Pompeo se dirige a Israel, Sudán y Bahréin en medio de conversaciones sobre normalización

Pompeo planea reunirse con el primer ministro Benjamin Netanyahu para discutir la posibilidad de hacer la paz con más países árabes “en un futuro cercano”.

Por Lahav Harkov

Se espera que el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aterrice en Israel el lunes, la primera de varias escalas en la región.

Su itinerario incluye Sudán y Bahréin, dos países cuyos lazos con Israel han sido más cálidos recientemente y que podrían seguir a los Emiratos Árabes Unidos en normalizarlos. También planea visitar los EAU.

El secretario de Estado tiene la intención de reunirse con el primer ministro Benjamin Netanyahu, quien dijo en una conferencia de prensa el domingo que discutirán la posibilidad de hacer la paz con más países árabes «en un futuro cercano».

La declaración de la oficina de Pompeo decía que él y Netanyahu planean «discutir asuntos de seguridad regional relacionados con la influencia maliciosa de Irán» varios días después de que activó el mecanismo de «sanciones de reversión» de acuerdo con el acuerdo nuclear de Irán.

Además se espera que Netanyahu y Pompeo discutan cómo implementar el Acuerdo de Abraham entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos. También lo estará en la agenda de la reunión de Pompeo con el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de los EAU, el jeque Abdullah bin Zayed Al Nahyan, en Abu Dabi.

El Departamento de Estado mencionó la «cooperación para proteger las economías de Estados Unidos e Israel de inversores malignos», en referencia a China. Estados Unidos ha presionado a muchos de sus aliados este año para que impidan que China invierta en importantes proyectos de infraestructura. Israel y Estados Unidos han estado trabajando en un memorando de entendimiento sobre el tema, especialmente en relación con la infraestructura de comunicaciones, incluidas las redes de Internet 5G.

En Sudán, Pompeo se reunirá con el primer ministro Abdalla Hamdok y el presidente del Consejo Soberano, el general Abdel Fattah el-Burhan, para apoyar al gobierno de transición liderado por civiles y discutir sobre la «profundización de la relación Sudán-Israel».

Netanyahu y Burhan se reunieron en Uganda en febrero.

Desde el derrocamiento de Omar al-Bashir el año pasado, Sudán ha actuado en una dirección más pro-occidental, y se ha alejado de la órbita de Irán. Busca ser eliminado de la lista estadounidense de patrocinadores estatales del terrorismo.

La lista data de 1993 y hace que Sudán, que lucha con una profunda crisis económica, no sea técnicamente elegible para el alivio de su deuda y para recibir financiamiento de prestamistas internacionales. Se esperaba un progreso significativo sobre el tema en las próximas semanas, dijo a Reuters una fuente de alto rango del gobierno sudanés la semana pasada.

El embajador en Estados Unidos, Ron Dermer, dijo que está trabajando tras bastidores en más acuerdos de paz israelíes con países árabes.

«Hacer esto tras bastidores es muy importante», dijo al canal de noticias Al Arabiya, con sede en Dubái.

“Hay varios países donde hay posibilidades [de paz]”, dijo Dermer. “No quiero decir este país específico o no. Pero hay varios países, y esperamos ver otro avance muy, muy pronto en las próximas semanas y meses».

También el domingo, el asesor especial de la Casa Blanca, Jared Kushner, dijo que el acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos aumentaba las posibilidades de que estos últimos pudieran comprar aviones furtivos F-35 de Estados Unidos.

Netanyahu se opone a tal venta a cualquier otro país del Medio Oriente, citando la ventaja militar cualitativa de Israel (QME por sus siglas en inglés). Pero hablar de que los EAU puedan comprar F-35 ha generado dudas sobre si el primer ministro sabía que sucedería poco después de la normalización, a pesar de sus protestas.

«Los Emiratos Árabes Unidos han querido F-35 durante mucho tiempo», dijo Kushner a CNN. “El grupo que menos quiere que lo consigan es obviamente Irán… y la realidad es que este nuevo acuerdo de paz debería aumentar la probabilidad de que lo obtengan.

«Los Emiratos Árabes Unidos han sido un gran socio militar para Estados Unidos durante muchos años», dijo, y agregó que la venta de F-35 es «algo que podría suceder ahora como resultado de este gran progreso».

El asunto está siendo revisado en el Departamento de Estado y por los militares de EE.UU., dijo Kushner, y «obviamente, analizaremos el QME y haremos todo de acuerdo con los estándares correctos».

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil