Investigadores israelíes encuentran una vacuna de ADN que podría prevenir las metástasis cerebrales

El nuevo tratamiento «Prepara a las tropas inmunes para el combate, tanto en el cerebro como en el resto del cuerpo».

Un paciente en un hospital recibe terapia intravenosa (IV) (ilustrativa). (Foto: INGIMAGE)

Investigadores de la Universidad de Tel Aviv descubrieron que la inmunoterapia con vacunas basadas en ADN sintético puede ser un medio eficaz para prevenir las metástasis cerebrales.

Un nuevo estudio de la Universidad de Tel Aviv descubrió que un adyuvante conocido – un ingrediente utilizado en vacunas que mejora la respuesta inmune – que contiene ADN sintético, puede ser eficaz para prevenir metástasis cerebrales en pacientes cuyos tumores primarios han sido extirpados.

El estudio fue dirigido conjuntamente por el Dr. Amit Benbenishty, el Dr. Pablo Blinder y el Prof. Shmagar Ben-Eliyahu, en colaboración con el Dr. Lior Mayo, el Prof. Neta Erez y el Prof. Dritan Agalliu, y se publicó el 28 de marzo en PLoS Biology.

Según el Dr. Blinder, «alrededor del 20-40% de los pacientes con cáncer de pulmón, seno y melanoma desarrollan metástasis cerebrales, y los tratamientos actuales para las metástasis cerebrales son ineficaces».

«La cirugía para extirpar tumores primarios suele ser esencial, pero el período inmediatamente anterior y posterior a la cirugía requiere que se suspendan todos los tratamientos de quimioterapia y radioterapia», agregó.

«Esto», explicó, «crea un alto potencial para el inicio y la rápida progresión de metástasis cerebrales mortales».

Según el Dr. Blinder, el estudio mostró que el CpG-C, un adyuvante de material de ADN sintético, reduce el desarrollo de metástasis cerebrales cuando se inyecta por vía intravenosa durante ese período de tiempo.

«Cuando el medicamento se administra sistémicamente, cruza la barrera hematoencefálica y funciona activando las microglías, las células inmunes primarias del cerebro, para matar las células tumorales invasoras», dijo.

Actualmente, los pacientes reciben radioterapia preventiva en todo el cerebro para reducir las metástasis cerebrales, lo que tiene múltiples efectos secundarios negativos.

Sin embargo, el nuevo tratamiento «prepara a las tropas inmunes para el combate», tanto en el cerebro como en el resto del cuerpo», explicó.

Según el Dr. Blinder, el CpG-C podría administrarse a pacientes con cáncer varios días antes de la extirpación del tumor primario y continuar unas semanas después de la cirugía.

«Pudimos verificar que este tratamiento no interrumpa la cicatrización del tejido, lo cual es importante en el período postoperatorio», dijo el profesor Ben-Eliyahu, y agregó que «el tratamiento no parece aumentar el riesgo de otras complicaciones comunes relacionadas a la cirugía, como una respuesta inflamatoria postoperatoria exagerada».

Actualmente, el grupo está realizando varios estudios para verificar que el tratamiento no ponga en riesgo la salud de los pacientes ni el éxito de la cirugía.

«Ahora estamos probando el posible uso simultáneo de medicamentos antiinflamatorios anti estrés… que pueden mitigar las respuestas nocivas de estrés inflamatorio a la cirugía y potencialmente al tratamiento con CpG-C».

Según el profesor Ben-Eliyahu, «si estas pruebas tienen éxito, planeamos realizar estudios iniciales en pacientes con cáncer».

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil