COVID-19: investigadores descubrieron qué produce los coágulos de sangre

Muestras de enfermos de coronavirus mostraron que aquellos más complicados tenían una alta concentración de un péptido involucrado en la formación de trombos.

El doctor Abd Al-Roof Higazi y la directora de laboratorio Suhair Abdeen en el Centro Médico de la Universidad Hadassah. Foto cortesía

Los investigadores de todo el mundo están perplejos por una complicación mortal que produce el COVID-19: se trata de coágulos de sangre que pueden causar hinchazón en las piernas, erupciones cutáneas e incluso muerte súbita.

Más del 30 por ciento de los pacientes con coronavirus sufren de coágulos sanguíneos que crean bloqueos letales en los pulmones, riñones, el corazón y el cerebro.

El doctor Abd Al-Roof Higazi, jefe de la División de Laboratorios y Departamento de Bioquímica Clínica del Centro Médico Hadassah de Jerusalén, descubrió el mecanismo que causa los coágulos.

En 2019, Higazi y su equipo colegas publicaron un artículo en la revista Blood de la Sociedad Estadounidense de Hematología sobre el péptido alfa-defensina. Los científicos había descubierto que ese péptido aceleraba la creación de coágulos sanguíneos y evitaba su desintegración.

Estos antecedentes los ayudaron a comprender lo que les sucedía a los enfermos de COVID- 19 porque los medicamentos anticoagulantes existentes no afectaban al péptido. “Tomamos muestras de sangre de 80 pacientes del Departamento de Brotes del Hadassah y hallamos una alta concentración de alfa-defensina”, explicó Higazi.  Y añadió que “cuanto más enferma está la persona, mayor es la concentración de este péptido”.

Higazi y la directora del laboratorio, Suhair Abdeen, ya trabajan en una nueva forma de disolver los coágulos de sangre. Actualmente prueban la colchicina, un medicamento oral utilizado para la gota y la fiebre mediterránea que logró reducir los niveles de alfa-defensina y los coágulos sanguíneos en ratones.

Por el momento, los investigadores esperan conseguir una aprobación para comenzar los ensayos en humanos. Higazi manifestó que si la droga puede disolver los coágulos de sangre en pacientes con COVID-19, esto podría reducir enormemente la cantidad de enfermos que necesitan respiradores.

“Estos pacientes tienen numerosos coágulos de sangre en los pulmones, lo que impide un flujo sanguíneo normal. También podemos dárselo a las personas con síntomas leves para prevenir el desarrollo de trombos sanguíneos”, finalizó Higazi.​

 

Fuente: Israel 21C