Israel ratifica el acuerdo con Grecia y Chipre para la construcción de un gasoducto

El primer ministro Benjamín Netanyahu en videoconferencia con su homólogo griego Kyriakos Mitsotakis Foto archivo: Kobi Gideon GPO

El Gobierno israelí ratificó hoy el acuerdo firmado en enero de este año con Grecia y Chipre para construir el gasoducto EastMed, que pretende abastecer a la Unión Europea (UE) con gas natural del Mediterráneo oriental, según informó el Ministerio de Energía en un comunicado.

Esta ratificación representa un paso más hacia la concreción de este ambicioso proyecto, que se prevé tenga un costo de unos 6.000 millones de euros y se extienda por casi 2.000 kilómetros.

La construcción del gasoducto requiere sin embargo la firma de Italia, que inicialmente mostró su apoyo pero aún no se ha comprometido formalmente.

El ministro israelí de Energía, Yuval Steinitz, definió la ratificación gubernamental como «otro hito en nuestra campaña para convertir a Israel en exportador de energía, algo que traerá decenas de miles de millones para el bienestar del país y de sus ciudadanos en los próximos años».

Además, enfatizó la importancia de esta decisión en el marco de la crisis causada por la pandemia: «Por un lado continuamos la lucha contra el coronavirus, y por el otro desarrollamos la economía israelí».

Según explicó el comunicado, en este momento se están realizando planos, tanto de la ruta terrestre como marítima del gasoducto, que esperan se termine de construir en el año 2025.

Una vez terminado, se prevé que inicialmente pueda transferir 10.000 millones de metros cúbicos al año desde las reservas del sureste del Mediterráneo en Israel, Chipre, Creta y el continente griego, hasta Italia y el resto de la Unión Europea, con la posibilidad de eventualmente duplicar esa cantidad, llegando a los 20.000 millones de metros cúbicos al año. EFE

 

Fuente: Aurora Digital