Conoce la misteriosa bebida israelí que te hace feliz (y no deja resaca)

Muy pocos saben de qué está hecho el contenido de Tubi 60. Sin embargo, este producto alcohólico creado de forma independiente en Haifa ya salió a conquistar el mundo.

Miembros de la fiel «hermandad» de Tubi 60. Foto: Hadar Cohen/Tubi 60

En un banco público de mercado turco de Haifa, una zona peatonal repleta de bares de moda y restaurantes, hay una calcomanía negra y solitaria que dice Tubi 60.

Es que esa es la ciudad que dio a luz a esta inusual bebida alcohólica que ya está lista para conquistar al mundo.

Desde sus primeros días, los rumores han circulado en torno a la marca. Y esto incluye el de la fábrica secreta construida en uno de los barrios más duros de Haifa, el de su misterioso contenido y la euforia que sienten quienes la beben.

La realidad es que Tubi 60 fue creada por un grupo de oficial de amigos, una especie de fraternidad con síndrome leve de Peter Pan y ojos ocultos detrás de lentes de sol. Una especia de “mafia” trabajadora pero inconformista.

Estos amigos vestían prendas que decían “Ven y siéntate con nosotros” y bebían vasos con las palabras “felicidad pura” impresas en ellos. El fundador y director general de la fábrica, Hilal Tubi, se refirió a ese movimiento como de “energía positiva y amor”.

La historia de Tubi 60 puede haber comenzado con los hermanos Tubi en Haifa pero una vez que la escena nocturna de Tel Aviv se apoderó de ella, todo cambió.

Hoy, los millennials fiesteros ya toman granizados de Tubi 60 de color verde brillante en bares, fiestas callejeras y clubes como Kuli Alma.

Hermanos celebran a Tubi 60. Foto: Hadar Cohen/Tubi 60

No pasó mucho tiempo antes de que la bebida conquistara otras ciudades de todo el país. Barkeeps, un emprendimiento dedicado a incorporar licores locales en sus menús, estaba ocupado mejorando o disfrazando el sabor inusual de las bebidas y así crearon cócteles que mezclaban Tubi con todo, desde Jägermeister hasta jugos de frutas.

Tubi 60 es descripto como una bebida que contiene “hierbas, especias y cítricos” y como un producto que “deja a los bebedores con un sentimiento feliz y sin resaca”.

Después de presionar a Hilal Tubi sobre el contenido de la bebida, el empresario le reveló a ISRAEL21c que Tubi 60 contiene limón, jengibre, menta y comino, pero no solo esos ingredientes.

En 2012, Hilai y su hermano crearon Tubi 60 en el apartamento de sus padres en Haifa.

La “hermandad» del Tubi

Conocí a Hilal Tubi en 2017 en un restaurante de Haifa famoso por sus tapas y vinos boutique israelíes. Hablamos en la que fue la primera entrevista oficial que le dio a un periodista.

El hombre es algo misterioso, publica en las redes sociales de vez en cuando y nunca aparece en los materiales promocionales oficiales de la marca.

Cuando lo conocí, Tubi 60 estaba en su apogeo en la escena festiva de Israel e iba camino a graduarse como un producto internacional.

Hoy, Tubi 60 se vende algunos estados de EEUU, en Alemania, Suiza, Hungría y Rumania.

Abriendo una caja de Tubi 60. Foto: Evan Hoffman.

“Lo único que cambió es que tuvimos la suerte de poder crecer y desarrollarnos para poder servir a más hermanos y hermanas en todo el mundo y convertirnos en una parte positiva de sus vidas”, le contó Tubi a ISRAEL21c, que aseguró estar muy agradecido con los fanáticos seguidores de la marca.

Evan Hoffman de Tempe, Arizona, es una de esos súper fanáticos. Primero probó Tubi 60 en la despedida de soltero de un amigo israelí en Haifa al que conoció en un viaje a Birthright Israel. “Recuerdo que al principio no me gustó pero ahora me encanta”, afirmó.

Evan Hoffman, “embajador” no oficial de Tubi 60. Foto cortesía

“Muchos me contaron historias y rumores sobre el contenido, lo que hace sentir y el hecho de que fue creado en Haifa. Creo que eso es lo que realmente me hizo seguir tomándola cada vez que volvía a Israel”, contó e Hoffman, quien comenzó a traer botellas a Arizona para compartir.

Hoffman aseguró que le gusta ver cómo reaccionan las personas cuando prueban la bebida por primera vez. De forma cariñosa, los fanáticos llaman a esta reacción “La cara Tubi”.

Al igual que la expresión de un bebé que prueba un nuevo alimento, la “cara Tubi” se refiere a la mirada confusa del bebedor que intenta descifrar el código de lo que está probando.

Desafortunadamente para Hoffman, las estrictas leyes de licores de Arizona implican que aunque la bebida se venda en licorerías en algunos estados, no puede enviarla directamente a su casa. “Así, mi única opción es conducir al área de Los Ángeles para comprarla. El verano pasado, un amigo viajaba hacia allí así que le pedí cada botella que hubiera los dos lugares cercanos a él que la vendían”, describió.

Como “embajador” de la marca, Hoffman crea publicaciones en las redes sociales dedicadas a su amor por Tubi 60 y se une así a otros que toman fotos de la bebida en lugares populares de viajes, como Tailandia y Las Vegas. Si bien lo hace solo por diversión, bromea: “Todavía estoy esperando mi patrocinio”.

Tubi 60 no para de crecer

Cada marca tiene que crecer para alcanzar su máximo potencial. Poco después de la expansión en el extranjero, Hilal Tubi apretó los dientes y entró en el negocio: dejó a un lado sus reservas a cambio de la certificación kosher y la bebida fue aprobada tanto por la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA) y el Ministerio de Salud de Israel ya que no contiene drogas ilegales como el khat (a pesar de los rumores al respecto).

El creador de Tubi60 dijo que lo suyo tiene menos que ver con el dinero y más con brindar una experiencia social positiva a la mayor cantidad de personas posible. Y aunque se ha globalizado, no se avergüenza de sus raíces israelíes. Las botellas están etiquetadas con orgullo y claridad: “Hecho en Israel”.

Tubi 60 fue fotografiada en la playa de Tel Aviv junto al entremés más popular de Israel, la Bamba, en una foto promocional oficial en la página de Instagram de la marca en EEUU.

Con frecuencia, Tubi 60 también es fotografiada por los fanáticos junto a la “mejor” combinación: jugo de sabra (tuna) y pera, una bebida verde embotellada de la marca “Spring” de Israel que se vende en los estantes de los supermercados israelíes junto con otros sabores como fresa, plátano y mango.

Para el más reciente Día de la Independencia de Israel se produjo una botella de edición especial con la paloma del logotipo de Tubi que salía de la Estrella de David de la bandera israelí.

Es seguro decir que la bebida, con su gruesa capa de sedimento en el fondo y que alguna vez fue conocida solo por aquellos veinteañeros habitués de los modernos círculos del norte del país, ha crecido sana sin renegar de su espíritu israelí ni pedir disculpas a nadie.

Hoy, que ya está disponible en algunos de los rincones más inverosímiles del mundo gracias a que es llevada por viajeros entusiastas, Tubi 60 es solo un rasgo más que algún día podría considerarse tan israelí como la Bamba.

 

Fuente: Israel 21C