Concurso de hamburguesas en el local “Abu Susu” de Iafo

Hamburguesas gigantes

“Abu Susu” es el restaurante de auténtica comida árabe que Abed Abu Kutub, un chef emprendedor ya famoso por sus hamburguesas, abrió hace dos años en Iefet, la calle principal de Iafo. En el local además de ofrecer a los comensales una variedad de platos frescos de tipo oriental, se llevan a cabo eventos especiales organizados por el mismo dueño, que es un joven con mucha imaginación e iniciativa.

Los competidores

En estos días se realizó una deliciosa y colorida competencia de hamburguesas en la que participaron una veintena de comensales previamente registrados para ello. Los que debieron comer en tiempo record un gigantesco sándwich con una hamburguesa de dos kilos.

Abed Abu Kutub y compañía

Los participantes de todas las edades y sexos, llegaron al local muy alegres y predispuestos, con el estómago vacío. Además de la deliciosa carne a las brasas que se sirvió a los acompañantes, hubo mucha alegría, música y simpatía. La carne de la más alta calidad con la que se preparó el menú, es de Bshara Hinnawi, un importante proveedor de la mejor carne de Tel Aviv, quien también colaboró con sus productos en esta competición y dentro de muy poco abrirá su propio local de carne asada.

Hinnawi y Kutub padre

A pesar de su juventud Abed (25 años) tiene mucha experiencia en culinaria, trabajó con los mejores chefs principalmente con expertos en hamburguesas, además el tema culinario está muy presente en su familia. “Abu Susu” es un local que se divide en tres espacios diferentes, ofrece un menú original con platos que son auténticos de Iafo, los tradicionales y también  nuevos que no conoce la gente.

El local tiene un espacio interior con un gran mostrador, mesas en la calle y un patio interno espacioso que ha sido diseñado en un estilo oriental y con muchos detalles originales que han sido conservados a propósito, también sirve para eventos privados y es donde se realizó la competencia.

Abed y Nir

El restaurante está abierto todos los días de 12 hasta las 2 de la madrugada, pero los fines de semana hasta las 5 de la mañana. El comensal puede elegir entre sentarse y ser servido por un mozo, o encargar y recibir la comida en el mostrador para luego sentarse donde desee. La atención es muy especial, muy amistosa, y de ello se encarga también el encargado principal del restaurante Nir Ohaion. El menú tiene platos originales, y en general Abed asegura haber llevado muchas novedades a ese barrio, no solo materiales e ingredientes. Los comensales que lo visitan son de todas la religiones, de todo el país y gente de Iafo. Este local es sin duda un proyecto que certifica la convivencia, también por el diseño oriental y la opción de escribir la marca en hebreo y árabe.

Fuente: Aurora Digital