Netanyahu: “Es un día histórico y de felicidad para todos los israelíes”

El primer ministro brindó una conferencia de prensa horas después de que la delegación israelí aterrizara por primera vez en los EAU. Los beneficios económicos, el contrapunto por la venta de aviones F35 y los avances con otros países árabes.

Luego de que las delegaciones de Israel y Estados Unidos aterrizaran en Abu Dhabi para cerrar detalles del acuerdo de paz con los Emiratos Árabes Unidos, el primer ministro Benjamín Netahyahu calificó a este lunes como “un día histórico y de felicidad para todos los israelíes”.

“Es una victoria de la doctrina de paz por paz”, afirmó el mandatario, quien contó que le encargó a Meir Ben Shabbat, responsable de la delegación israelí en el país árabe, que invitara al gobierno emiratí a una visita a Israel: “Los recibiremos con una alfombra roja tal como ellos hicieron con nosotros”.

Netanyahu expresó que el viaje a Abu Dhabi es histórico e invitó al gobierno emiratí a una visita a Israel.

Sobre el acuerdo con los Emiratos, Netanyahu refirió que ordenó a la delegación que viajó este lunes que hiciera “todo lo posible para firmar el acuerdo cuando antes en Washington” y destacó los aspectos económicos de este acercamiento: “Será una paz cálida y no solo porque allí hace mucho calor, sino porque se basa en una cooperación con una economía de políticas muy similares a las nuestras, con capacidades muy grandes”, destacó.

“En Emiratos hay mucho dinero que busca canales de inversión y el hecho de recibir inversiones de Medio Oriente es un cambio muy grande, es una paz que traerá puestos de trabajo, fomentará el espíritu empresarial y expandirá nuestra economía”, agregó.

Netanyahu también se refirió a un informe de Yedioth Ahronoth que sostiene que Estados Unidos le vendería a los Emiratos aviones F35 como parte del acuerdo, uno de los principales contrapuntos que existe de cara a la celebración de esta normalización de relaciones ya que desde sectores de Defensa de Israel sostienen que pondría en riesgo la supremacía bélica del país en la región.

Netanyahu sobre el acuerdo: «Traerá puestos de trabajo, fomentará el espíritu empresarial y expandirá nuestra economía”.

“Los F35 no son parte del acuerdo, nuestra posición no cambió y EE.UU. dijo que está comprometido en garantizar la ventaja cualitativa de Israel”, aseguró, aunque también expresó cautela al respecto: “Quiero escuchar qué tiene para decir Trump, no me quiero adelantar a sus palabras”.

Por último, el primer ministro auguró que este no será el único acuerdo de paz con estados árabes. “Habrá otros”, prometió, y recordó la serie de acercamientos que Israel estableció durante su gestión al frente del gobierno israelí, que incluyen a Arabia Saudita, Omán y Chad. “Hay cosas que no puedo contar pero se conocerán con el tiempo, los cambios que se ven son solo la punta del iceberg”, completó.

 

Fuente: Ynet Español