Se produjo la primera muerte por coronavirus en Israel y era un sobreviviente del Holocausto

Oficiales con traje para materiales peligrosos entran a vivienda de Tel Aviv.

El hospital de Jerusalem informó que el fallecido era un hombre mayor que tenía condiciones subyacentes significativas. El Ministerio de Salud confirmó que son 833 los infectados con COVID-19, la mayoría tiene síntomas leves, 19 en condiciones moderadas, 15 graves y 36 recuperados

Un hombre de 88 años falleció el viernes en el Centro Médico Shaare Zedek como resultado de complicaciones causadas por el coronavirus, que marca la primera muerte de Israel por el patógeno altamente contagioso.

Horas después del fallecimiento se supo que la víctima se llamaba Arie Eban y era un sobreviviente del Holocausto.

El hospital dijo en un comunicado que el hombre, que tenía condiciones de salud preexistentes significativas, fue hospitalizado la semana pasada en una sala especialmente designada para pacientes enfermos con el virus.

Oficiales con traje para materiales peligrosos.

El paciente recibió un tratamiento las 24 horas de un extenso equipo y se había sometido a una reanimación durante la semana debido a un evento cardíaco.

El Ministerio de Salud anunció que Israel ahora tiene 833 pacientes con coronavirus. De viernes a sábado se produjo un incremento de 178 diagnósticos positivos.

De ese número, la mayoría tiene síntomas leves, 19 están en condiciones moderadas, 15 están en estado grave y 36 personas se han recuperado.

Los nuevos datos muestran un aumento de 178 casos, un incremento significativamente mayor que el del día viernes, cuando los funcionarios habían pronosticado que a pesar de ello la tasa iba a aumentar, como efectivamente pasó.

Personas con barbijo en un mercado de Jerusalem.

Wolfson Hotel, en Holon, dijo el viernes que ha habido un deterioro en la condición de tres de sus pacientes con coronavirus.

Los tres han sido identificados como una mujer de 67 años y una de 45 años que ahora están en estado grave y una mujer de 91 años en estado muy grave.

El jueves, un paciente con COVID-19 en Israel fue descrito oficialmente como crítico por primera vez. La paciente, una mujer de 89 años, ingresó en el Hospital Hadassah, Ein Kerem, en Jerusalem, el jueves por la noche y su condición se ha deteriorado gradualmente.

Se cree que es la paciente con coronavirus más antigua de Israel hasta el momento.

Mientras tanto, dos salas internas fueron cerradas el jueves temprano en el Hospital Wolfson y el Centro Médico Kaplan en Rehovot, después de que varios médicos dieron positivo por COVID-19.

Al menos 20 miembros del personal que trabajaban en proximidad con los médicos ya ingresaron a la cuarentena domiciliaria.

 

Fuente: Ynet español