Dubái, y poco a poco: lo que dijo la prensa el 16 de agosto

Los israelíes están entusiasmados con una relación abierta con Abu Dabi, pero ya tienen sus ojos puestos en otros países que pueden llevar al «nuevo Medio Oriente».

Vista general de Dubái desde la torre Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo, en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, el 8 de noviembre de 2016. (Foto AP / Jon Gambrell / Archivo)

  1. Dubái, aquí vamos: es posible que los israelíes aún no puedan ir directamente a los sofisticados centros comerciales de Dubái y a las arenas doradas (y los cajeros automáticos) de Abu Dabi, pero eso no ha impedido que un grupo de periódicos recoja los despachos de los Emiratos Árabes Unidos, lleno de esperanza por lazos florecientes con el nuevo amigo regional de Israel.
  • Los dos tabloides importantes, Israel Hayom y Yedioth Ahronoth, muestran en portadas informes optimistas sobre el estado del Golfo.
  • «¿Eres de Israel? Ahlan, bienvenido”, dice el gran titular de la portada en Yedioth en un extraño dialecto de hebreo, árabe e inglés (¿Nu, nisht yiddish?).
  • «Me parece que la noticia de la formación del acuerdo de paz elevó el nivel de alegría israelí a nuevos estratos», escribe Yaniv Halil, corresponsal del periódico que se dirigió rápidamente a Dubái. “Y parece que el nivel de emoción en Dubái ayer fue similar, si no mayor que el de los israelíes. Todas las personas con las que hablé ayer en Dubái expresaron abiertamente su felicidad por el acuerdo y luego me colmaron de preguntas sobre Israel y los israelíes. Con un calor abrasador de 42 grados en la sombra, la histórica noticia de la paz llegó como un granizado fresco y refrescante».
  • Eldad Beck, de Israel Hayom, siente la misma vibra, aunque, naturalmente, el periódico muestra una imagen no de Beck disfrutando del calor del Golfo, sino del editor Boaz Bismuth en los Emiratos sosteniendo una copia del periódico en 2010, un recordatorio de que los israelíes no eran exactamente desconocidos en los EAU antes de ahora. Beck señala que él también ha estado en los EAU varias veces anteriormente.
  • “Pero aun así, siempre hubo una necesidad de restarle importancia a mi identidad israelí. Las aperturas hacia Israel se expresaban a puerta cerrada, en la clandestinidad. Así que me sorprendió la calidez expresada hacia mí durante el fin de semana por una diplomática emiratí, cuando me presenté como reportero de Israel Hayom. «Ahlan wasahlan Beck», me saludó emocionada cuando comencé a hablar con ella en árabe. «Hemos esperado este día y finalmente está aquí».
  • Roi Kais de Kan envía una serie de videos de emiratíes felices de dar la bienvenida a los israelíes.
  • Noa Landau de Haaretz, que no pudo salir de Israel, también ofrece palabras de los Emiratos, en forma de una entrevista con Hend al-Otaiba, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, quien mostró un poco menos de entusiasmo que los demás, aunque con esperanza.
  • “Las relaciones informales con Israel han crecido y el tema de formalizar estas interacciones siempre fue solo cuestión de tiempo. Y creo que es justo decir que nos damos cuenta de que un camino de no comunicación con Israel ha conducido a los problemas hacia un callejón sin salida y ha comenzado a separar lo político de otras áreas de cooperación”, dijo ella.
  • El noticiero de Canal 12 habla con el exjefe de la policía de Dubái, el teniente general Dhahi Khalfan Tamim, más conocido por descubrir la red israelí que asesinó al hombre de Hamas Mahmoud Mabhouh, y quien más tarde se convirtió en un abierto defensor de los lazos con Israel. Dice que “la opción de la paz es la estrategia que domina hoy el Medio Oriente, que está lleno de tensiones y guerras y odio entre países”.
  • ¿Quiere llamar a algunos amigos en Dubái usted mismo? Walla News informa que el Ministerio de Comunicaciones emiratí ha eliminado una restricción a las llamadas directas entre los países, así como un filtro de Internet que bloquea todas las direcciones «co.il», citando fuentes israelíes.
  1. Los emiratíes son para la práctica: los israelíes pueden estar entusiasmados con Dubái, pero muchos ya están buscando lo que podría ser el próximo, aparentemente insatisfechos solo con los EAU.
  • «¿Es Bahréin el próximo?» Israel Hayom pregunta en su portada.
  • Kan cita al rabino estadounidense Marc Schnier, que es cercano a la familia real de Bahréin, y predice que habrá un acuerdo para los lazos entre los países hasta finales de año. «Sé que para fines de 2020, veremos a uno o dos estados árabes establecer relaciones con Israel», dice.
  • “Habrá más acuerdos con más países en el Golfo, como Bahréin y Omán”, dijo el ministro de Inteligencia, Eli Cohen, a la Radio del Ejército. «Calculo que ya en el próximo año también tendremos acuerdos con más países de África, en primer lugar Sudán, y Marruecos también está sobre la mesa».
  • Yedioth cita a un funcionario israelí que dice (en pocas palabras) que el acuerdo con los Emiratos es solo un juego previo antes de intentar meterse en la cama con el verdadero premio. Arabia Saudita: «Esperamos que este avance nos lleve a un avance con Arabia Saudita», se cita al funcionario diciendo. «Este fue siempre nuestro gran plan y nuestra principal motivación, y ahora es totalmente posible».
  • Mientras tanto, el reportero de Kan, Gili Cohen, vincula a un periódico kuwaití con un funcionario que dice que será el último en establecer vínculos con Israel.
  • Y el ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gragash, le dice a Barak Ravid de Walla que los Emiratos no se ven a sí mismos como «un tren que lleva a otros».

@AnwarGargash me dijo que EAU quiere reciprocidad en su relación con Israel incluyendo la apertura de embajadas.

@AnwarGargash dijo que los EAU están contentos por las respuestas positivas en el mundo árabe por el acuerdo de normalización pero que no se ven como “el tren que lleva a otros”.

  1. Hagamos el Líbano: los sitios de noticias israelíes y otros leen mucho en el hecho de que el presidente libanés, Michael Aoun, no descarte de inmediato la idea de los vínculos con Israel. El Asia Times califica el comentario como una «declaración impactante de un presidente cuyo ascenso se ha beneficiado de una alianza de más de una década con Hezbolá, posiblemente la fuerza militar más poderosa del país».
  • Khalah al-Habtoor, empresa con sede en los Emiratos Árabes Unidos, le dice a Haaretz que “… hay un estado árabe que podría ganar mucho si pudiera hacer la paz con Israel y ese es el Líbano. No habría más escaramuzas fronterizas, guerras ni derramamiento de sangre y el Líbano ya no necesitaría milicias fuertemente armadas para defenderlo de sus vecinos. Lamentablemente, no hace falta decir por qué esto sigue siendo un sueño imposible, al menos por ahora. Dada su realidad actual, estoy casi seguro de que si se hiciera una encuesta al pueblo libanés sobre este tema, la mayoría optaría por la paz. Las recompensas económicas por sí solas serían enormes».
  • Pero en el ToI, Avi Issacharoff señala que aunque Hezbolá puede estar debilitado por varios factores, incluyendo especialmente la explosión de Beirut, éste no se va a ninguna parte.
  • “Hezbolá se encuentra ahora en una posición delicada. Por un lado, no hay duda de que ha alcanzado su punto más bajo en la opinión pública libanesa desde que Hassan Nasrallah fue nombrado jefe de la organización en 1992”, escribe. “Por otro lado, ninguna entidad dentro del Líbano puede representar una amenaza para ellos y, con el debido respeto a la opinión pública libanesa, al final del día, los AK-47 y los cohetes de la organización pueden garantizar que habrá pocas protestas en las calles. Hezbolá es débil y muy fuerte a la vez”.
  1. Una historia de amor que se ha estado gestando durante décadas: varios periodistas continúan analizando lo que se incluyó en el acuerdo y lo que significará para el liderazgo de Israel.
  • En Haaretz, el ex embajador de Estados Unidos Dan Shapiro ofrece algunas opiniones tras bastidores de lo que sucedió, escribiendo que las conversaciones se intensificaron cuando Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos comenzaron a discutir la posibilidad de un acuerdo de no beligerancia con Israel para eliminar la anexión.
  • “A medida que los israelíes participaron en las discusiones, buscaron una recompensa diplomática más alta. En el transcurso de las siguientes seis semanas, decidieron, de hecho, aceptar el trato de al-Otaiba: normalización en lugar de anexión. Los Emiratos Árabes Unidos, que vieron sus propios beneficios en cimentar los lazos con un socio regional con el que está alineado contra Irán, pudieron lograr un resultado que creen que sirve a sus intereses de todos modos, mientras evita que Israel cometa un error dañino”, escribe.
  • Agrega que ahora que la anexión está fuera de la mesa, “deberían archivarse otras partes del plan Trump que representan una distorsión de un resultado realista de dos estados. En cambio, Estados Unidos debería basarse en el anuncio de Israel y los Emiratos Árabes Unidos para restaurar el liderazgo estadounidense hacia un resultado creíble de dos estados que garantice la seguridad de Israel y su futuro judío y democrático, y cumpla los derechos de los palestinos a la dignidad y la autodeterminación en un estado viable de ellos».
  • El funcionario del AJC Jason Isaacson escribe para el ToI que en realidad fue al revés, que fueron los emiratíes quienes pensaron que un acuerdo de no beligerancia, propuesto por él y sus colegas, apuntaba demasiado bajo. Pero, explica, apuntar bajo era exactamente lo que le habían enseñado a hacer años de decepciones.
  • “El ‘por qué’ de nuestra solicitud era simple: después de años de exponer el caso – en Abu Dabi y otras diez capitales árabes – para que las relaciones con Israel se normalizaran, produciendo no solo una serie de beneficios para sus propias poblaciones, sino también perspectiva de influencia para ayudar a los palestinos en las negociaciones para un estado independiente, mis colegas y yo nos habíamos cansado de pedir lo imposible. Habíamos reducido nuestras expectativas, e incluso las modestas propuestas que habíamos presentado rara vez eran aceptadas».
  • El domingo, Shapiro le dijo a la Radio del Ejército que Israel le dio a los Emiratos Árabes Unidos algunas tecnologías no especificadas para enmendar los lazos después del asesinato de Mabhouh en Dubái en 2010: “[El líder de los Emiratos Árabes Unidos Mohammed] Bin Zayed se sintió personalmente herido por lo que había sucedido con los entendimientos como resultado del asesinato”, dice Shaprio. “Exigió la promesa de que no volvería a suceder en su territorio. También pidió una serie de tecnologías que, hasta ese momento, Israel no había aceptado [compartir]».
  • En Foreign Policy, Jonathan Ferziger se remonta aún más atrás, para encontrar los orígenes de la historia de amor de Emiratos Árabes Unidos e Israel, ubicándola en los lazos comerciales que han florecido durante décadas: “Entre los emiratíes más destacados que se han relacionado significativamente con inversores israelíes o judíos están el Sultán Ahmed bin Sulayem, presidente del operador de puertos internacionales DP World, y Mohamed Alabbar, fundador de Emaar Properties, que construyó el Burj Khalifa de 163 pisos en Dubái, el rascacielos más grande del mundo. Mubadala Investment Co., el fondo soberano de inversión de Abu Dabi, fue uno de los principales patrocinadores de WeWork, invirtiendo miles de millones en el negocio de oficinas compartidas iniciado por el empresario israelí-estadounidense Adam Neumann, antes de que fracasara. Los israelíes que han liderado el camino en la construcción de conexiones comerciales y lazos personales cada vez más cordiales con los emiratíes incluyen a Idan Ofer, accionista mayoritario de Zim Integrated Shipping Services, y al comerciante de diamantes Lev Leviev”.
  1. ¿Paz en el Medio Oriente? No tan rápido: solo unos días después del acuerdo el país ha sido devuelto a las realidades de la vida en la región con otra ronda de violencia con Gaza, y la paz real no parece estar en juego todavía, al menos no con los palestinos.
  • “El acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos no es el ‘acuerdo del siglo’. Ni siquiera está del todo claro que sea un trato en esta etapa», señala el editor del ToI, David Horovitz (dado que la ceremonia formal de firma aún está por darse). “Incluso una carrera vertiginosa por aliarse con Israel por parte de todos estos países [del Medio Oriente], sin embargo, todavía no constituiría la ‘paz en el Medio Oriente’ que Trump dijo el jueves que estaba en camino. La visión que el presidente desveló en la Casa Blanca en enero se centró en el conflicto palestino-israelí. Y los palestinos – la Autoridad Palestina con sede en Cisjordania de Mahmoud Abbas y el grupo terrorista Hamas que gobierna Gaza – han denunciado rápidamente la aceptación de Israel por parte de los Emiratos Árabes Unidos como despreciable y una traición».
  • “El acuerdo no estaba destinado a resolver el conflicto palestino-israelí. La estipulación básica que contiene – ya sea la anexión o la paz con los Emiratos Árabes Unidos – no presenta una hoja de ruta ni un calendario para avanzar en el proceso diplomático. Pero Netanyahu, que ve en el acuerdo solo oportunidades comerciales, no debe considerarlo como una exención de lidiar con la crisis palestino-israelí”, se lee en el editorial principal de Haaretz.
  • Pero algunos ven el acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos como una chispa de esperanzas de paz incluso con los enemigos más intransigentes.
  • «Por un lado, tenemos que decir que no estamos de acuerdo con esto, y pero estamos en ventaja», dijo a la Radio del Ejército el jefe del consejo regional de Eshkol que fue atacada por Gaza en los últimos días. Por otro lado, debemos aprender a vivir juntos. Además, con el acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos, no te quedes fuera, necesitamos seguir adelante».

 

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil