Recorra el bien fortificado Tel Gezer, el bastión bíblico cananeo que no caería

Uno de los raros sitios con evidencia escrita que lo relaciona con su ubicación bíblica, el enorme parque de 32 acres es gratuito para todos y cuenta con capas de historia hasta la época del rey Salomón.

Por Aviva y Shmuel Bar-Am


Vista panorámica del parque nacional de Tel Gezer.
(Shmuel Bar Am)


Restos de una puerta que data de la época del rey Salomón en Tel Gezer.
(Shmuel Bar Am)


Mientras que el original se encuentra en un museo en Estambul, esta fiel réplica del hito de Gezer se encuentra en la pared de la casa del siglo XIX construida por el misionero y arquitecto Conrad Schick para su familia.
(Shmuel Bar Am)


Restos de una ciudad israelita que data de la época del rey Salomón en Tel Gezer.
(Shmuel Bar Am)


Una tumba en el barrio Silwan de Jerusalén conocida durante siglos como la Tumba de la Hija del Faraón.
(Shmuel Bar Am)


La entrada y la vista del punto de observación en el parque nacional Tel Gezer.
(Shmuel Bar Am)


Vista panorámica del parque nacional de Tel Gezer.
(Shmuel Bar Am)

Rara vez los arqueólogos e historiadores tienen pruebas escritas que identifiquen positivamente un sitio de Tierra Santa mencionado en la Biblia. Es por eso que la inscripción en la roca descubierta en Tel Jazer a principios de la década de 1870 causó tanto revuelo: las palabras escritas en la roca, en hebreo antiguo, dicen: «Límite de Gezer». A lo largo de los años, se han recuperado bastantes hitos más de Gezer en el tel o colina.

La palabra “Gezer” aparece en la Biblia más de una docena de veces. Su tercera mención está dentro del contexto de los territorios asignados a los israelitas que, después del Éxodo y una peregrinación de 40 años en el desierto, estaban preparados para asentarse en la tierra que Dios había dicho que sería de ellos. Esa Tierra Prometida, rebosante de leche y miel, también se llenó de ciudades cananeas que no se quedaron quietas ante la invasión israelita. Y aunque los israelitas lograron conquistar varias ciudades cananeas, varias otras no capitularon.

Una de estas fue Gezer, que Josué había asignado a la tribu de Efraín. Gezer, una ciudad grande e importante, era parte del imperio egipcio y estaba gobernada por personas que mantuvieron correspondencia a menudo con los faraones. Fue recién durante el reinado del rey Salomón, cientos de años después de que los israelitas no lograron tomar la ciudad, que Gezer cayó bajo el control de los israelitas. Incluso entonces, esto sucedió solo porque el faraón reinante devastó la ciudad, mató a los habitantes y ofreció Gezer al rey Salomón como regalo cuando el monarca israelita se casó con su hija.

Excepto por un pequeño intento de agricultura allí en el siglo XIX, Gezer ha estado prácticamente abandonada durante al menos dos milenios. Sus ruinas se extienden sobre 32 acres y están incluidas en el Parque Nacional Tel Gezer.

Tel Gezer es especial. No solo es uno de los sitios de este tipo más grandes del país, sino que está abierto todo el día y los visitantes no pagan una tarifa para explorar sus antigüedades. También cuenta con una puerta que data de una época en que Salomón reclutó trabajadores para reconstruir la ciudad. De hecho, excepto por disparidades insignificantes debidas a diferencias en el terreno, es idéntica a las puertas de otras dos ciudades que Salomón decidió reconstruir: Megido y Jasor (1 Reyes 9:15).

Parece seguro asumir que un enérgico rey Salomón viajó por el país controlando todos sus proyectos extravagantes (también construyó un palacio y un templo), por lo que una vez que los visitantes cruzan el umbral, pueden estar caminando sobre las piedras pisadas por el rey más sabio de Israel.

Todos los años, en invierno y primavera, una impresionante colección de flores silvestres florece en todo el tel, mientras que en verano se llena de vegetación seca y cubierta de maleza. Hace unos meses, aunque se desató un incendio en Tel Gezer, los sitios arqueológicos permanecieron completamente intactos y la única evidencia de las llamas que cubrieron el sitio son las malas hierbas ennegrecidas que muestran su habitual desolación veraniega. Para la próxima primavera, se espera que los terrenos vuelvan a estar cubiertos de flores multicolores.


Vista panorámica del parque nacional de Tel Gezer.
(Shmuel Bar Am)

Después de unas mejoras recientes, ahora hay un buen camino hacia el parque y el sendero que atraviesa el tel es mucho más fácil de atravesar que en el pasado (aunque todavía puede ser un poco rocoso y los visitantes deben andar con cuidado). Además, desde el año pasado, los buenos caminantes ahora pueden llegar al sistema de agua cananeo más grande descubierto hasta ahora.

A lo largo del camino, la torre cananea de Tel Gezer es la fortificación más grande de su tipo en Israel. Construida para proteger el área de la puerta de la ciudad cananea, tiene 16 metros (52,5 pies) de ancho y cuando se construyó tenía 15 metros (49 pies) de alto. Hoy solo quedan cinco metros (16,4 pies) in situ ya que los 10 metros superiores (33 pies), probablemente construidos con adobe, no han sobrevivido a los elementos. Lo más probable es que la torre hubiera contenido salones de recepción, centros militares y/o administrativos y quizás una casa para el gobernador.


Restos de la puerta cananea en Tel Gezer.
(Shmuel Bar Am)

Fácilmente visibles desde el sendero son los muros abatibles, habitaciones o casas cananeas construidas en el muro de la ciudad para brindar doble protección a los habitantes. Como si la roca fronteriza de Gezer no fuera suficiente para demostrar que esta es la ciudad bíblica, todavía quedan restos de destrucción que datan de los años alrededor del 950 AEC, exactamente el momento en que, según la Biblia, el faraón egipcio arrasó la ciudad.

Cámaras abatibles cananeas construidas en el muro de la ciudad para brindar doble protección a los habitantes de Tel Gezer. (Shmuel Bar Am)

La mayoría de los expertos creen que el sistema de agua cananeo cercano fue tallado en piedra caliza hace unos 4000 años y es el más antiguo y posiblemente el más grande de su tipo en el Medio Oriente. Los residentes habrían descendido por un pozo de 40 metros (131 pies) para llegar al manantial subterráneo. Desde los arreglos, los visitantes ahora pueden bajar 175 escalones hasta el agua.


Hoy en día, los visitantes pueden bajar 175 escalones hasta la fuente de agua cananea de 4000 años de antigüedad.
(Shmuel Bar Am)

Más adelante en el sendero, y ubicadas en diferentes partes del tel, hay 10 rocas monolíticas. Si bien hoy en día esta área del tel está bastante aislada, cuando Gezer era una floreciente ciudad cananea, aparentemente era el centro religioso de la sociedad cananea. Una estructura con columnas con techos decorativos, columnas y áreas rituales habría rodeado los monolitos, a menudo llamados monumentos megalíticos.

Nadie sabe con certeza qué empujó a los cananeos a construir este sitio. La erección de pilares para conmemorar una experiencia religiosa parece haber sido tradicional entre muchas personas del Medio Oriente. Los israelitas también conmemoraron su unidad después de recibir la Ley de Moisés colocando piedras verticales: “[Moisés]… edificó un altar al pie de la montaña y levantó 12 columnas de piedra que representaban a las 12 tribus de Israel”. (Éxodo, 24:4)


Monolitos cananeos en Tel Gezer.
(Shmuel Bar Am)

Si bien los cananeos podrían haber preparado el sitio para una reunión entre los jefes de las diferentes ciudades-estado del área, es mucho más probable que la prostitución ritual ocurriera en el templo. Gezer siempre ha sido una comunidad agrícola y sus diosas representaban la fertilidad; se pensaba que el apaciguamiento de los dioses daría como resultado ovejas más gordas y mejores cosechas.

Lo último en el camino es la ciudad israelita. Las piedras a cada lado de la puerta son de un estilo llamado sillería, donde se cortan en una forma y tamaño uniformes. Durante las excavaciones de hace más de cien años, el arqueólogo R.A. Macalister descubrió parte de la puerta y asumió que pertenecía a un palacio macabeo (asmoneo). Pero el famoso estadista y arqueólogo Yigael Yadin estaba familiarizado con el pasaje bíblico de Reyes, conocía puertas similares en Megido y Jasor, y examinó el sitio más de cerca. En 1958 Yadin la declaró puerta salomónica (fue descubierta en su totalidad unos años después). Un arquitecto probablemente diseñó las puertas en los tres sitios.

Debajo de la calle que discurría entre ambos lados de la puerta había una cloaca, la trinchera que ves hoy. En ese momento, por supuesto, estaba cubierto por una pasarela de piedra.


Restos de una ciudad israelita que data de la época del rey Salomón en Tel Gezer.
(Shmuel Bar Am)

Cada lado de la puerta está bordeado por tres cuartos de guardia, uno de los más cercanos a la entrada con un abrevadero que pudo haber servido a personas, animales o ambos. Otra sala de guardia está rodeada de bancos, quizás para sentar a jueces, profetas y otros que pasaban tiempo cerca de la puerta.

Un hallazgo único en Tel Gezer demuestra la conexión tangible entre el pasado y el presente. Conocido como el Calendario de Gezer, contiene la muestra más antigua conocida de escritura hebrea y enumera los ocho períodos del año agrícola. La tablilla de piedra en la que está inscrito esto, también indica la tarea asociada con cada etapa. Los agricultores de los kibutz cercanos encuentran este calendario particularmente relevante porque prueba que sus antepasados cosecharon lo mismo que cosechan hoy, y procesaron el mismo vino.

Para obtener instrucciones sobre cómo llegar al Parque Nacional Tel Gezer, busque en Google o Waze, o no dude en escribirnos a israeltravels@gmail.com.

 

Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil
Fuente: The Times of Israel
https://www.timesofisrael.com/tour-the-well-fortified-tel-gezer-the-biblical-canaanite-holdout-that-wouldnt-fall/