Israel Aerospace se vuelve voraz por las adquisiciones de ciberseguridad

Después de agarrar dos firmas internacionales la semana pasada, el IAI está en la búsqueda de más, ya que designa al sector como clave para el crecimiento.

El nuevo sistema de alerta de colisiones de IAI ayuda a alertar a los pilotos de combate sobre
colisiones con aviones civiles (Cortesía)

Industrias Aeroespaciales de Israel, la mayor empresa aeroespacial y de defensa del país, pla- nea nuevas adquisiciones de empresas para reforzar su negocio de ciberseguridad y acceder a mercados extranjeros, dijo Esti Peshin, Gerente General de la División de Cibernética ​​de IAI, en una entrevista con The Times of Israel .

IAI dijo la semana pasada que estaba invirtiendo millones de dólares en dos compañías ciber- néticas en Holanda y Hungría para expandir sus actividades de investigación y desarrollo. En Holanda, IAI invirtió en Inpedio BV, un proveedor de soluciones de seguridad cibernética para gobiernos y empresas. En Hungría, IAI invirtió en Cytrox, que proporciona a los gobiernos solu- ciones para el diseño, gestión e implementación de inteligencia cibernética, así como nuevas formas de recopilar información de dispositivos finales y servicios en la nube.

La inteligencia cibernética es información que se puede encontrar sobre individuos y grupos en Internet, medios sociales, la web oscura o la nube. Es la capacidad de recopilar y analizar infor-mación del ciberespacio con fines de inteligencia, al igual que las agencias de inteligencia utili- zan la inteligencia visual o la inteligencia de señal.

IAI está aumentando sus capacidades de inteligencia cibernética a través de inversiones y posiblemente a través de fusiones y adquisiciones en el futuro, dijo Peshin en una entrevista telefónica. Además, debido a que la ciberseguridad es un negocio global, la compañía buscará «adquirir participaciones en compañías que también son compañías globales» ya que esto ayu- dará a abrir puertas a los mercados extranjeros.

«Para poder funcionar bien en ciertos países tenemos que estar presentes allí en forma de una filial o en operaciones reales», dijo. «Por lo tanto, teniendo en cuenta esta estrategia global, vamos a considerar las futuras fusiones y adquisiciones en este contexto, cómo y cuándo decidimos seguir eso».
La seguridad cibernética ha sido designada por el IAI como un campo estratégico y motor de crecimiento para la firma.

Esti Peshin, Gerente General de la División Cibernética de IAI (Cortesía)

Las actividades cibernéticas se concentran en tres áreas: proporcionar a las naciones software y tecnologías de seguridad cibernética de extremo a extremo; proporcionar a las fuerzas del orden y las agencias de inteligencia herramientas para reunir la inteligencia cibernética de ma- nera sigilosa y dar sentido a la información recopilada; y la creación de tecnologías que ayuda- rán a proteger mejor a la aviación y las industrias marítimas, que están experimentando un aumento de la digitalización.

El negocio cibernético de IAI ha crecido «muy significativamente» desde que fue creado en 2013, dijo Peshin. En 2016 la división cibernética tenía ventas de $100 millones, todavía una pequeña fracción de los ingresos totales de IAI de $3.6 mil millones.

Para proporcionar a las naciones soluciones de extremo a extremo, la división cibernética de IAI creó el año pasado su programa de consorcios IC3 que incluye a 10 de las principales empresas de seguridad cibernética de Israel, incluyendo Check Point Software Technologies Ltd., CyberArk, Verint, ClearSky y CyberX.

Sus áreas de especialización complementarias ayudan a IAI a dar a los clientes la cobertura de seguridad más amplia posible, dijo Peshin. «Hasta donde yo sé, hay alrededor de una decena de empresas en todo el mundo que son capaces de hacer eso».

El consorcio IC3 provee competencias complementarias

Las empresas a nivel mundial han estado invirtiendo en tecnologías cibernéticas para mantenerse a salvo a sí mismas y a sus clientes, a medida que los ciber delincuentes y las naciones se vuelven cada vez más audaces en sus ataques de hackeo.

Israel es visto como un líder mundial en seguridad cibernética. Sesenta y cinco nuevas empre- sas cibernéticas se establecieron en Israel en 2016, y la nación mantuvo su posición de lideraz- go como centro mundial de innovación en ciberseguridad, según un informe de la organización sin fines de lucro Start-Up Nation Central (Central de la Nación de Nuevas Empresas)

En marzo, el IAI dijo que el consorcio IC3 obtuvo un contrato por un valor de decenas de millones de dólares para establecer un centro cibernético nacional en un país de América Latina.

IC3 todavía no está proporcionando a Israel sus soluciones, dijo Peshin, ya que se estableció sólo después de que el gobierno israelí «comenzó a implementar sus estructuras cibernéticas. Ahora estamos en contacto con varias organizaciones para hacer algún tipo de recuperación en esto porque creo que las tecnologías pueden ser de gran ayuda para el gobierno israelí. »

En sus actividades de inteligencia cibernética, el software de IAI ayuda a las agencias de inte- ligencia a recolectar información centrada en las redes de TI, teléfonos celulares y servicios basados ​​en la nube en un mercado saturado de pequeñas empresas que ofrecen una amplia variedad de capacidades de inteligencia.

«Somos considerados un jugador fuerte en esta área para capacidades de inteligencia especia-lizadas», dijo Peshin. «Ofrecemos una gama muy amplia con la capacidad de integrarlas en una sola visión holística».

Se necesitan sistemas inteligentes

Peshin sirvió durante 11 años como subdirector de una unidad de tecnología de élite en el ejército israelí y ocupó varios puestos en el sector privado antes de establecer las actividades cibernéticas del IAI en 2013.

Un sistema inteligente debe ser capaz de obtener acceso a información que puede estar fácilmente disponible u ocultada, necesita determinar qué es importante, y debe hacerlo de una manera sigilosa, dijo.

«A los servicios de inteligencia no les gusta que la gente sepa que están recopilando información sobre ellos, necesitan hacerlo de una manera que no deje señales reveladoras», dijo. «Así que eso es la esencia de lo que estamos haciendo.»

La tercera área que IAI persigue es la creación de soluciones cibernéticas para la aviación y las industrias marítimas: proporcionar tecnologías para ayudar a proteger los aviones, aeropuertos, puertos marítimos y buques contra los ciberataques.

«Esto es algo que hemos estado haciendo durante el último año y medio y ahora estamos en fases muy avanzadas», dijo Peshin, quien agregó que la compañía está en conversaciones con «varias partes interesadas y socios de diseño para implementar nuestra solución».

Ella es cautelosa al momento de revelar más detalles debido a la «extrema sensibilidad» de la materia, dijo.

Ilustrativo: Cabina de un Airbus A321. (Ercan Karakas / GNU libre / Wikipedia)

«Todo sistema informático es vulnerable a ataques cibernéticos; es sólo una cuestión de lo persistente que sea el atacante», dijo Peshin. «Hoy en día los sistemas de aviación son cada vez más informatizados. Los aviones modernos son esencialmente centros de datos aéreos. Mucho trabajo se está haciendo para asegurarse de que tienen las vulnerabilidades más bajas posible ante los ciber ataques. Pero cuando hablamos de sistemas computarizados, soy de la opinión de que no existe un sistema que sea inmune».

Y es por eso que se necesitan tecnologías especializadas, dijo. «Creemos que este negocio va a ser muy grande porque los aviones y los buques son hoy la esencia de la economía global.Tienes que ser capaz de protegerlos», dijo Peshin.

El conocimiento está creciendo y la regulación sobre el tema está «empezando a ponerse en marcha» a nivel mundial, dijo. El conocimiento de la aviónica de IAI y sus capacidades cibernéticas la colocan en una «posición única» para liderar en esta área, dijo.

«Creo que este será un negocio muy importante y creciente para IAI», dijo. «No hay muchas compañías en todo el mundo que tengan ambas capacidades.»

 

Fuente: The Times of Israel
Traducido: Consulado General H. de Israel en Guayaquil