La viuda de Yasser Arafat se disculpa con los Emiratos Árabes Unidos por los insultos y la quema de banderas

Erekat también dice que los símbolos de los Emiratos Árabes Unidos no deberían ser estropeados, pero otros palestinos están indignados por las disculpas

Suha Arafat, esposa del fallecido líder palestino Yasser Arafat, habla durante una entrevista con el canal de noticias satelital en inglés Al Jazeera en Doha el 6 de noviembre de 2013 (Foto: REUTERS / FADI AL-ASSAAD)

Suha Arafat, viuda del ex líder de la OLP, Yasser Arafat, se disculpó por la quema de banderas emiratíes en protesta por el acuerdo de normalización entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel.

La disculpa, que apareció en la cuenta de Instagram llamada «officialsuhayasserarafat», fue bien recibida por algunos ciudadanos de los Emiratos Árabes Unidos pero criticada por varios palestinos.

«Quiero disculparme, en nombre de los honorables del pueblo palestino, con pueblo emiratí y su liderazgo por la profanación y quema de la bandera de los Emiratos Árabes Unidos en Jerusalén y Palestina, y por insultar los símbolos de los amados Emiratos Árabes Unidos», Suha, de 57 años, escribió. «Estos no son nuestros valores, moral, ni tradiciones».

Dirigiéndose a los palestinos, Suha dijo: “Nuestras generaciones necesitan leer bien la historia para aprender cómo los EAU apoyaron la causa y al pueblo palestinos en el pasado y el presente. Pido disculpas a la gente y al liderazgo de los Emiratos Árabes Unidos por cualquier daño hecho por cualquier palestino a este generoso y amable pueblo [emiratí], que siempre nos ha acogido”.

Suha también se disculpó con Fatima bint Mubarak, la madre del príncipe heredero Mohammed bin Zayed.

Fátima, la tercera esposa del jeque Zayed bin Sultan al-Nahyan, presidente fundador de los Emiratos Árabes Unidos, es conocida como la «Madre de los Jeques» y como la «Madre de los Emiratos Árabes Unidos».

La disculpa de Suha se produjo después de que manifestantes palestinos quemaron banderas de los Emiratos Árabes Unidos e imágenes de bin Zayed en respuesta al acuerdo entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel para normalizar sus relaciones. Los palestinos también han denunciado al príncipe heredero como un «traidor».

El liderazgo de la Autoridad Palestina ha acusado a los Emiratos Árabes Unidos de «traicionar a la Mezquita de al-Aqsa, Jerusalén y la causa palestina» al llegar a un acuerdo con Israel.

Algunos palestinos expresaron su preocupación por la dura respuesta de los líderes de la Autoridad Palestina al acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos. Acusaron a los líderes de la Autoridad Palestina de una «reacción exagerada» y advirtieron que las escenas de palestinos quemando banderas de los Emiratos Árabes Unidos y fotos de bin Zayed causarían un gran daño a los palestinos, particularmente a los que viven en el Golfo.

El secretario general de la OLP, Saeb Erekat, hizo un llamado a los palestinos para que no destruyan los símbolos de los EAU. “La bandera emiratí es un símbolo que debe ser respetado, al igual que todos los demás símbolos de la soberanía emiratí”, dijo.

La declaración de Erekat se produjo después de que muchos ciudadanos del Golfo condenaron enérgicamente la campaña de incitación de los líderes palestinos contra los Emiratos Árabes Unidos. Varios académicos, periodistas y activistas políticos de los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita acusaron a los palestinos de ser “ingratos” y denunciaron la quema de banderas emiratíes y fotografías de bin Zayed.

La disculpa de Suha, sin embargo, provocó fuertes críticas de otros palestinos, incluidos altos funcionarios de Cisjordania que dijeron que no tenía derecho a hablar en nombre del pueblo palestino.

Munir al-Jaghoub, un alto funcionario de la facción gobernante Fatah, dijo que no se contaba a sí mismo entre aquellos en cuyo nombre Suha Arafat se disculpó con el pueblo emiratí. «No ordené a nadie que se disculpara en mi nombre con los Emiratos Árabes Unidos después de que normalizaron sus relaciones [con Israel]», escribió al-Jaghoub en Twitter. «Creo que muchos palestinos no quieren disculparse [con los Emiratos Árabes Unidos] y no autorizaron a nadie a disculparse».

Varios palestinos de Cisjordania y la Franja de Gaza expresaron su indignación por la disculpa de Suha y dijeron que ellos tampoco comparten su sentimiento.

«¿Quién le pidió a esta mujer que hablara en nombre de los palestinos?» comentó un alto funcionario de la OLP en Ramala. “Ella hace que parezca que quienes criticaron a los Emiratos Árabes Unidos no son personas honorables. Necesita mantener la boca cerrada».

Algunos palestinos afirmaron que la disculpa era una señal de la estrecha relación entre Suha Arafat y Mohammed Dahlan, el depuesto operativo de Fatah que se desempeña como asesor especial de bin Zayed. Viviendo en Abu Dabi, Dahlan es considerado un archirrival de Abbas.

Suha, que no ocupa ningún cargo oficial en la Autoridad Palestina, ha estado viviendo en Malta durante la última década.

Después de la muerte de su esposo en 2004, ella y su hija, Zahwa, se mudaron a Túnez y obtuvieron la ciudadanía tunecina. En 2007, Túnez revocó su ciudadanía. Cuatro años después, el Tribunal de Primera Instancia de Túnez emitió una orden de arresto internacional en su contra en relación con un escándalo de corrupción que involucró a la ex primera dama de Túnez, Leila Ben Ali.

Varios periódicos de los Emiratos Árabes Unidos destacaron la disculpa de Suha Arafat, mientras que muchos usuarios de las redes sociales emiratíes la elogiaron por su «valentía».

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil