Ashkenazi insta a los países latinoamericanos a prohibir a Hezbolá

El Ministro de Relaciones Exteriores ofrece ayuda por desastre a Beirut: «Diferenciamos entre Hezbolá y el pueblo libanés».

Por Lahav Harkov

Gabi Ashkenazi retratado junto a los embajadores de América Latina y el Caribe. (Foto: Ministerio de Relaciones Exteriores)

El ministro de Relaciones Exteriores, Gabi Ashkenazi, pidió a los países latinoamericanos que prohíban a Hezbolá, en una reunión con embajadores de la región el miércoles.

«El terrorismo afecta a todos los países y tenemos que combatirlo de manera mutua», dijo Ashkenazi. «La mejor manera de hacerlo es con sanciones contra Hezbolá».

El Ministro de Relaciones Exteriores señaló a los embajadores latinoamericanos: “Algunos de sus países ya sufrieron por esta organización. Hay lugar para cambiar eso e ilegalizar a Hezbolá. Lo apreciaremos si vemos progreso con los países latinoamericanos con respecto a este tema”.

Ashkenazi ha enfatizado la prohibición de Hezbolá en conversaciones con sus contrapartes en todos los países que aún permiten que la organización esté activa, pero América Latina es particularmente importante porque el grupo terrorista está especialmente activo en la región.

Hezbolá tiene una importante presencia en la frontera de Brasil, Argentina y Paraguay, y en Venezuela, que no tiene relaciones diplomáticas oficiales con Israel, aunque el presidente interino Juan Guaido busca sacar a Hezbolá del país y establecer vínculos con Israel.

La organización terrorista libanesa bombardeó el centro de la comunidad judía AMIA en Buenos Aires en 1994, matando a 85 personas.

Colombia, Honduras y Guatemala han prohibido a Hezbolá.

Ashkenazi también abordó el tema de la masiva explosión en Beirut el día anterior, reiterando la oferta de ayuda de Israel.

«Hacemos una distinción entre Hezbolá y el pueblo libanés, y es por eso que el gobierno de Israel y el Departamento de Defensa ofrecieron al pueblo libanés cualquier ayuda humanitaria que necesiten, a través de canales internacionales, ya sea en Israel o Líbano, lo que quieran», dijo. .

Ashkenazi dijo que la oferta era «un compromiso, como vecinos».

Agregó que «no está claro lo que sucedió». Estamos siguiendo los eventos a medida que evolucionan. Parece un accidente».

El ministro de Relaciones Exteriores también mencionó el plan de paz del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificándolo como «un marco para resolver el conflicto».

«Desafortunadamente, los palestinos se niegan a tener un diálogo», dijo. «No entiendo cómo su negativa sirve a sus intereses».

Ashkenazi le pidió a cualquiera con «influencia sobre los palestinos» que tratara de persuadirlos para que vayan a la mesa de negociaciones.

En cuanto a los lazos entre Israel y América Latina, Ashkenazi habló del apoyo histórico que muchos de esos estados brindaron al votar en la ONU a favor del establecimiento de Israel y al aceptar refugiados judíos después del Holocausto.

«Nunca olvidaremos que ustedes fueron una parte importante en el establecimiento de este país y nos brindaron apoyo en un momento difícil para el pueblo judío», dijo.

Ashkenazi expresó su esperanza de que Israel pueda firmar más acuerdos de libre comercio con países de América Latina, y ofreció experiencia israelí en agricultura, uso del agua y seguridad cibernética.

«El potencial para mejorar la relación es realmente grande», dijo.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil