Escritores emiratíes elogian innovación y logros de Israel y llaman a beneficiarse de su experiencia

Dubái Foto: Paule Knete Pixabay

Tras el acuerdo de normalización de relaciones entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel, escritores en los medios de comunicación emiratíes elogiaron los logros científicos y tecnológicos de Israel y pidieron a los árabes aprender y beneficiarse de su experiencia. En un artículo publicado el 19 de agosto, 2020 en el diario Al-Bayan, el abogado y figura de los medios de comunicación Dr. Yousuf Al-Sharif, describió a Israel como un país que, desde su creación, ha enfrentado muchos desafíos difíciles por sí mismo y al mismo tiempo logró alcanzar logros impresionantes en áreas de tecnología militar, lucha contra el terrorismo, industrias, agricultura y riego. Aprender de esta experiencia dijo, puede ayudar a los árabes a mejorar su seguridad y capacidades anti-terrorismo y desarrollar industrias avanzadas como forma de resolver su problema de desempleo.

Manahel Thabet, experta en economía de la información de origen yemení residente en Dubái, presentó argumentos similares en un artículo publicado por el diario Al-Bayan el 21 de agosto, 2020 en el que enumeró los logros científicos de Israel y lo describió como líder mundial en investigación y tecnología. Acogiendo con beneplácito un acuerdo que ha sido firmado por una empresa de tecnología emiratí y una israelí tras el acuerdo de normalización de relaciones, [1] Thabet expresó su esperanza de que se firmen muchos acuerdos adicionales, proveyendo “una oportunidad de oro para superar el estancamiento científico que ha afligido a los árabes desde el siglo 12”.

Los siguientes son extractos traducidos de los dos artículos:

Figura en los medios de comunicación emiratíes Dr. Yousuf Al-Sharif: Debemos aprender el secreto del éxito y resistencia de Israel a pesar de las muchas amenazas a su seguridad

El abogado y figura en los medios de comunicación, el Dr. Yousuf Al-Sharif, escribió en su artículo, titulado “¿Qué podemos aprender de Israel?”: En una valiente acción política y diplomática, nuestro país, los Emiratos Árabes Unidos, la tierra de paz y seguridad, firmó un histórico acuerdo de paz con Israel junto al establecimiento de lazos bilaterales con este en muchas área y dominios. Tenemos mucho que aprender de la experiencia israelí en muchas áreas. ¿A qué experiencia me refiero y qué podemos aprender de Israel?

En los 70 años desde que este declaró su independencia, Israel se ha enfrentado a muchos desafíos: los desafíos de establecer un estado en las circunstancias que prevalecían para ese momento y mantener su seguridad en medio de este histórico conflicto. Esto es experiencia de la cual nosotros podemos beneficiarnos y estudiar en profundidad, dejando de lado nuestras emociones y simpatía por algún bando a expensas del otro. El hecho es que Israel se ha destacado en mantener su seguridad. Algunos pueden atribuirle esto al hecho de que, tal como el ‘niño mimado’ de los Estados Unidos, recibe armas avanzadas provenientes de ese país, pero esa no es la única razón. Israel tiene planes estratégicos militares y de defensa que le permitieron mantenerse firme durante este período, a pesar de todas las guerras que abiertamente libró, ambas directa e indirectamente, las que casi amenazan su existencia. Debemos beneficiarnos de esta experiencia y medir analizando los secretos que llevaron a sus exitosos resultados.

En años recientes, el mundo ha sufrido del terrorismo en todo el continente, con atentados y ataques terroristas que han alcanzado a muchos países de todo el mundo. Muchos países avanzados de Europa no protegieron sus ciudades ni a sus ciudadanos. Esta fue una experiencia desgarradora que socavó los sistemas de seguridad y estabilidad del mundo y el fracaso es debido a la debilidad o a la infiltración de los aparatos de inteligencia militar. El aparato de inteligencia militar y general de Israel es uno de los más poderosos del mundo y posee tecnología militar que ha desarrollado ampliamente a lo largo de los años, como un escudo que contribuye a los esfuerzos para detener el avance del terrorismo global. En esta área en particular, muchos han tratado de cooperar con Israel y beneficiarse de esta tecnología. Pero esta tecnología nunca llegó a nuestros países árabes y no nos beneficiamos de ello, aunque la necesitemos desesperadamente ante las continuas amenazas que plantean muchos elementos que buscan infiltrarse en nuestros asuntos internos árabes. De hecho, necesitamos de esta tecnología para resguardar nuestros países y proteger la vida de nuestros pueblos. Debemos ser realistas y reconocer que Israel y las empresas israelíes que trabajan en esta área están más avanzadas que las [otras] empresas del mundo y están varios pasos por delante de estas. Esto significa que podemos obtener muchos beneficios debido a los lazos que compartiremos con Israel en los próximos años.

“Además del área de seguridad, otro sector que deberíamos estudiar en profundidad es la industria de Israel, que produce el 26,5% de su PIB y emplea al 17% de sus ciudadanos, cifras que reflejan la superioridad industrial y la rica y vasta experiencia de Israel en este ámbito». Esta experiencia puede beneficiarnos si la importamos a nuestros países, que sufren de desempleo y requieren iniciativas de la propia industria para ponerle fin. En este contexto, también podemos beneficiarnos de la experiencia de Israel en el área de la agricultura, especialmente en los sistemas de riego avanzados que tomarán la delantera en el futuro, debido a la disminución de las [fuentes] de agua del mundo que amenazan la vida humana en el planeta…” [2]

Manahel Thabet, experta en economía de la información: Israel es líder mundial en ciencia e investigación; debemos aprender de ellos y cooperar con él

La experta en economía de la información Manahel Thabet, también pidió aprender sobre la excelencia de Israel en las ciencias y tecnología. Ella escribió: «La ciencia significa agregarle el conocimiento de otras personas al de uno propio… ¿Quién es Israel, en [el mundo] de la ciencia? ¿Cómo podemos beneficiarnos de su experiencia científica? Permítanme intentar responder estas preguntas… Muchos países del mundo se apresuraron a darse cuenta de la importancia de cambiar a una economía basada en la información. Uno de estos países es Israel, que abandonó su economía agraria en favor de una basada en la información. Su interés por la ciencia y el conocimiento fue un elemento importante en el objetivo al que se propuso por sí mismo: sobresalir en los campos industrial y militar y en todos los demás, sobre la base de una estrategia bien ordenada y con objetivos claros, orientados a cultivar la investigación científica en todos los campos del conocimiento.

Israel gasta alrededor del 4,7% de su ingreso nacional en investigaciones científicas y sus universidades obtienen altos puntajes en las clasificaciones mundiales en el área de educación… Este posee 55 instituciones de educación superior, incluyendo ocho universidades… Israel se dedica a estudios en profundidad, que forman la base principal de sus estrategias en todos los ámbitos y campos. Sus instalaciones educativas adoptan el modelo alemán y el [enfoque] elitista, que hace hincapié en las investigaciones científicas y en un aprendizaje superior. A partir de esta percepción, cultivó la infraestructura científica que le dio acceso a sus avanzadas capacidades científicas. Lo hábil de sus programas de investigación y desarrollo se manifiestan en [las actividades de] algunas de sus instituciones de gobierno, incluso el Centro de Investigaciones Nucleares, el Consejo Nacional de Investigación y Desarrollo Civil [del Ministerio de Energía] y sus departamentos… las incubadoras tecnológicas [del Ministerio de Economía] y en los acuerdos de cooperación científica y tecnológica que Israel ha firmado con muchos de los países desarrollados del mundo.

Las investigaciones científicas en Israel se centran en el campo de la informática y las computadoras, la industria de la información, la industria del software, la ciencia y tecnología nuclear, el estudio del espacio y sus aplicaciones y la tecnología biológica y médica… Israel lidera el mundo en producción e investigaciones. Los investigadores israelíes han publicado 138.881 estudios bien realizados en revistas científicas. [Estos son] estudios de alta calidad, tal como lo demuestra el hecho de que han sido citados 1.721.735 veces… En cuanto a las patentes [israelíes], estas son la indicación más evidente de la [brecha] existente entre los árabes e Israel, que ha registrado alrededor de 16.805 patentes…

Quedaré satisfecha con esta evaluación y reiteraré la afirmación que hice al comienzo de este artículo – ‘Ciencia significa agregar el conocimiento de otras personas al de uno propio’ – con el fin de aclarar que debemos cooperar con Israel en el campo de la ciencia, basados en el respeto por el otro y sin subestimarlo, ni despreciarlo… El primer indicio de esta cooperación científica es la gran iniciativa de APEX, la empresa nacional de inversión de los EAU especializada en el desarrollo de la investigación, que ha firmado [un acuerdo] con una empresa israelí en la misma área de investigaciones en un esfuerzo serio para realizar investigaciones científicas y encontrar una vacuna para tratar el coronavirus. Necesitamos muchos más acuerdos de este tipo y esta puede ser una oportunidad de oro para superar el estancamiento científico que ha afligido a los árabes desde comienzos del siglo 12.

“Permítanme concluir bendiciendo el sabio liderazgo del gobierno de los Emiratos Árabes Unidos y sus esfuerzos para acabar con los complejos que [otros] gobiernos árabes no han podido encontrarles cura alguna excepto destrucción, guerras y devastación. Debemos recordar que la paz se hace solo en medio de desacuerdos, [basados en] el respeto por el otro”. [3]

[1] La referencia aquí es a un acuerdo firmado el 15 de agosto, 2020 entre la empresa emiratí APEX National Investment y el grupo israelí Tera con el propósito de cooperar en las investigaciones y desarrollos relacionados con el COVID-19.
[2] Al-Bayan (EAU), 19 de agosto, 2020.
[3] Al-Bayan (EAU), 21 de agosto, 2020.
Fuente: MEMRI

 

Fuente: Aurora Digital