Médicos palestinos estudian en un hospital israelí como hacer frente al brote coronavirus

Después de que Israel decretara el bloqueo de la ciudad palestina de Belén –donde hasta ahora se han diagnosticado a 19 personas con coronavirus–, médicos y enfermeras palestinos se encuentran en Israel para estudiar cómo hacer frente al brote de la enfermedad.

Médicos y enfermeras palestinos se encuentran en el Hospital Shiba, de la localidad israelí de Tel Hashomer, desde el fin de semana, con objeto de recibir capacitación para hacer frente al brote del coronavirus. Este operativo fue organizado por la Unidad de Coordinación del Gobierno de Israel en los territorios palestinos y el Ministerio de Salud de este país. Hasta ahora se han detectado 19 casos de coronavirus en los territorios autónomos en los que gobierna la Autoridad Palestina, todos ellos en Belén.

Médicos palestinos se ponen al día sobre el coronavirus en hospital israelí

El ministro israelí de Defensa, Naftali Bennett, ordenó el pasado jueves el bloqueo de la ciudad de Belén, tras coordinarlo con la Autoridad Palestina y después de que se descubrieran allí varios casos de infectados. A su vez el presidente palestino, Mahmud Abbas, decretó el estado de emergencia en los territorios gobernados por la Autoridad Palestina, lo que llevó al cierre de las escuelas, liceos y universidades. Además, Benntet prohibió que israelíes viajen a Belén y palestinos a Israel.

El catedrático Arnon Afek, subdirector del Centro Médico Shiba, contó: “Tratamos con los médicos y enfermeras (palestinos) los desafíos que supone el coronavirus, y la forma en que nuestro hospital está respondiendo a la situación, con objeto de que ellos elaboren un plan que se adapte a sus necesidades”. Por su parte, la catedrática Guili Reguev, directora de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Centro Médico Shiba, se refirió a las diferencias existentes entre la forma en que aborda la situación el sistema de salud israelí y el palestino. “Los palestinos están en una pésima situación económica, y no contaban con la formación necesaria. Ahora mismo hay 19 palestinos afectados por el coronavirus, y se prevé que el número aumente. La cuestión es a qué ritmo. Sus autoridades adoptaron medidas muy duras, y cerraron las instituciones educativas de Belén y de otras zonas importantes. Y espero que lo que estamos haciendo aquí y ahora ayude”.

Al respecto Dalia Basa, coordinadora de Salud de la Administración Civil del Ejército de Israel en Judea y Samaria, comentó que desde que se diagnosticó al primer paciente en Belén, la coordinación con la Autoridad Palestina es permanente. “Ahora estamos lidiando con el problema específico de Belén, donde el estado de todos los enfermos es leve o moderado. Se trata a los pacientes en Belén y en la ciudad de Jericó, también en Cisjordania. Hacemos evaluaciones diarias de la situación y estamos preparados para cualquier eventualidad, incluso para que nuestros médicos tengan que brindar ayuda directa, si fuera necesario”.

Basa agregó: “Las bacterias y los virus no se detienen en la frontera, y la propagación del coronavirus en los territorios de Judea y Samaria (Cisjordania) puede poner en peligro la salud de los habitantes de Israel. La unidad del Ejército israelí que coordina las actividades de Israel en los mencionados territorios autónomos y el Ministerio de Salud de este país seguirán haciendo todo lo necesario para ayudar a las autoridades palestinas a frenar la propagación del coronavirus, tanto por interés de Israel como por razones humanitarias. En la medida en que sea necesario, ampliaremos la capacitación médica del personal palestino y traspasaremos equipamiento médico a su sistema de salud”.

Yaakov Litzman, ministro de Salud de Israel

Por su parte, el ministro israelí de Salud, Yaacob Litzman, informó –al comienzo de la reunión semanal del gobierno– sobre las medidas que se están tomando para frenar la propagación del virus en Israel. Litzman dijo que es posible que se anuncien más medidas e instrucciones. “Puede ser que pronto se tomen medidas de mayor envergadura”, declaró. En respuesta a una pregunta acerca de si había divergencias entre él y el primer ministro, Benjamín Netanyahu, acerca de las restricciones que se imponen a los israelíes que regresan de Estados Unidos, Litzman señaló que aún no se había tomado una decisión. “Nos vamos a reunir para hablar de ello, y decidiremos”.

En la mencionada reunión semanal del gobierno, Litzman informó que actualmente hay unos 20.000 israelíes aislados en sus casas. Pero se calcula que el número real de israelíes que necesitan aislamiento es mayor. Fuentes del Ministerio de Educación señalaron que ahora hay 3.628 estudiantes y 250 docentes aislados. El ministro de Salud comentó que las duras medidas que adoptó Israel están funcionando. Y comparó a Israel, donde hay 25 personas con coronavirus, con Suiza, donde hay 270 enfermos: “Diez veces más. Esto es así porque nosotros adoptamos medidas muy duras, y dimos los pasos necesarios sin importarnos si nos miran, nos critican o se ríen de nosotros. La gente del país tiene que prestar atención y hacer lo que digamos porque somos los responsables. Desde afuera no se puede saber cuál es la situación”, manifestó Leitzman.

En esa misma reunión de gobierno, Netanyahu sostuvo que Israel está en una situación mucho mejor que otros países en lo que respecta a la propagación del coronavirus. “Estamos actuando con responsabilidad y con calma. Yo celebro reuniones varias veces al día para tratar la cuestión. Gracias a las medidas que estamos tomando, puedo decir que la situación en Israel está bajo control, y que es una de las mejores del mundo, si no la mejor”, afirmó Netanyahu.

Fuente: Ynet Español