Arqueólogos investigarán antigua Pirámide en las Colinas de Judea

El sitio es el más grande y mejor preservado de un puñado de complejos mortuorios cubiertos por una pirámide en Israel que se remontan a las eras del Segundo Templo y Romano

Una estructura piramidal escalonada remontándose al período Romano en Khirbet Midras en las Colinas de Judea.

La excavación de verano en Khirbet Midras tratará de determinar quién repobló la ciudad después de la ruina en la revuelta de Bar Kochba.

Una enigmática y poco conocida pirámide al sudoeste de Jerusalem será excavada por primera vez este verano en un esfuerzo por determinar quién la construyó y cuándo.

Los arqueólogos de la Universidad Hebrea comenzarán la excavación en la pirámide en Khirbet Midras, en las Colinas de Judea al sur de Beit Shemesh, por primera vez en julio. La excavación de este verano es la segunda temporada de excavaciones en Khirbet Midras, pero la primera en la cual los científicos intentarán descubrir más sobre la enorme estructura.

La pirámide Khirbet Midras se cree que es la más grande y mejor preservada de un puñado de complejos mortuorios cubiertos por una pirámide en Israel que se remontan a las eras del Se- gundo Templo y Romana. La estructura fue documentada por primera vez por el director de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA por sus siglas en inglés) Levi Yitzhak Rahmani durante una encuesta del lugar en los años 1950.

Khirbet Midras es uno de los varios sitios de antigüedades localizados dentro del Parque Nacio- nal Adullam Grove, y la Autoridad de Naturaleza y Parques de Israel suministrará asistencia con la excavación.

Aunque sus grandes homólogos egipcios son más grandes y mejor conocidos, los judíos aparen-temente empezaron a construir tumbas cubiertas por una pirámide durante el final del período del Primer Templo y a través del período del Segundo Templo. El libro de Macabeos 1 describe có- mo Simon Macabeo erigió un monumento cerca de Modiin con “siete pirámides una frente a la otra por su padre y su madre y sus cuatro hermanos” muertos en el levantamiento contra los griegos seléucidas.

Orit Peleg-Barkat, una profesora de arqueología de la Universidad Hebrea, dijo que ella creía que una de las tumbas talladas en la ladera de piedra caliza debajo de la pirámide puede haber es- tado asociada con el monumento.

“Lo más probable es que fueran enterramientos judíos”, dijo ella en una entrevista telefónica, pero la datación de la pirámide ayudaría a determinar eso con mayor certeza.

Este año ella y su equipo de arqueólogos y voluntarios excavarán alrededor de la base de la pirámide con la esperanza de encontrar restos que ayudarán a fechar el monumento, y salvando eso, tratarán de levantar algunas de las piedras para investigar alrededor del interior por pistas.

Construir un monumento –conocido en hebreo como un nefesh -para acompañar la cueva de entierro era “una manera para los judíos de conmemorar su muerte” durante los períodos he- lenístico y romano. Monumentos similares remontándose a este período pueden ser encontrados en las colinas que rodean Khirbet Midras, así como también en Jerusalem.

Pero no esperen algo que se vea como la Gran Pirámide de Giza de Egipto, dijo la directora de la excavación Peleg-Barkat. “Es un tipo diferente de pirámide”, una escalonada, más rugosa y significativamente más pequeña, para empezar.

La altura original de la pirámide es incierta, pero la base tiene alrededor de 10 metros (33 pies) cuadrados, y corre cinco niveles de alto de bloques de piedra caliza toscamente cortados. La estructura piramidal se yergue a alrededor de 3.5 metros (12 pies) de altura hoy, y el arqueólogo Boaz Zissu de la Universidad Bar Ilan, quien ha escrito sobre el lugar, postuló que el monumento puede haber tenido 4.8 metros (16 pies) de altura cuando fue completado.

En la excavación de julio, Peleg-Barkat y su equipo estudiarán varias áreas del lugar, incluyendo la pirámide, en un esfuerzo para determinar quién repobló el sitio después de la revuelta de Bar Kochba del 132-135 de la Era Común, y cuándo fue construida la estructura. El equipo de la Universidad Hebrea también excavará una estructura grande de sillar que puede ser los restos de un templo romano, y otros restos anteriores en el sitio.

Una sección de Khirbet Midras fue excavada por la IAA entre el 2010 y el 2011 después que una excavación ilegal fue encontrada en el lugar. Los arqueólogos determinaron que el pueblo estuvo habitado desde el período Persa Tardío o Helenístco (siglo IV Antes de la Era Común) hasta su cénit en el período Romano, en la víspera de la revuelta de Bar Kochba. El sitio fue parcialmente destruido y abandonado durante el segundo levantamiento importante contra los romanos, y más tarde repoblado.

Las excavaciones de la IAA en Khirbet Midras descubrieron un gran y elaborado mosaico perteneciente a una iglesia construida durante el período Bizantino y complejos clandestinos subterráneos remontándose al período de disturbios entre la Gran Revuelta del 66-70 de la Era Común y la revuelta de Bar Kochba seis décadas después.

Un detalle de un suelo de mosaico de un edificio de la era Bizantina recientemente desenterrado en el sur de Israel.

Cuándo la ciudad fue repoblada, y por quién, sigue siendo una cuestión crucial. Durante la exca-vación del año pasado, Peleg-Barkat y su equipo empezaron a desenterrar un gran edificio de piedra caliza que los investigadores anteriores creyeron que era una sinagoga. “Los elementos arquitectónicos decorados que nosotros descubrimos en el edificio y sus alrededores se corresponden con la tradición romana típica para nuestra región en los siglos II y III de la Era Común”, escribió ella en un informe preliminar sobre la excavación.

Peleg-Barkat especula que la arquitectura “caracteriza a los templos paganos durante el período romano”, pero señala que la identidad de la estructura no está absolutamente clara.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Guayaquil



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.