Arabia Saudita, Egipto, Catar y Emiratos Árabes Unidos aprueban plan de paz de Trump

«El Reino reitera su apoyo a todos los esfuerzos encaminados a alcanzar una solución justa e integral a la causa palestina», dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita.

El rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz Al Saud, camina con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, durante una recepción en Riad, Arabia Saudita, 20 de mayo de 2017 (Foto: Reuters)

Washington – Arabia Saudita, Egipto, Catar y los Emiratos Árabes Unidos emitieron el martes declaraciones de aprobación del plan de paz de la administración Trump.

«El Reino reitera su apoyo a todos los esfuerzos encaminados a alcanzar una solución justa y completa a la causa palestina», dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita.

«El reino aprecia los esfuerzos de la administración del presidente Trump para desarrollar un plan de paz integral entre las partes palestina e israelí, y alienta el inicio de negociaciones de paz directas entre las partes palestina e israelí, bajo los auspicios de Estados Unidos», informaba el comunicado. También hizo un llamado para resolver cualquier desacuerdo con aspectos del plan a través de negociaciones, «para impulsar el proceso de paz para alcanzar un acuerdo que logre los derechos legítimos del pueblo palestino».

El Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Mohammad Bin Salman, le dijo al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, que «nuestra posición hacia el tema palestino no ha cambiado, todos los árabes y nosotros estamos con ustedes. El establecimiento de una paz justa e integral debe ser trabajado. La paz es una opción estratégica, que traerá una solución permanente que realizará los derechos del pueblo palestino», según el Canal 13.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto emitió una declaración similar, llamando a las partes a considerar el plan para resolver el conflicto israelí-palestino.

«La República Árabe de Egipto aprecia los continuos esfuerzos realizados por la administración estadounidense para lograr una solución integral y justa del problema palestino, contribuyendo así a la estabilidad y seguridad de Medio Oriente, poniendo fin al conflicto palestino-israelí», dijo el ministerio el martes.

«Egipto reconoce la importancia de considerar la iniciativa de la administración estadounidense desde la perspectiva de la importancia de lograr la resolución del problema palestino, restaurando así al pueblo palestino sus plenos derechos legítimos a través del establecimiento de un estado soberano e independiente en los territorios ocupados palestinos en de acuerdo con la legitimidad y las resoluciones internacionales», se lee en la declaración.

Luego llamó a las dos partes a «considerar cuidadosamente y a fondo la visión de los Estados Unidos de lograr la paz y abrir canales de diálogo, bajo los auspicios de los Estados Unidos; para que se reanuden las negociaciones y presenten sus puntos de vista respectivos para alcanzar un acuerdo que satisfaga aspiraciones de ambos pueblos, lograr una paz integral y justa y el establecimiento de un estado palestino independiente».

La Agencia de Noticias Catarí emitió un comunicado diciendo que «el Estado aplaude todos los esfuerzos encaminados a una paz duradera y justa en los territorios palestinos ocupados».

«También aprecia los esfuerzos del presidente Trump y de la actual administración estadounidense para encontrar soluciones para el conflicto palestino-israelí. Todas las soluciones deben ser consistentes con el derecho internacional y las resoluciones relevantes de la ONU», continúa el comunicado.

Catar también pidió a las partes que mantengan negociaciones directas. Sin embargo, a diferencia de Arabia Saudita y Egipto, la declaración de Catar también llama a un estado palestino «dentro de las fronteras de 1967, incluida Jerusalén Oriental», así como el derecho al retorno.

El embajador de los Emiratos Árabes Unidos, Yousef Al Otaiba, dijo que su país aprecia los continuos esfuerzos de Estados Unidos para alcanzar un acuerdo de paz entre Palestina e Israel. «Este plan es una iniciativa seria que aborda muchos problemas planteados a lo largo de los años», escribió.

«El plan anunciado ofrece un importante punto de partida para un retorno a las negociaciones dentro de un marco internacional liderado por Estados Unidos», agregó. Otaiba fue uno de los tres embajadores árabes que asistieron a la ceremonia en la Casa Blanca el martes por la mañana.

Los embajadores de Omán y Bahréin también asistieron al evento, dando señales de mejores vínculos con Israel y el apoyo a la visión de la administración.

Jordania y Turquía, por otro lado, criticaron el plan. El ministro de Relaciones Exteriores, Ayman Safadi, dijo en un comunicado después del anuncio de la visión de paz de Estados Unidos que un «estado palestino independiente el 4 de junio de 1967, se alinea con Jerusalén Oriental como su capital – viviendo en paz al lado de Israel sobre la base de la solución de dos estados que cumple los derechos legítimos del pueblo palestino, de conformidad con el derecho internacional – es el único camino hacia una paz integral y duradera».

Safadi advirtió contra «las peligrosas consecuencias de las medidas unilaterales israelíes, como la anexión de tierras palestinas; la construcción y expansión de asentamientos ilegales israelíes en tierras palestinas ocupadas; y las invasiones en los Sitios Sagrados en Jerusalén, que apuntan a imponer nuevas realidades en el suelo.» Hizo hincapié en que Jordania condena tales medidas, «como una violación del derecho internacional y acciones provocadoras que empujarán al área hacia más conflictos y tensiones».

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía emitió un comunicado diciendo que «el llamado plan de paz de Estados Unidos está muerto. Este es un plan de anexión que tiene como objetivo destruir la solución de dos estados y apoderarse de los territorios palestinos. El pueblo y la tierra de Palestina no pueden ser comprados».

«Jerusalén es nuestra línea roja (límite)», se lee en el comunicado. «No permitiremos ningún paso que busque legitimar la ocupación y las atrocidades de Israel. Siempre apoyaremos al hermano palestino y continuaremos trabajando por una Palestina independiente en tierra palestina».

«No apoyaremos ningún plan que no cuente con el apoyo de Palestina», agregó el ministerio. «No habrá paz en el Medio Oriente sin poner fin a las políticas de ocupación de Israel».

Fuente: The Jerusalem Post 
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil