Los murciélagos se orientan como los humanos, según un estudio de la Universidad de Tel Aviv

En Israel hay una gran población de murciélagos y los investigadores de la Universidad de Tel Aviv han seguido a un grupo de murciélagos frutales desde su nacimiento hasta la madurez para entender cómo se conducen en las largas distancias que recorren. Según el reciente estudio publicado en la revista Science los murciélagos usan su vista, que es muy buena, y un mapa mental para orientarse, y en sus recorridos recuerdan los edificios altos de la ciudad de Tel Aviv.

La conclusión del estudio es que, como los humanos, estos pequeños mamíferos voladores construyen un mapa cognitivo visual del espacio que está a su alrededor. “Desde siempre los humanos nos hemos preguntado cómo los animales se orientan en largas distancias”, explicó el director del estudio, el profesor Yossi Yovel, y los murciélagos en particular son conocidos por volar decenas de kilómetros en pocas horas para regresar después a su punto de partida.

“En este estudio usamos pequeños GPS, los más pequeños del mundo, y que han sido desarrollados por nuestro equipo, en un experimento totalmente novedoso: rastrear a los bebés de murciélago desde que extienden sus alas por primera vez para volar hasta que alcanzan la madurez para entender cómo desarrollan sus capacidades de navegación”.

Los investigadores, Yovel, junto con los estudiantes Amitai Katz, Lee Harten, Aya Goldstein y Michal Handel del Laboratorio de Percepción Sensorial y Cognición del Departamento de Zoología, siguieron a 22 cachorros de murciélagos frutales nacidos en una colonia criada en la Universidad de Tel Aviv, mientras recorrían la ciudad en busca de comida. Los resultados muestran que los murciélagos de Tel Aviv navegan por el espacio a su alrededor de la misma manera que los habitantes humanos de la ciudad.

“Los murciélagos usan su sonar para orientarse en distancias cortas, cerca de un árbol, por ejemplo”, dijo el profesor Yovel. “Pero el sonar no funciona para distancias mayores.

En tal caso, los murciélagos frutales usan la vista. En total, rastreamos alrededor de 2,000 noches de vuelo de murciélagos en Tel Aviv y descubrimos que estos animales crean un mapa mental: aprenden a identificar y usar puntos de referencia visuales salientes, como las Torres Azrieli, la Central de electricidad y otros edificios que sirven como indicadores visuales”, agregó el profesor.

El hallazgo más interesante, según Yovel, es la capacidad de los murciélagos de ir por atajos: “Al igual que los humanos, los murciélagos en algún momento van de un punto a otro a través de nuevas rutas más cortas no tomadas previamente”, informó.

“Dado que conocíamos el historial de vuelo de cada murciélago desde su infancia, siempre podíamos saber cuándo un murciélago específico tomaba un cierto atajo por primera vez. Y al seguir nosotros sus nuevas rutas, los atajos, descubríamos a través de drones, que desde esos atajos las torres altas de la ciudad eran igual de claramente visibles que en sus rutas anteriores”, dijo el profesor. Confirmando de este modo que los murciélagos utilizan los mismos puntos de referencia para guiarse.

 

Fuente: Fuente Latina