Arqueólogos desentierran ciudad cristiana de Galilea saqueada por los persas en el siglo VII

Los restos de una comunidad rural adinerada descubierta en Pi Mazuva en 2007 incluyen cruces y mosaicos de inspiración pagana; nueva publicación explica sobre los cristianos que vivieron allí.

Parte de un mosaico de la era bizantina desenterrado en 2007 en el norte de Israel en el sitio de excavación de Pi Mazuva. (Cortesía / Autoridad de Antigüedades de Israel)

Arqueólogos israelíes han publicado un análisis de 360 ​​grados de una ciudad cristiana rural y pudiente en Galilea que probablemente fue destruida por los invasores persas en 613 EC.

Descubiertos en 2007 en una excavación de salvamento antes de obras viales cerca de Shlomi y del Kibbutz Hanita, los restos del asentamiento bizantino en Pi Mazuva se encuentran en la esquina noroeste de Israel moderno en la frontera con el Líbano. Los hallazgos incluyen iconografía cristiana, una casa grande y un piso de mosaico colorido, de alta calidad y parcialmente conservado.

Los hallazgos se publicaron en la edición de junio de Atiqot, una revista de investigación producida por la Autoridad de Antigüedades de Israel, y se informó inicialmente en Haaretz. Los investigadores principales fueron Gilad Cinamon, Yoav Lerer, Gabriela Bijovsky y Rina Talgam.

Según la publicación de código abierto en idioma hebreo, el asentamiento fue mencionado en el Talmud de Jerusalén del siglo IV al V como parte de «territorios prohibidos», y de acuerdo con la ley judía (halajá), no se consideraba parte del territorio judío. Sin embargo, se imponían ciertos mandamientos para los judíos ubicados en la Tierra de Israel.

«Si bien por ahora no tenemos documentos de fuentes cristianas sobre este asenntamiento, toda la evidencia apunta a una población casi completamente cristiana», dijo Cinamon a Haaretz.

Además del colorido mosaico, los investigadores también encontraron cerámica, una cruz de bronce, monedas árabe-bizantinas, un raro peso de bronce del siglo sexto y piedras con cruces talladas en ellas. En dos etapas se excavaron cuatro estructuras que abarcaban callejones estrechos. Los investigadores escriben que el peso de bronce «enseña sobre el bienestar económico de la comunidad rural».

Se encontró un peso de bronce poco común de la era bizantina en Pi Metzuba en 2007. (IAA)

El mosaico de 5 por 5 metros (16 por 16 pies) retrata motivos florales, figuras animales y humanas, y fragmentos de inscripciones griegas, que no se han descifrado más de una década después de su revelación. Los investigadores dijeron que probablemente fue hecho por artistas experimentados y adornaba el piso de una villa local. Fue trasladado a un museo de arqueología local en el Kibbutz Ein Dor, cerca de Nazaret, donde se encuentra actualmente en exhibición, según Haaretz.

Las ilustraciones pastorales incluyen imágenes de gatos, un conejo comiendo uvas, una copa, pájaros, un hombre joven, plantas frutales y una mujer que parece personificar la abundancia y la fertilidad agrícola.

«Los motivos son eclécticos, señalando una continuidad de las tradiciones clásicas, por un lado, y alejándose de ellas, por el otro», escribieron los investigadores. «Este mosaico se une a muchos otros pisos de mosaico que se crearon después de la conquista musulmana, lo que demuestra que las tradiciones bizantinas locales continuaron a lo largo de los siglos VII y VIII EC».

Una excavación arqueológica en el norte de Israel en el sitio de excavación de Pi Mazuva en 2007. (Cortesía / Autoridad de Antigüedades de Israel)

La habitación contenía objetos cristianos, pero no parecía ser una capilla, sino un salón que solía entretener a los invitados en la granja de una familia adinerada.

Las monedas encontradas en el sitio datan de los períodos bizantino e islámico temprano, a excepción de una, que fue acuñada en Lyon, Francia, en 314 o 315 EC.

El sitio se descubrió por primera vez en 2007 durante la construcción de carreteras y solo se ha excavado parcialmente. La mayor parte del sitio se rellenó, en espera de futuros arqueólogos.

Una comunidad cercana al sitio hoy conserva el nombre de la era bizantina y se llama Kibbutz Metzuba.

El Imperio bizantino y el Imperio persa Sasánida fueron a la guerra entre 602 y 628 EC, el último de una serie de conflictos entre las dos potencias. Los persas invadieron el Israel moderno y conquistaron Jerusalén en 614, con la ayuda de algunos aliados judíos que habían sido perseguidos por los bizantinos.

Según los investigadores, hubo alrededor de 140 asentamientos cristianos en la región durante esta época, incluidas 63 iglesias o monasterios. Otros 13 asentamientos tenían una población mixta. Muchos de estos sitios cristianos en Galilea fueron destruidos en la invasión persa. 

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción:
 Consulado General H. de Israel en Guayaquil