el zoológico y el acuario que serán válidos por una semana completa, dado el promedio de visitas de cinco a seis horas de duración en el zoológico, y la hora y media a dos horas que se espera que pasen en el acuario.

También habrá oportunidades de voluntariado para los terratenientes y buceadores con al menos dos estrellas, que quieren la oportunidad de limpiar las algas en los tanques de peces durante cuatro horas a la semana.

«Es el único lugar en Jerusalén donde se puede bucear en alta mar», dijo Doron.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil