Enorme colección de fotografías de la época pre-estado cobra nueva vida con el propietario de tercera generación

EL LADO POSITIVO

Ben Peter se hizo cargo del negocio familiar, The Photo House en Tel Aviv, con un sentido de responsabilidad y un sueño

Por Jessica Steinberg

De la colección de The Photo House, tomada en 1928 (Cortesía de The Photo House)

Una foto de los inicios de Tel Aviv (Cortesía de The Photo House)

Miriam y Rudy Weissenstein, propietarios de The Photo House de Tel Aviv (Cortesía de The Photo House)

Conduciendo en una carretera desierta en el Israel anterior a ser estado (Cortesía de The Photo House)

Mujer con sombrero, de la colección de The Photo House (Cortesía de The Photo House)

La ciudad de Tel Aviv (Cortesía de The Photo House)

Colgando la ropa lavada en el Israel pre-estado (Cortesía de The Photo House)

Un profundo aprecio por una colección fotográfica que relata los primeros años de Israel impulsó a Ben Peter a intentar restaurar The Photo House, el escaparate en Tel Aviv de sus abuelos con un archivo de alrededor de un millón de fotos tomadas en el Israel anterior al estado.

Ahora, una costosa reubicación a su sitio original de 1936, junto con la pandemia de coronavirus, han llevado este negocio histórico al límite, y Peter está buscando ayuda financiera para restaurar el negocio familiar.

«Cuando veo la colección de mi abuelo, pienso en un hombre que dejó a su familia en Europa y llegó a un lugar debido a una idea y documentó todas las cosas que le interesaban», dijo Peter.

El fotógrafo Rudy Weissenstein, abuelo de Peter, capturó miles de momentos personales con su cámara – incluida una famosa foto de su esposa, Miriam Weissenstein – descendiendo por el aire en lo que parece una pose de yoga sentada – y eventos importantes, como la firma la declaración de la independencia israelí.

Una foto de la bailarina y profesora de gimnasia Miriam Weissenstein, tomada por su esposo fotógrafo Rudy Weissenstein, propietario de Photo House de Tel Aviv en Tel Aviv (Cortesía de The Photo House)

«Es asombroso para mí … ver a todas estas personas en sus pequeños momentos, y no borrar esto, sino protegerlo tal como está», dijo Peter.

Peter no siempre pensó de esa manera sobre el negocio de sus abuelos.

Su amor y necesidad de lazos más fuertes con su abuela materna llevaron a Peter a la tienda por primera vez cuando tenía 26 años y emergiendo de la dolorosa profundidad de una tragedia familiar.

El padre de Peter asesinó a su madre y luego se suicidó. Su abuela estaba atormentada por el dolor y la ira, pero aún dirigía la tienda, con la esperanza de que hubiera una tercera generación que se hiciera cargo del negocio. Su abuelo había muerto hacía 11 años.

Michal Weissenstein Peter, la segunda generación de The Photo House en Tel Aviv, que murió trágicamente en 2006 (Cortesía de The Photo House)

La madre de Peter, Michal, había estado ayudando a su madre a administrar la tienda, y habían escrito a coleccionistas y museos pidiéndoles que compraran la colección, un millón de valiosos negativos que relatan la historia de Israel. Cuando varias posibilidades fracasaron, la pareja de madre e hija montó una exposición de los archivos de la tienda para el centenario de Tel Aviv.

“Todo Tel Aviv vino a ver esta exhibición y mi madre y mi abuela hicieron esto juntas”, dijo Peter.

Menos de un año después, el padre y la madre de Peter estaban muertos y él comenzó a visitar a su abuela en la tienda, continuando con lo que su madre había iniciado.

La tienda estaba «bien como estaba», dijo Peter. “Parecía una tienda en la que nadie entraría nunca. Estaba pasada de moda».

Llevó una computadora a la tienda, digitalizó los archivos y organizó la colección, y descubrió que este polvoriento negocio familiar le resultaba más interesante de lo que había pensado. También lo volvió a conectar con su abuela.

«Mi conexión con mi abuela estaba ligada a la pérdida de mi madre y nos encontramos los dos», dijo Peter. “Nos hicimos amigos y socios. Estábamos juntos todo el tiempo».

El dúo fue examinado en profundidad en el galardonado documental de 2011 «Life in the Stills» (Vida en Fotografías) de Tamar Tal, producido por el equipo de producción de Heymann Brothers, que los muestra luchando por salvar la tienda debido a la construcción de una torre residencial de lujo e intentando definir su propia relación a raíz de su tragedia compartida.

Cuidando caballos en el Israel pre-estado (Cortesía de The Photo House)

En el documental, Peter ya es parte de The Photo House y una presencia diaria en la vida de su abuela anciana, trabajando codo a codo con ella en la tienda y tomando sopa con ella en su apartamento. La convenció de viajar a Frankfurt con él para una exhibición, hizo siestas a su lado y empujó su silla de ruedas.

Murió en 2011 a los 98 años, justo después de que la ciudad desalojara la tienda y la trasladara a su ubicación temporal.

Aunque se enfrentaron sobre ciertos cambios en la tienda, sus personalidades se fusionaron, dijo Peter, quien muestra una actitud afectuosa, respetuosa y amorosa hacia su abuela en el documental. Queda claro que eran buenos amigos.

“Casi no peleábamos y si lo hacíamos, de inmediato hacíamos las paces”, dijo.

De los siete nietos de Weissenstein, Peter era el único interesado en The Photo House y le dijo que se ocuparía de ella y dedicaría su vida a ella.

«Ella sabía que me preocuparía por esto y lo haría mío», dijo. «Este es mi trabajo, como cualquiera que tenga un trabajo cercano a su corazón».

El primer Primer Ministro de Israel, David Ben-Gurion, en la firma de la declaración de independencia de Israel (Cortesía de The Photo House)

Quería devolverle la vida al estudio en su ubicación original, con planes para exhibiciones y mercadería. También quería crear un lugar donde la gente pudiera tomarse fotografías formales, y una galería con conferencias y talleres que acogieran a otros fotógrafos, continuando el trabajo que había realizado la Photo House original.

«Es una especie de celebración todo el tiempo de las fotos», dijo Peter. “Pueden ser digitales o físicas o grandes o pequeñas, nuestro objetivo es publicar las fotos y que la gente las reconozca y se emocione”.

El regreso al sitio original tuvo lugar esta primavera, diez años después del desalojo.

Ben Peter, propietario de tercera generación de The Photo House en Tel Aviv (Cortesía de Ben Peter)

Ahora, sin embargo, Peter tiene pocos fondos y estableció una campaña de financiación colectiva Headstart para recaudar NIS 300.000 antes del 18 de septiembre con el fin de completar las necesarias renovaciones y los planes.

«Es una responsabilidad para mí continuar con esta experiencia visual y nostálgica», dijo Peter. «Le estamos dando un hogar a esto, esa es nuestra meta».

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción:Consulado General H. de Israel en Guayaquil