Coronavirus: una empresa israelí desarrolló un kit de diagnóstico rápido

El equipo fue probado por varios laboratorios y hospitales que ya verificaron su capacidad para diagnosticar a pacientes con COVID-19.

Kit y matriz de diagnóstico rápido de coronavirus de BATM. Foto cortesía.

La compañía israelí BATM  anunció que su división biomédica desarrolló un kit de diagnóstico para detectar coronavirus en muestras de saliva en menos de media hora.

El doctor y director general de la empresa Zvi Marom le dijo a ISRAEL21c que el kit es compatible con el método hospitalario actual para diagnosticar COVID-19. El mismo se compone de un sistema que revela la reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa (RT-PCR), un tipo de secuenciación de genes que dura aproximadamente ocho horas.

El equipo ya fue probado por algunos laboratorios y hospitales que chequearon su capacidad para diagnosticar a pacientes con COVID-19.

Marom aseguró que BATM -que se encuentra en Hod Hasharon- ya tiene un kit de diagnóstico avanzado que detecta el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS). El COVID-19 se agregará a ese sistema.

«BATM trabaja con instituciones académicas y de investigación, principalmente en Europa, para avanzar en el kit y conseguir que se pueda vender a un precio adecuado que permita la producción a gran escala. El set, que cumple con todas las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), ya logró el interés de clientes en varios países», describió el directivo.

La compañía espera que la prueba se comercialice como parte de su solución de consultorio de NATLab que usa inteligencia artificial y cartuchos de enfermedades individuales para diagnosticar infecciones bacterianas, virales o fúngicas en 90 minutos. Por ahora, solo la meningitis puede ser diagnosticada con NATLab, producida por la filial de BATM Ador Diagnostics en Roma.

«Una vez que NATLab esté listo, cambiará la forma en que se diagnostican las enfermedades infecciosas ya que no será necesario enviar personas a los hospitales y no se requiere de capacitación especial», explicó el científico.

La compañía china WuXi Diagnostics también anunció el desarrollo de kits de diagnóstico rápido para COVID-19. Según Marom, varios kits chinos fueron estudiados en Israel y resultaron ser demasiado caros para el uso general y demasiado propensos a dar falsos positivos.

«Hace casi ocho años decidimos tratar de encontrar una nueva forma de diagnosticar enfermedades porque creemos que los métodos de diagnóstico actuales no son lo suficientemente buenos. Ahora nos estamos preparando para fabricar grandes cantidades de nuestro kit a un precio razonable», finalizó el empresario.​

Fuente: Israel 21C