Hezbolá compró material explosivo durante el tiempo de almacenamiento en el puerto – según informe

«Hezbolá en el Líbano recibió grandes entregas de nitrato de amonio, que están estrechamente relacionados con el material detonado en Beirut».

La escena de una explosión en Beirut el 4 de agosto de 2020. La explosión, que sacudió edificios enteros y rompió vidrios, se sintió en varias partes de la ciudad. (Foto: ANWAR AMRO / AFP VIA GETTY IMAGES)

Hezbolá compró una gran cantidad de nitrato de amonio que estaba relacionado con el almacenamiento del mismo producto químico que se embodegaba en el puerto de Beirut y provocó una explosión masiva a principios de agosto, informó el miércoles el diario alemán Die Welt.

Welt tiene información exclusiva de los servicios secretos occidentales. En consecuencia, la milicia [de Hezbolá] compró grandes cantidades de la peligrosa sustancia… Después del desastre en el puerto de Beirut, se sospechaba que Hezbolá había estado involucrado en el almacenamiento del nitrato de amonio explosivo”, dice el informe.

«Según la información de los servicios secretos occidentales que está disponible para Welt, Hezbolá en el Líbano recibió grandes entregas de nitrato de amonio, que están estrechamente relacionados con el material detonado en Beirut», informó Die Welt.

No es seguro si el nitrato de amonio en el puerto fue el mismo que se envió aproximadamente al mismo tiempo a Hezbolá en 2013 y 2014, según el informe. Parte de la compra del grupo terrorista libanés se envió a través del puerto y parte se importó a través del aeropuerto o por tierra a través de Siria, según el informe.

El Jerusalem Post no pudo verificar las fuentes de inteligencia occidentales anónimas mencionadas en el informe.

La explosión del nitrato de amonio durante la primera semana de agosto mató al menos a 171 personas e hirió a 6.000. Se cree que el material explosivo estaba almacenado en el puerto desde 2014.

Hezbolá “hizo que le envíen cantidades considerables de nitrato de amonio al Líbano precisamente en ese momento (finales de 2013 o principios de 2014). Se dice que la unidad Quds de la Guardia Revolucionaria Iraní, es decir, la parte de esos paramilitares responsables de las operaciones en el extranjero, que también tiene una posición política clave en Irán, fue responsable del transporte”, informó Die Welt.

Las entregas de nitrato de amonio a la organización chiita libanesa en 2013 deben haber ocurrido bajo la supervisión del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní (IRGC por sus siglas en inglés) Qasem Soleimani, quien fue asesinado por el ejército estadounidense en un ataque con drones en enero, dijo el informe.

Se cree que la primera entrega tuvo lugar el 16 de julio de 2013 e involucró 270 toneladas de nitrato de amonio que se enviaron desde Irán al Líbano. La factura era de 179.399 €. El 23 de octubre de 2013 se hizo una segunda entrega de 270 toneladas por 140.693 €. No se pudo determinar el monto de la tercera entrega, informó Die Welt.

Una cuarta entrega el 4 de abril de 2014 costó 61.248 euros, y Die Welt estimó que el tonelaje osciló entre 90 y 130 toneladas. El total de tres entregas de nitrato de amonio a Hezbolá, por lo tanto, tenía un peso de entre 630 y 670 toneladas.

«Se dice que la carga de octubre de 2013 se transportó en contenedores de carga flexibles por avión, presumiblemente con una de las aerolíneas iraníes oficialmente privadas, que se consideran las compañías fachada de la Guardia Revolucionaria», informó Die Welt.

Una de las aerolíneas, Mahan Air, con sede en Irán, «fue privada del derecho a despegar y aterrizar en Alemania el año pasado, con una referencia explícita a las actividades de la Guardia Revolucionaria», dice el informe. El gobierno de los Estados Unidos ha catalogado al IRGC como una organización terrorista extranjera.

Die Welt enumeró a varios agentes de Hezbolá y del régimen iraní involucrados en las entregas de nitrato de amonio al puerto. Mohammad Qasir, que fue sancionado por el gobierno de Estados Unidos por financiar al grupo terrorista libanés, figuraba como uno de los que hacía la entrega del material explosivo.

 Matthew Levitt, quien se desempeña como director del Programa Reinhard de Contraterrorismo e Inteligencia del Washington Institute, dijo al Post: “Qasir dirige la Unidad 108 de Hezbolá libanés, responsable de facilitar la transferencia de armas y tecnología de Irán al Líbano a través de Siria. Con base en Damasco, Qasir y otros altos funcionarios de Hezbolá trabajan en estrecha colaboración con oficiales de la Unidad 190 de la Fuerza Quds – que se especializa en el contrabando de armas a Siria, Líbano, Yemen y Gaza – bajo la supervisión del fallecido Qasem Soleimani».

El supuesto esfuerzo para adquirir las 2.750 toneladas de nitrato de amonio que explotó a principios de este mes, dijo, no está vinculado a su relato de las actividades terroristas de Qasir descritas al Post.

Levitt, un destacado experto de Hezbolá, agregó: “El primer eslabón en la cadena de transporte de armas es la Unidad 108 de Qasir, que es responsable de llevar armas a través de Siria hasta la frontera libanesa y luego, junto con la Unidad 112, transportar armas a través de la frontera hacia el Líbano. Otra unidad de Hezbolá, la Unidad 100, ejecuta una red en la dirección inversa, desde el Líbano a Siria e Irán, transportando a los aprendices de Hezbolá desde y hacia los entrenamientos avanzados en el manejo y uso de los cohetes enviados desde Irán».

«Qasir, también conocido como Hajj Fadi, está especialmente calificado para encabezar una unidad tan sensible e importante como la Unidad 108″, dijo. Según los informes, uno de los hermanos de Qasir, Hassan, es yerno del secretario general de Hezbolá, Hassan Nasrallah. Otro hermano, Ahmed Qasir, fue el atacante suicida que llevó a cabo el ataque de noviembre de 1992 contra un cuartel general militar israelí en Tiro. Nasrallah se refirió a Ahmed como el ‘príncipe de los mártires’ en un evento de la Fundación Mártires que marca el aniversario del ataque».

Die Welt documentó operativos adicionales involucrados en las entregas. Se cree que el miembro iraní de la Fuerza Quds, Seyyed Mojtaba Moussavi Tabar, organizó la transferencia iraní de nitrato de amonio a Hezbolá.

El suplente de Tabar, Behnam Shahriyari, quien fue sancionado por Estados Unidos en 2011, también formó parte de la operación de entrega, según el informe. Fue sancionado por su apoyo a Hezbolá, que está clasificado como una entidad terrorista por Estados Unidos, Canadá, Alemania, Gran Bretaña, la Liga Árabe, Lituania, varios países de América Latina e Israel.

Tabar jugó un papel en la operación como jefe de la empresa de transporte iraní Liner Transport Kish, que aparentemente entregó el nitrato de amonio a Hezbolá.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos bajo las administraciones de Obama y Trump designó al régimen de Irán, el principal patrocinador de Hezbolá, como el peor patrocinador estatal del terrorismo.

Hezbolá niega estar involucrado en la explosión de las 2.750 toneladas de nitrato de amonio a principios de agosto. El gobierno alemán justificó su prohibición en abril de todas las actividades de Hezbolá porque se descubrió que la organización había almacenado el químico explosivo en el estado de Baviera. Miembros de la red de Hezbolá también han sido capturados con la sustancia en Chipre, Francia y el Reino Unido.

Es posible que Hezbolá haya acumulado nitrato de amonio para usarlo durante la guerra civil en Siria y promover los objetivos militares del dictador sirio Bashar Assad, dijo un experto en seguridad occidental a Die Welt.

Una segunda razón para acumular el químico mortal, dijo el experto en seguridad, pudo haber sido el detonar el material contra objetivos israelíes a través del sistema de túneles de Hezbolá.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil