Sitio arqueológico podría esclarecer la vida del villano bíblico Sísara

El sitio el Ahwat de la Edad de Bronce pudo haber sido la fortaleza del comandante cananeo Sísara, cuya muerte a manos de Jael está registrada en el Libro de los Jueces.

Pintura sobre lienzo ‘Yael y Sisara’ de Jacopo Amigoni (Foto: Ca ‘Rezzonico / Wikimedia Commons)

Un inusual sitio arqueológico en el norte de Israel puede clarificar la vida de figuras bíblicas, si se permite que la excavación se reanude allí el próximo año.

Mientras que varios sitios en Israel son conocidos por su asociación con héroes bíblicos, el Ahwat, descubierto por el fallecido profesor Adam Zertal de la Universidad de Haifa, es inusual por estar vinculado a un villano.

Gracias a sus características inusuales, más comúnmente asociadas con la tribu Sardana de Cerdeña, Zertal creía que era el sitio bíblico conocido como Harosheth Hagoyim o Forjador de las Naciones, una fortaleza descrita en el Libro de los Jueces como la fortaleza o base de caballería de Sísara.

Comandante del ejército cananeo del rey Jabin de Jazor, Sísara fue derrotado por las tribus de Zabulón y Neftalí, bajo el mando de Barak y Débora, antes de ser asesinado por Jael, quien clavó una estaca de carpa en su sien.

La Casa del Gobernador es una de las principales atracciones del sitio. Los artefactos descubiertos allí anteriormente incluyen un eje de carreta, lo que sugiere que el sitio pudo haber sido utilizado como base militar.

«Lo que encontramos en la base es una colección poco común de hallazgos glípticos», dijo a i24 News el Dr. Shai Bar, arqueólogo de la Universidad de Haifa.

«Encontramos aquí más de diez escarabajos y sellos que datan de los siglos XIII y XII AEC, incluidos algunos hallazgos únicos. Tenemos aquí una cabeza de marfil de un íbice, muy rara, que generalmente se encuentra solo en lugares que están en contacto directo con los sitios faraónicos en Egipto».

El sitio atrajo interés internacional cuando se observaron similitudes entre su diseño y las estructuras de finales de la Edad del Bronce que se sabe que fueron creadas por la tribu Sardana en Cerdeña, uno de los grupos de Pueblos del Mar. La primera mención definitiva de la tribu se encuentra en los registros de Ramsés II, quien los derrotó en su segundo año, cuando intentaron atacar las tierras de la costa egipcia. Prisioneros de Sardana fueron utilizados por el faraón en su protección.

«Todas las paredes de la ciudad en la arquitectura levantina son generalmente rectas», dijo Bar. «Aquí tenemos algo que se curva – es como una línea circular de una muralla de la ciudad».

Bar señaló que dentro de los muros, el sitio presenta «unos fenómenos de corredores muy extraños», que tampoco se encuentran comúnmente en el Levante. Más bien, recuerdan sitios en Cerdeña y Córcega.

«Cuando ves planos de los sitios de Sardana en Cerdeña, en el segundo milenio AEC, durante todo este período, puedes ver paredes onduladas, puedes ver pasillos… puedes ver grandes montones de piedras, que se convirtieron en la cultura nurágica clásica de Cerdeña. Los únicos buenos paralelos arquitectónicos se encuentran en Cerdeña y la cultura Sardana».

El sitio también se destaca como la ubicación de uno de los primeros, si no el primer lugar, de fundición de hierro en la región. Se sabe que la cordillera cercana contiene rocas de meteoritos, que proporcionaron a los habitantes una fuente de hierro.

«Al fundirlo, golpearlo y luego trabajar con un yunque y un martillo, podían extraer el hierro y fabricar armas, herramientas para el diario, etc.», dijo Bar.

A pesar de su importancia, a los lugareños ahora les preocupa que el sitio, que no es un parque nacional, pueda verse amenazado por los planes para ampliar la aldea local de Ar’ara.

El guía turístico Udi Vulchman dijo: «El hecho de que vivamos al lado de un sitio muy antiguo es muy significativo para nosotros, a pesar de que no estamos seguros de si las personas que vivían aquí eran israelitas. El hecho de que existe una teoría de que fueron mencionados en la Biblia y en las inscripciones egipcias en el área es muy importante, saber que esta área fue muy vívida y tenía la cultura».

Sharon Halpern, jefe del sindicato local de Katzir estuvo de acuerdo. «Creemos que Ar’ara se establecerá y desarrollará, pero no queremos ninguna interferencia en este lugar, que es un lugar muy importante para la comunidad árabe».

Bar espera poder volver a visitar el sitio con una nueva excavación, con suerte en 2022, antes de la llegada de las aplanadoras, si así sucede.

«Como todavía podemos ver aquí, 15 años después de la excavación, todavía tenemos cerámica de la edad de hierro; hallazgos de la edad de hierro se encuentran dispersos por el piso. Entonces, aunque el sitio [y] la estructura fueron parcialmente excavados, todavía hay mucho por hacer aquí».

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducido: Consulado General H. de Israel en Guayaquil