Campaña de Internet tiene como objetivo las ejecuciones en Irán

La campaña decía que Saeid Tamjidi, Mohammad Rajabi y Amirhossein Maradi fueron arrestados en 2019 y fueron torturados para que confesaran mientras estaban bajo custodia.

Gente muestra un simulacro de la horca mientras protestan frente al Consejo Alemán de Relaciones Exteriores en Berlín el 4 de febrero de 2013, donde el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Ali Akbar Salehi, debía pronunciar un discurso. (Foto: THOMAS PETER / REUTERS)

El martes, una gran campaña en las redes sociales tuvo como objetivo las ejecuciones de Irán y pareció llevar a Irán a restringir parte del acceso a Internet. La campaña decía que tres manifestantes que fueron detenidos durante protestas del año pasado corren el riesgo de ser ejecutados.

Confirmado: importante interrupción en múltiples redes en #Iran después de las 5 p.m. UTC (9:30 p.m. hora local); datos de la red en tiempo real muestran un impacto significativo en las líneas de Internet de los suscriptores que limitan la capacidad de comunicación de los ciudadanos; incidente en curso pic.twitter.com/XZ1rNXgRHB

La campaña decía que Saeid Tamjidi, Mohammad Rajabi y Amirhossein Maradi fueron arrestados en 2019 y fueron torturados para que confesaran mientras estaban bajo custodia. Los usuarios de las redes sociales que usan el hashtag «detener la ejecución de manifestantes iraníes» en inglés y farsi escribieron que los tres habían sido condenados a muerte en junio. Varias cuentas que protestaban en nombre de los hombres dijeron que habían sido acusados falsamente de varios delitos, incluido incendio provocado y que el régimen de Irán los había acusado de afiliarse a un grupo llamado Mujahedin-e Khalq.

Iran is often accused of carrying out forced taped confessions that are broadcast on state media. It has also been alleged to execute homosexuals and numerous political dissidents, including targeting minority groups such as Kurds. Iran has used internet shutdowns to stop protests like this in the past. Last year it sought to shut down internet use during massive nationwide protests. The regime killed more than 1,500 people according reports and human rights activists.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil