Médico israelí a Líbano: Por favor, por favor dejen a un lado la política, acepten nuestra ayuda

SOLÍAMOS ATENDER A LIBANESES DURANTE LOS AÑOS OCHENTA Y NOVENTA

Si Hezbolá impide que libaneses reciban asistencia médica israelí, éstos serán víctimas del «terror» del grupo, dice Anthony Luder, del centro médico de Ziv.

Por Nathan Jeffay

Un hombre herido sentado en el suelo esperando ayuda en el puerto de Beirut luego de una enorme explosión que golpeó el corazón de la capital libanesa el 4 de agosto de 2020. (AFP)

Muchas vidas se perderán innecesariamente si libaneses heridos en la explosión del puerto de Beirut del martes no pueden ir a Israel para recibir tratamiento médico debido a la larga enemistad entre los dos países, advirtieron médicos israelíes en un hospital cerca de la frontera.

«Significará sufrimiento y muertes innecesarias», dijo a The Times of Israel el miércoles Anthony Luder, médico principal del Centro Médico Ziv en Safed, comentando que todo el personal médico está listo para una oleada desde Beirut, que está a solo 160 kilómetros a vuelo de pájaro.

Luder advirtió que si Hezbolá, un grupo terrorista respaldado por Irán con sede en Líbano que además es parte del gobierno libanés, bloquea el tratamiento médico, como teme, «estas personas serán víctimas del terror de Hezbolá, de igual forma que las personas a las que el grupo les dispara».

El director del hospital, Salman Zarka, también expresó escepticismo de que Hezbolá, en particular su líder Hassan Nasrallah, permita que los civiles libaneses reciban tratamiento médico en Israel, y abogó para que los asuntos humanitarios tengan prioridad.

«Realmente espero que Nasrallah nos permita salvar vidas», dijo a la emisora ​​pública Kan el miércoles por la tarde, al tiempo que reconoció que las posibilidades son escasas.

Partidarios de Hassan Nasrallah, jefe del grupo terrorista Hezbolá de Líbano, lo ven hablar a través de una pantalla gigante en una mezquita en los suburbios del sur de la capital libanesa, Beirut, el 1 de noviembre de 2019. (AFP)

Luder emitió un emotivo llamado, diciendo: «Por favor, por favor, dejen a un lado la política y acepten la ayuda que podemos ofrecer».

Él dijo: «Solíamos atender a libaneses durante las décadas de 1980 y 1990», y agregó que esto se detuvo debido a la creciente influencia de Hezbolá, que se opone a todo contacto con Israel.

Y ahora, teme que el poder de Hezbolá impida que los heridos puedan aceptar ofertas de Ziv, y de al menos otros dos hospitales israelíes, para recibir tratamiento médico.

Luder, quien es el director del departamento de pediatría y fue esencial en los esfuerzos israelíes para tratar a los sirios en Ziv durante gran parte de la guerra civil siria, dijo que los hospitales de Líbano no están equipados para lidiar con el evento de víctimas masivas, que dejó más de 100 muertos en la explosión en el puerto y miles de heridos.

«El número de personas muertas en Beirut indica que hay miles que enfrentan problemas de salud, y simplemente no tienen las instalaciones para tratarlos, mientras que otros vecinos no están en una buena situación para ayudarlos».

Dr. Anthony Luder, Director del Departamento de Pediatría del Centro Médico Ziv en Safed. (Captura de pantalla / YouTube)

Comentó: “Sentimos un imperativo humanitario para ofrecer nuestra asistencia. Estamos copados por el coronavirus, pero todavía estamos en una buena posición para ofrecer asistencia y, lamentablemente, tenemos mucha experiencia en trauma y estamos felices de compartirla.

«Todos estamos preparados y listos, y dispuestos a recibir a los libaneses, y si podemos asistir a nuestros vecinos, estamos listos para hacer todos los esfuerzos necesarios».

Así como los hospitales israelíes ofrecen tratamiento médico, el gobierno israelí anunció el martes por la noche que había ofrecido ayuda humanitaria al Líbano.

El primer ministro Benjamin Netanyahu reiteró la oferta el miércoles y dijo: «Distinguimos entre los regímenes y la gente».

Otros países intervinieron para ayudar.

Un avión de la fuerza aérea qatarí con una carga de cientos de camas plegables, generadores y sábanas para quemados aterrizó en Beirut siendo el primero de un convoy de vuelos hacia el país mediterráneo.

También llegaron suministros médicos de Kuwait, ya que la Cruz Roja Libanesa dijo que más de 4,000 personas estaban siendo tratadas por lesiones después de la explosión, que lanzó fragmentos de vidrio y escombros por los aires.

Raphael Ahren y la  AFP contribuyeron a este reporte.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil