Líder del partido cristiano libanés culpa a Hezbolá y aliados por crisis

Samir Geagea pide un cambio de liderazgo, culpa al grupo terrorista por el rápido deterioro de la economía y el empeoramiento de las relaciones con países árabes vecinos

Por Agencias

Samir Geagea, el líder del partido cristiano Fuerzas Libanesas, derecha, y su esposa Strida Geagea, el 4 de abril de 2014 (AP Photo / Hussein Malla)

Beirut – El líder de un importante grupo cristiano en Líbano culpó el martes al grupo terrorista Hezbolá y a sus aliados locales liderados por el presidente Michel Aoun por el rápido deterioro de la economía y el empeoramiento de las relaciones con países árabes vecinos, diciendo que la única solución es que abandonen el poder.

Samir Geagea, líder del Partido de las Fuerzas Libanesas, dijo a The Associated Press que la actividad militar del lunes a lo largo de la frontera con Israel era una clara indicación de que el actual gobierno libanés, que Hezbolá apoya, no tiene soberanía en el sur, a lo largo de la frontera de Israel, donde miles de fuerzas de paz de la ONU están establecidas.

El ejército israelí dijo que frustró un intento de infiltración el lunes de combatientes de Hezbolá, desencadenando uno de los intercambios de disparos más intensos ​​a lo largo de la volátil frontera entre Israel y el Líbano desde la guerra de 2006. Hezbolá negó que sus miembros estuvieran involucrados en alguna actividad a lo largo de la frontera, mientras que el gobierno libanés recién comentó un día después.

«El incidente de ayer da una idea clara sobre el estado de soberanía del estado libanés. ¿Es eso aceptable? Geagea dijo en la entrevista telefónica. «¿Qué países árabes y extranjeros quieren tratar con un gobierno que se considera inexistente en un momento en que existe un peligro para la seguridad en su frontera?»

Partidarios de Hassan Nasrallah, líder del grupo terrorista Hezbolá, cantan consignas antes de su discurso televisado en un barrio al sur de Beirut, Líbano, el 5 de enero de 2020. (Maya Alleruzzo / AP)

Hezbolá y sus aliados del Movimiento Patriótico Libre del presidente Aoun controlan los escaños mayoritarios en el parlamento y son el principal apoyo del gobierno actual que asumió el cargo a principios de este año. El primer ministro Hassan Diab reemplazó a Saad Hariri, respaldado por Occidente, que renunció en octubre, luego de las protestas a nivel nacional contra la corrupción generalizada y la mala gestión de los gobernantes del Líbano.

Desde entonces, el gobierno ha luchado por contener la escalada de la crisis, agravada por la pandemia. El gobierno no pagó su deuda por primera vez en marzo, y en los últimos meses la moneda libanesa perdió más del 80% de su valor.

El gobierno solicitó un rescate del Fondo Monetario Internacional, pero las negociaciones con el prestamista, que comenzaron a mediados de mayo, se han estancado debido a las divisiones dentro del liderazgo libanés. Las naciones del Golfo ricas en petróleo y los donantes internacionales se niegan a ayudar al Líbano hasta que se realicen reformas importantes dentro de las instituciones estatales.

El presidente libanés, Michel Aoun, durante un discurso ante la nación en el palacio presidencial de Baabda, al este de Beirut, el 21 de noviembre de 2019. (Dalati Nohra vía AP)

Geagea, cuyo partido ha participado en gobiernos sucesivos durante la última década y tiene 15 legisladores en el parlamento de 128 miembros, dijo que Líbano recibió mucha ayuda de países árabes y occidentales en el pasado, pero que todo fue desperdiciado. Dijo que solo un nuevo gobierno independiente podría recuperar la confianza de la comunidad internacional.

Geagea advirtió que la alianza entre Hezbolá y el partido de Aoun «ha llevado al Líbano a donde está y continuarán haciendo lo mismo en los próximos meses».

“Mientras estén en el poder, continuaremos en crisis. Es una ecuación muy simple y clara”, dijo Geagea. «Están viviendo en un planeta diferente».

Las decisiones estratégicas del estado están en manos de Hezbolá, lo que lleva a deteriorar las relaciones del Líbano con los estados árabes, dijo también.

Geagea, cuyo partido desempeñó un papel importante en la guerra civil de Líbano de 1975-90, dijo que una vez que Hezbolá retire a sus combatientes de Yemen, Siria e Irak, y deje de implementar la política de Irán, los estados árabes probablemente revisarán las relaciones con Líbano.

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil