El Ministro de Relaciones Exteriores, Gaby Ashkenazi, se reunió con el Secretario de Estado para Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Dominic Raab

El Ministro de Relaciones Exteriores Ashkenazi con el Secretario de Relaciones Exteriores  británico Dominic Rab en Jerusalén. Fotografía/Ministerio de Relaciones Exteriores

El Ministro de Relaciones  Exteriores Gabi Ashkenazi recibió al Secretario de Estado para Relaciones Exteriores británico Dominic Raab y a su equipo en Jerusalén. Durante la reunión, ambos referentes abordaron cuestiones bilaterales, incluidos los lazos comerciales tras la salida de Gran Bretaña de la UE. También analizaron cuestiones regionales, incluida la amenaza iraní, la situación en el Líbano, incluido el afianzamiento y el aumento del poder de Hezbolá y el acuerdo de normalización con los Emiratos Árabes Unidos.

El Ministro de Relaciones Exteriores israelí manifestó: “Irán representa una amenaza para la estabilidad y la paz en el Oriente Medio y en todo el mundo, y el levantamiento del embargo de armas llevará a Irán a acelerar su rearme. Nos decepcionó ver el voto del E3 en contra de la extensión  del embargo de armas a  Irán en el Consejo de Seguridad de la ONU. Los países del E3 deben comprender que la estabilidad regional y la detención del armamento iraní son un interés global. El esfuerzo mundial para detener la agresión debe verse reflejado en acciones y no solo en palabras. Todavía hay tiempo para cambiar de rumbo.”

El ministro Ashkenazi agradeció a su colega  británico por la decisión del gobierno británico de calificar a Hezbolá  como una organización terrorista y pidió a Gran Bretaña que apoyara la posición israelí de que la FPNUL debería poder cumplir su mandato en el Líbano y evitar el fortalecimiento de Hezbolá.

El Ministro de Relaciones Exteriores Ashkenazi agregó: “El acuerdo histórico con los Emiratos Árabes Unidos demuestra que podemos lograr la paz mediante negociaciones directas entre los países. Esperamos que más países en el Medio Oriente se unan al proceso.”

 

Fuente: Comunicado del portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores