Ley israelí da gran paso hacia adelante

ci_noti_mar070616

Por David H. Schapiro*

Esta semana, Israel, la «nación de nuevas empresas» dio un importante paso adelante al permitir que los extranjeros hagan negocios en Israel
Ayelet Shaked, Ministra de Justicia de Israel

Imagínese tratar de constituir una sociedad en Delaware con un Certificado de Incorporación hebreo.  O ¿qué pasa con una presentación de la UCC de un acuerdo de seguridad que está en hebreo?

Y ¿qué tal tratar de unirse a la junta directiva de una empresa pública, pero se le informe que debe servir por 3 años, tendrá una mayor responsabilidad y riesgo de demanda, pero que difícilmente se le puede pagar por ello?

Esta semana, Israel, la «nación de nuevas empresas» dio un gran paso hacia adelante al permitir que los extranjeros hagan negocios en Israel y, al mismo tiempo, permitir a las empresas públicas israelíes atraigan a extranjeros para unirse a su consejo de administración.

La Ministra de Justicia firmó dos modificaciones aparentemente menores y cortas a una normativa que ahora tiene gran alcance y consecuencias dramáticas.

A partir del próximo mes, todos los documentos presentados en Israel ante el Registrador de Empresas, que habla hebrero, se pueden presentar en inglés. Esto significa que las empresas pueden estar formadas, por estatutos cambiados e intereses de seguridad registrados utilizando inglés, que no es una lengua oficial del Estado de Israel (Mientras que Israel es un país multilingüe, sus lenguas oficiales y legales son hebreo y árabe– no inglés). Estos documentos pueden ahora ser presentados en inglés y el inglés es el idioma que regenta el documento.

El papel especial de Israel como una de las capitales de nuevas empresas del mundo, junto con M & A dramáticos e inversión extranjera entrante, han creado un ambiente que ha permitido desregular a muchos servicios tradicionales, simplificado y fácil de usar. Gente de negocios que no hable hebreo ya no tendrán que firmar documentos corporativos en hebreo, a pesar de que no tengan conocimiento de la lengua hebrea. Mientras esto sucede en muchos países del mundo, Israel ahora ha aumentado la manera en que anima a los extranjeros a hacer negocios en Israel. Mientras que las nuevas regulaciones requieren que una traducción de «conveniencia» en hebreo sea presentada ante el registrador, esta traducción no es una traducción oficial y es para facilitar la lectura solamente.

La otra enmienda aprobada esta semana afecta a las más de 100 empresas israelíes que cotizan en las bolsas de valores en todo el mundo. Desde la década de 1990, las empresas públicas israelíes tenían que cumplir con las reglas del gobierno corporativo en Israel, así como en jurisdicciones extranjeras. Uno de los aspectos más singulares de este doble juego de reglamentos se relacionaba con la necesidad de nombrar a directores «sector público». Estos directores especiales sirven por un período mínimo de tres años y deben ser miembros del comité de auditoría y, en general son vistos como teniendo un nivel adicional de responsabilidad corporativa. La mala noticia es que su retribución anual era extremadamente limitada. Bajo las nuevas normas, las empresas que comercian en el exterior que cumplan con las normas de gobierno corporativo de la zona y que no tienen control de los accionistas, pueden optar por dejar la norma que obliga a los directores del sector público y todo lo que esto conlleva. Yo esperaría que este cambio de lugar a un aumento en el número de extranjeros que se unen a los consejos de administración de las empresas israelíes que cotizan doble, como consejeros independientes. Este cambio mejorará aún más la calidad de los consejos de administración de las empresas públicas.

*El autor es socio mayoritario de  la firma legal israelí Yigal Arnon & Co.

 

 

Fuente: Dun’s 100
Traducción: Consulado General H. de Guayaquil



Este sitio web únicamente utiliza cookies propias con finalidad técnica, no recaba ni cede datos de carácter personal de los usuarios sin su conocimiento. Sin embargo, contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas a las de Consulado General Honorario de Israel que usted podrá decidir si acepta o no cuando acceda a ellos.