Trayendo a las gacelas de vuelta del borde de la extinción

Profeta Verde – la gacela de montaña que está en peligro de extinción, conocida como Gazella gazella, alguna vez estuvo por todo el Creciente Fértil en partes del actual Israel, la Autoridad Palestina, el Líbano, Jordania, Siria, Turquía e Irak.

El Dr. Uri Roll del Departamento de Ecología del Desierto Marco y Louise Mitrani de la BGU

Una nueva investigación dirigida por el Dr. Uri Roll del Departamento de Ecología del Desierto Marco y Louise Mitrani de la BGU y el Profesor Yoram Yom-Tov de la Universidad de Tel-Aviv, junto con Amir Balaban, Ezra Hadad y Gilad Weil, revisa la dinámica de las gacelas de montaña en Israel desde principios del siglo 20 y ofrece una perspectiva para la conservación de la especie.

Los hallazgos fueron publicados recientemente en Oryx — The International Journal of Conservation (La Revista Internacional de la Conservación)

Restos arqueológicos indican que las gacelas fueron las principales presas cazadas por las personas en todo el Pleistoceno. Sin embargo, hasta el siglo XIX, la gacela de montaña sobrevivió a esta presión de caza y prosperó.

Es la misma historia en todas partes: el aumento de la población humana en esta región de 1900 a 2016, junto con el mayor uso de armas de fuego y vehículos todoterreno para la caza, condujo a la extinción de las gacelas de la mayor parte de esta área.

Israel y la Autoridad Palestina son actualmente los últimos bastiones de la gacela de montaña y albergan a unos 5.000 individuos.

Gacela de montaña macho en un entorno semiurbano, llanura costera, Israel.

Durante los 1900, la población humana de Israel aumentó constantemente en un 2% anual. La densidad de población humana es actualmente alrededor de 430 personas por km2 y se prevé que continúe aumentando.

Esto presenta una serie de amenazas para la gacela de montaña. Estas incluyen: cambio de hábitat; fragmentación y aislamiento por carreteras, ferrocarriles y cercas; depredación por una creciente población de depredadores naturales y perros salvajes; caza furtiva; y colisiones con el tráfico de carreteras.

Estas amenazas a menudo actúan en sinergia, amplificando sus efectos.

La investigación presenta una visión general de cómo estos factores amenazan y continúan amenazando la supervivencia de esta especie. También revisan la política y las acciones de gestión, tanto implementadas como necesarias, para garantizar la permanencia de la gacela de montaña.

Además, analizan la conectividad de las poblaciones de gacelas en el paisaje, destacando poblaciones altamente fragmentadas y sugiriendo posibles intervenciones.

Para mejorar la conectividad, sugieren la construcción de pasos elevados o subterráneos en ubicaciones estratégicas, la translocación de gacelas individuales cuando sea necesario y un mejor monitoreo de posibles cuellos de botella genéticos de la población en riesgo.

Para reducir los efectos de la depredación, el equipo de investigación sugiere restablecer el control de los perros salvajes y mejorar el manejo de los desechos antropogénicos.

Además, en los frentes legislativo, de ejecución y de educación se deben hacer mayores esfuerzos para eliminar la caza furtiva de gacelas.

En términos más generales, se espera que la población humana de Israel se duplique en los próximos 30 años, lo que tendrá graves implicaciones en muchas especies y ecosistemas locales, algunos de los cuales son de importancia mundial.

Se deben hacer esfuerzos a nivel nacional para limitar este crecimiento y detener futuras conversiones de tierras de hábitats naturales a otros usos.

La gacela de montaña ejemplifica un ungulado con gran vulnerabilidad a las presiones antropogénicas y un gran potencial de reproducción.

A medida que más y más regiones se conviertan en lugares dominados por humanos, las presiones sobre la vida silvestre continuarán aumentando, y las lecciones de la gacela de la montaña podrían resultar valiosas en otros lugares.

 

Fuente: AABGU
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil