Córnea sintética de startup israelí aprobada para el primer implante humano

El ojo humano. Ilustrativo. Imagen de Free-Photos de Pixabay

La startup israelí CorNeat Vision, una compañía de dispositivos médicos oftálmicos, anunció que su solución más nueva, la CorNeat KPro – una córnea sintética que se bio-integra a la pared del ojo – recibió la aprobación para comenzar un ensayo clínico en el Hospital Beilinson en Petah Tikva.

La prueba, aprobado por el Ministerio de Salud de Israel, incluirá a 10 pacientes con ceguera corneal que no son candidatos para o han fracasado en uno o más trasplantes de córnea.

El implante de CorNeat Vision está diseñado para reemplazar las córneas deformadas, cicatrizadas u opacificadas y se espera que rehabilite completamente la visión de los pacientes con ceguera corneal, según la compañía. La lente del CorNeat KPro se integra con el tejido ocular residente utilizando una nano-tela sintética patentada no degradable colocada debajo de la conjuntiva (el tejido que recubre el interior del párpado).

La primera implantación en CorNeat KPro en humanos estará dirigida por el profesor Irit Bahar, director del Departamento de Oftalmología del Hospital Beilinson.

«Después de rigurosas pruebas preclínicas y ensayos exitosos en animales, nos sentimos seguros de seguir adelante y demostrar la seguridad y eficacia de nuestro dispositivo en humanos», dijo el Dr. Gilad Litvin, director médico de CorNeat Vision e inventor del KPro. «El procedimiento de implantación de nuestro dispositivo, que se ha desarrollado y perfeccionado en los últimos cuatro años, no depende de tejido del donante, es relativamente simple y lleva menos de una hora realizarlo.

«Esperamos que permita a millones de pacientes ciegos en todo el mundo, incluso en áreas donde no hay práctica corneal ni cultura de donación de órganos, recuperar la vista», dijo el Dr. Litvin.

«Estamos encantados de participar activamente y ser los primeros en implantar la nueva córnea sintética de CorNeat Vision«, dijo el profesor Bahar. “La tecnología detrás de este implante, que permite unir de forma permanente y biomecánica materiales sintéticos al tejido humano vivo, es clave para cambiar el rumbo de la ceguera corneal global. El hecho de que este nuevo dispositivo se integre con la pared del ojo también permite una solución estética, ya que incluye una lente que se parece mucho a la córnea original”.

Se planea abrir sitios adicionales para ensayos clínicos a finales de este año en ocho hospitales líderes en Canadá, Estados Unidos, Francia, China y Holanda.

«El implante de CorNeat Vision está preparado para revolucionar el trasplante de córnea», dijo el profesor David Rootman, un oftalmólogo canadiense de renombre mundial que ha capacitado a casi un centenar de especialistas en córnea en todo el mundo. «Dada la calidad óptica superior del implante, la simplicidad de su implantación y su concepto de integración, se espera que el CorNeat KPro erosione gradualmente el uso de tejido humano para algunas indicaciones corneales una vez que se pruebe la retención. Esta nueva solución es completamente sintética y no depende de tejido donante que pueda portar un virus o cualquier otra enfermedad, un diferenciador clave durante esta crisis de COVID-19 que afectó en gran medida la disponibilidad de tejido corneal».

 

Fuente: NoCamels
Traducción:  Consulado General H. de Israel en Guayaquil