Después de que el CDHNU adopta 5 resoluciones anti-Israel, el Reino Unido se compromete a oponerse a todas las futuras similares movidas

EE.UU. y Togo se oponen a las cinco mociones en el Consejo de Derechos Humanos

Londres apoya 2 de los votos, pero prohíbe el sesgo y el ‘enfoque selectivo’ sobre Israel, pone al consejo ‘sobre aviso’ de que es mejor que cambie

El Consejo de Derechos Humanos durante un diálogo interactivo con la Comisión Independiente de Investigación sobre la guerra Israel – Hamás de 2014 en la Franja de Gaza el 29 de junio de 2015 en Ginebra, Suiza. (Foto de la ONU)

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó el viernes cinco resoluciones críticas contra Israel, a pesar de la oposición de Estados Unidos y una crítica sin precedentes del Reino Unido.

Gran Bretaña apoyó dos de las cinco resoluciones, pero amenazó con votar en contra de cualquier moción futura contra el Estado judío debido al «sesgo» por parte del organismo de la ONU.

«Estamos poniendo al Consejo de Derechos Humanos sobre aviso», advirtió Gran Bretaña en un comunicado. «Si las cosas no cambian, en el futuro adoptaremos una política de votar contra todas las resoluciones concernientes a la conducta de Israel en los Territorios Ocupados de Siria y Palestina».

El Consejo de 47 miembros aprobó cinco resoluciones sobre presuntos abusos de los derechos humanos de Israel: 1) se aprobó una votación sobre «Los derechos humanos en el Golán sirio ocupado», con 26 votos a favor, 3 en contra y 18 abstenciones; 2) una resolución titulada «Garantizando la responsabilidad y la justicia para todas las violaciones del derecho internacional en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental», obtuvo 30 votos a favor, 2 en con- tra y 15 abstenciones; 3) 43 miembros votaron a favor de una resolución llamada «Derecho del pue- blo palestino a la libre determinación», mientras que 2 votaron en contra y 2 se abstuvieron; 4) la resolución «Situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado, incluida Jeru- salén oriental, obtuvo 41 votos a favor, 2 en contra y 4 abstenciones; 5) una resolución que con- dena a Israel tuvo 36 votos a favor, 2 en contra y 9 abstenciones.

Estados Unidos y Togo votaron sistemáticamente en contra de las cinco resoluciones.

El Reino Unido rompió con los otros países europeos, votando «no» en la resolución condenando presuntos abusos contra los derechos humanos en los Altos del Golán. Votó a favor de dos de las resoluciones «de acuerdo con una política de larga data» y «serias preocupaciones» acerca de la actividad de asentamientos israelíes, las demoliciones y el uso de la detención administrativa, y se abstuvo en otras dos.

La misión del Reino Unido ante la ONU emitió una declaración en la que dijo que si bien votó «no» en la resolución de Siria, esto no significó un reconocimiento de la anexión de Israel del territorio en 1981.

El Primer Ministro Benjamin Netanyahu se reúne con la Primera Ministra del Reino Unido, Theresa May, en 10 Downing Street, Londres, 6 de febrero de 2017. (Kobi Gideon / GPO)

La misión británica también criticó al organismo de la ONU como parcializado y demasiado enfocado en Israel.

«En ninguna parte es más rígido y absurdo el desproporcionado enfoque sobre Israel, que en el caso de la resolución de hoy, sobre la ocupación del Golán de Siria», dijo el comunicado del Reino Unido.

«El régimen de Siria ataca y asesina a su gente a diario. Pero no es Siria el que es un tema permanente en la agenda del Consejo; es Israel.

«No podemos aceptar el mensaje perverso enviado por una resolución del Golán de Siria que señala a Israel, mientras Assad continúa matando al pueblo sirio», dijo.

«Israel es una población de ocho millones en un mundo de siete mil millones», dijo el comunicado. «Sin embargo, desde su fundación, el Consejo de Derechos Humanos ha adoptado 135 reso- luciones específicas para países; 68 de éstas contra Israel.

«La justicia es ciega e imparcial. Este enfoque selectivo sobre Israel no es ninguna de ellas».

El Reino Unido también recordó al Consejo que debe «reconocer la persistencia del terrorismo, la incitación y la violencia que Israel enfrenta. Según el informe del Cuarteto del año pasado, hubo 250 atentados terroristas, lo que provocó la muerte de al menos 30 israelíes. Los renovados esfuerzos de Hamas para reconstruir sus túneles, constituyen una grave preocupación. Continúa el flagelo de la incitación antisemita y la glorificación del terrorismo. Y mientras los terroristas sean tratados como mártires, la paz resultará lejana».

«Israel es el único país que está permanentemente en la agenda del Consejo de Derechos Humanos», agregó el Reino Unido en referencia al punto 7 del orden del día, un acto permanente que requiere que el Consejo discuta tres veces al año los presuntos abusos de los derechos humanos cometidos por Israel contra palestinos.

Israel es el único tema específico de un país que tiene un lugar permanente en la agenda del Consejo, una apertura para el debate sobre el Estado judío que a menudo ve críticas anti-Israel por parte de los estados árabes y musulmanes en las reuniones del Consejo.

El embajador de Israel ante la ONU Danny Danon dijo que el CDHNU «se ha convertido en la rama más notoria del movimiento BDS. Es hora de poner fin a esta campaña contra Israel», en referencia al movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones, y dijo que la resolución del orga- nismo sobre Siria era «ridícula».

El CDHNU culpó a la soberanía israelí en el Golán por el sufrimiento en Siria. Ridículo.

– Embajador Danon (@dannydanon) 24 de marzo de 2017

Este Consejo se ha convertido en la rama más notoria del movimiento BDS. Es hora de poner fin a esta campaña contra Israel.

– Embajador Danon (@dannydanon) 24 de marzo de 2017

Antes de los votos, Estados Unidos emitió el lunes un fuerte reproche contra el CDHNU y boico- teó una discusión sobre los presuntos abusos contra los derechos humanos cometidos por Israel. Estados Unidos también ha amenazado con retirarse totalmente del organismo de la ONU por su enfoque en Israel.

«Estados Unidos se opone fuerte e inequívocamente a la existencia del punto 7 del Orden del Día del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas:» Situación de los derechos humanos en Palestina y otros territorios árabes ocupados», dijo Mark Toner, portavoz en funciones, en un comunicado.

Toner dijo que el artículo amenaza la credibilidad del Consejo.

«Las acciones de hoy en el Consejo son otro recordatorio del prejuicio a largo plazo de ese cuer- po contra Israel», dijo. «Ninguna otra nación tiene un tema entero dedicado a ella en el Consejo. La continuidad de este punto del orden del día es una de las mayores amenazas a la credibilidad del Consejo. No sirve a los intereses del Consejo distinguir a un país en un asunto desequili- brado».

El secretario de Estado designado Rex Tillerson testifica en el Capitolio en Washington, el miércoles 11 de enero de 2017, en su audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado.
(Foto de AP / Steve Helber)

El mes pasado, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, exhortó al Consejo de Derechos Humanos por un «impresionante doble discurso» y «atroces resoluciones sesgadas» contra Israel, durante una conferencia de prensa después de su primera reunión con el Consejo de Seguridad de la ONU.

La semana pasada Tillerson envió una carta a nueve grupos sin fines de lucro en la que explicó que Estados Unidos puede renunciar al Consejo de Derechos Humanos a menos que haga reformas, informó la Política Exterior.

Mientras tanto, dijo Tillerson, Estados Unidos reiteraría su «fuerte objeción de principios a la agenda parcializada del Consejo de Derechos Humanos contra Israel».

Tillerson escribió que Estados Unidos estaba preocupado también por la membresía en el con- sejo de países acusados ​​de violaciones de derechos humanos, como China, Egipto y Arabia Saudita.

Si el gobierno del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, opta por no participar en el CDHNU, no sería el primero en rechazar el cuerpo.

Cuando el CDHNU fue creado a partir de la desacreditada Comisión de Derechos Humanos de la ONU en 2006, el entonces presidente estadounidense George W. Bush se negó a unirse al nuevo grupo, creyendo que carecería de credibilidad y que, al igual que su predecesor, permitiría que violadores de los DD.HH. se conviertan en miembros.

En 2009, el presidente Barack Obama revirtió esa decisión, con la esperanza de mejorar la
CDHNU.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.