«Hezbollah recibió de Irán cargamentos de la sustancia química que explotó en Beirut”

La explosión en Beirut provocó más de 150 muertes y miles de heridos.

El periódico alemán Die Welt citó declaraciones de fuentes de inteligencia occidentales, que detallan la conexión del general iraní eliminado por Estados Unidos en enero, Qassem Soleimani, con los envíos de nitrato de amonio al Líbano en los años en que el material se almacenaba en el puerto. También se publicaron nombres de miembros de Hezbollah, aunque aún no hay una prueba irrefutable de que estuvieran vinculados a la explosión.

Hezbollah recibió numerosos envíos de nitrato de amonio, la sustancia que causó la explosión masiva en el puerto de Beirut a principios de este mes. Así lo informó anoche (miércoles) el diario alemán Die Welt, según información que le proporcionaron varias fuentes de agencias de inteligencia occidentales. Según las mismas fuentes, existe documentación que acredita que la organización recibió los envíos.

El informe arroja dudas sobre las afirmaciones del líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, respecto de que su organización no tuvo nada que ver con la recepción y el almacenamiento en el puerto de las 2.750 toneladas de la sustancia química que causaron la explosión y la muerte de 150 personas y miles de heridos.

El líder de Hezbollah, Hassan Nasralah, negó cualquier responsabilidad en la explosión en Beirut.

El nitrato de amonio se utiliza en la industria de la construcción y para la fertilización en la agricultura, pero también lo usan las organizaciones terroristas para fabricar bombas. Aún no se sabe quién fue el responsable de recibir el material y almacenarlo en el puerto desde finales de 2013.

Según fuentes de la agencia de inteligencia, Hezbollah había ordenado cantidades similares del material en la época en que la sustancia llegó al puerto. Y agregaron que los envíos fueron realizados por la “Fuerza Quds”, perteneciente a la Guardia Revolucionaria de Irán, que es responsable de la actividad militar fuera de las fronteras del país. Según el diario, la transferencia de los cargamentos estuvo a cargo de Qassem Suleimani, comandante de la “Fuerza Quds”, que murió en enero en un ataque estadounidense en Irak.

Un hombre herido es evacuado de la zona de la explosión.

El primer envío de nitrato de amonio se realizó el 16 de julio de 2013. Irán transfirió 270 toneladas a Hezbollah y recibió a cambio una cantidad equivalente a 179.399 euros. Cuatro meses después, la República Islámica transfirió un peso similar del producto químico por un bajo precio: 140.693 euros.

Otro envío llegó al Líbano en abril de 2014, pero no hay información sobre el tamaño del mismo y la cantidad que Hezbollah pagó por él. El primer cargamento fue transportado en contenedores especiales con la ayuda de aviones de la Guardia Revolucionaria. Los otros dos envíos se realizaron por barco y por tierra, a través de la frontera con Siria.

Destrozos en Beirut tras la explosión.

Según el informe, una de las personas responsables de recibir el material y almacenarlo en Beirut, es Mohamed Kassir, de 57 años, que ha estado en la lista de buscados de Estados Unidos desde 2018. Se le considera un eslabón importante en las relaciones entre Hezbollah con Siria e Irán, y es el hombre que pagó por los envíos.

El hermano de Kassir, Ahmad, es considerado el primer atacante suicida de Hezbollah después de conducir un automóvil contra un edificio donde las fuerzas israelíes se alojaban en el Líbano. 75 soldados murieron en el ataque. La sustancia que provocó la explosión del camión fue la misma que produjo la explosión hace unas dos semanas en Beirut.

 

Fuente: Ynet Español