Insectos comestibles israelíes podrían poner fin al hambre en el mundo

ci_noti_lun200715
Itongadol/AJN.- Millones de personas sufren de falta de proteínas, lo que es especialmente peligroso para los niños. Ante el crecimiento de la población mundial en los próximos años, la humanidad necesita más y más baratas fuentes de proteína.

El problema está resuelto, según Dror Tamir, dueño de una empresa que puede proporcionar una fuente saludable, barata y alternativa de proteínas para los millones de niños que carecen de otras fuentes. Su plan, según él, va a mejorar la salud, dar a las familias seguridad alimentaria y empleo, y ayudará al medio ambiente. ¿Cómo? «Estamos generando insectos comestibles para los humanos», destacó Tamir.

Su compañía, Steak TzarTzar – palabra que significa grillo – fundada junto a Ben Friedman y Chanan Aviv, tiene como objetivo ser la primera en cultivar insectos comestibles usando métodos de alta tecnología para hacerlos crecer rápidamente de una manera organizada, en condiciones sanitarias.

En un mundo donde la proteína falta y será cada vez más difícil de conseguir, ya que la población mundial crecerá a 9 mil millones en 2050, los insectos y especialmente los saltamontes son una fuente sin explotar. Según Tamir, los saltamontes no sólo son más saludables que la mayoría de las fuentes de proteínas, sino que también más baratos y más ecológicos.

Sin suficientes proteínas, los peligros para la salud abundan. La falta de proteínas puede dañar el desarrollo de los niños, dañar su sistema inmunológico y acortar su esperanza de vida. El ganado no es una fuente viable de proteínas para la mayoría de la gente, ya que es demasiado costoso y perjudicial para el medio ambiente.

«Queríamos una fuente alternativa de proteínas y encontramos que los insectos son la solución más fácil», resaltó Tamir.

Fuente: Diario Iton Gadol