Dispositivo israelí permitiría a las mujeres embarazadas hacer ecografías con el teléfono

PulseNmore ha llevado a cabo ‘pruebas exitosas’ del producto, dicen que están a punto de completarse; las imágenes se pueden enviar directamente a los médicos

Imágenes computarizadas de un dispositivo de ultrasonido en desarrollo por la startupisraelí PulseNmore que permitiría que una futura madre controle a su bebé a través de su teléfono inteligente. (Captura de pantalla: Hadashot)

Una startup israelí está en la etapa final de desarrollo de un revolucionario dispositivo de ultrasonido de mano que permitirá a las mujeres embarazadas controlar la salud de su bebé utilizando solo un teléfono inteligente.

PulseNmore LTD. dice que su dispositivo se puede conectar a cualquier teléfono inteligente, mostrando las imágenes en su pantalla y enviándolas al médico personal de la mujer embarazada para su revisión, informó el martes Hadashot TV.

La invención podría revolucionar las pruebas de ultrasonido y la frecuencia con que las mujeres embarazadas pueden revisar a su hijo por nacer, especialmente en Israel, donde las mujeres se someten a 6 – 8 pruebas en promedio, según el profesor Israel Meisner, jefe de la Unidad de Ultrasonido Obstétrico del Centro Médico Rabin en Petah Tikva.

“El nuevo desarrollo tiene una gran ventaja, que es el efecto calmante”, dijo Meisner a Hadashot. “Las mujeres a veces no sienten movimiento, llaman a su médico y se les pide que acudan a la sala de emergencias. Esta es la opción de poner un teléfono sobre su estómago y ver a su bebé”.

“El propósito es usarlo solo cuando sea necesario, cuando haya ansiedad”, dijo a la estación de televisión el Dr. Elazar Sonnenschein, cofundador de PulseNmore.

Ilustración: Ultrasonido. (Shutterstock)

El dispositivo aún no ha recibido la aprobación del Ministerio de Salud. Pero la compañía dice que ha sido probado con éxito en los Estados Unidos.
PulseNmore dice que su dispositivo se puede usar para hasta 25 controles de ultrasonido y se venderá en alrededor de NIS 700 ($190) una vez que reciba la certificación del Ministerio de Salud.
Ese costo no incluye el pago al médico que examina la imagen. Pero la startup dijo que estaba en conversaciones con los fondos de salud israelíes sobre el tema, ya que el dispositivo podría ahorrarles dinero haciendo innecesarias las costosas pruebas de ultrasonido.
“Para evitar malentendidos: no se trata de un ultrasonido para detectar defectos o mediciones de embarazo”, dijo Meisner. “Este es un dispositivo con el único propósito de calmar a una mujer, darle la oportunidad de ver a su feto, conectarse cuando está estresada y entender que se ve bien”.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil