5 recetas para aprovechar la temporada de sandías en Israel

La fruta más popular del verano se puede utilizar en muchos deliciosos platos y preparados. Cuando el calor aprieta, esta nota te puede ayudar.

Una sandía partida al medio en un mercado de Jerusalén. Foto: Abir Sultan/FLASH90

Con el verano ya instalado en Israel, la tan esperada temporada de sandías comenzó y no hay tiempo para desaprovecharla.

En honor a esta dulce estación te acercamos algunos datos interesantes y recetas jugosas para disfrutar al máximo esta delicia veraniega por excelencia.

La sandía se cultivó por primera vez en el norte de África hace unos 5.000 años y se menciona en la Biblia como un elemento básico de la dieta egipcia.

Las antiguas eran sandías menos dulces que las de hoy. Un mosaico bizantino fechado en 425 D.C. descubierto en Israel muestra una sandía cortada con pulpa de color amarillo anaranjado.

Es que con el tiempo, las frutas se volvieron más rojas a medida que comenzaron a ser cultivadas para ser más dulces porque el enrojecimiento y la dulzura están genéticamente combinados.

Cuanto más roja es la sandía, más saludable es el betacaroteno que contiene. A pesar de contener principalmente agua, la sandía también es una buena fuente de antioxidantes fenólicos, flavonoides, licopeno y vitaminas A y C.

De acuerdo con la Junta de Producción y Comercialización de Plantas del Ministerio de Agricultura de Israel, el israelí promedio consume unos 12 kilos de sandía por año.

Cerca de 100 productores de sandías de Israel se encuentran principalmente en el desierto de Aravá, el Valle del Rift del Jordán y el oeste y la Baja Galilea. Anualmente, entre todos venden cerca de 100.000 toneladas de sus cultivos.

Las variedades sin semillas desarrolladas por investigadores israelíes son especialmente populares.

Estudiantes del Technion crearon un dispositivo para probar la dulzura de una sandía sin abrirla. Foto cortesía

Elegir una sandía de calidad suele ser un juego de adivinanzas. Hay que olfatear, inspeccionar bien y hasta probar el gusto. El verano pasado, Salah Abd Alhalem, Adam Garah y Ayman Sarha’an, estudiantes del Instituto de Tecnología Technion-Israel, decidieron aplicarle ciencia al proceso y crearon un prototipo de dispositivo sensor que unido a un teléfono inteligente fotografía a una sandía desde tres ángulos, utiliza un algoritmo para analizar sus propiedades externas y predice una calificación de sabor entre 1 (terrible) y 5 (espectacular).

Los estudiantes de informática determinaron que el tono, el color, los patrones de las rayas, la forma y el tamaño del círculo en la parte inferior de una sandía ayudan a determinar su sabor.

Luego de que compres tu primer sandía de la temporada, puedes simplemente cortarla y disfrutarla sin más o usar la fruta para añadir un toque refrescante a cócteles, sopas frías, ensaladas y más.

Tartar de corvina roja con salsa y granizado de sandía y jengibre (4 porciones)

El hotel David Intercontinental de Tel Aviv compartió esta receta con ISRAEL21c para servir un aperitivo inusual.

Ingredientes

80 gramos de sandía cortada en cubos pequeños
50 gramos de jengibre
200 gramos (1 taza) de sandía en cubos
Puñado de hojas de menta picadas
¼ cucharadita de pimiento picante finamente picado
1 cucharada de jugo de limón fresco
2 cucharadas de salsa de soja
100 gramos de corvina roja deshuesada cortada en cubos pequeños
Ralladura de ½ limón
½ cucharadita de zumaque
Cáscara de 1 pepino cortado en cuadrados pequeños
1 cucharadita de cilantro picado
Una pizca de sal
1 cucharada de aceite de oliva
Queso blanco para untar como ricota o queso feta
Tostadas

Instrucciones

Granizado de sandía: pisar 80 g de sandía y jengibre, filtrar bien en un tazón y congelar hasta obtener hielo. Raspar el hielo con una cuchara o triturar en una licuadora y guardar en el congelador.

Salsa de sandía: mezclar 200 g de cubitos de sandía, menta picada, pimiento picante, jugo de limón fresco y salsa de soja. Refrigerar por aproximadamente una hora.

Mezclar el pescado con ralladura de limón, zumaque, cáscara de pepino, cilantro, sal y aceite de oliva.

Dividir la salsa de sandía en cuatro copas de Martini, cubrir con una fina capa de queso crema y luego poner el tartar de pescado al nivel de aproximadamente 1½ tazas en cada uno. Cubrir con una cucharada de hielo helado de sandía y decorar con las tostadas.

Salsa de sandía para el tartar de corvina roja: Foto cortesía del hotel David Intercontinental de Tel Aviv

Sopa fría de sandía (6 porciones)

Esta receta del chef Amir Kalfon se sirve en el Carmel Forest Spa Resort y es una de las 100 que componen el nuevo libro de cocina en inglés del hotel.

Sopa fría de sandía del Carmel Forest Spa Resort. Foto: Oded Marom para Isrotel.

Ingredientes

1 remolacha cocida y pelada
2 kilos de sandía (aproximadamente ½ sandía pequeña) sin cáscara
2 aguacates maduros sin carozo y pelados
4 cucharadas de vinagre de vino tinto
1 cucharadita de azúcar, miel o silán (miel de dátiles)
Sal y pimienta blanca
Ralladura de limón y aceite de oliva para decorar

Instrucciones

Procesar la remolacha hasta hacerla puré. Añadir sandía, aguacate, vinagre, edulcorante, sal y pimienta y volver a procesar hasta que quede una textura suave. Colar en un tazón para asegurar de que no hayan quedado trozos. Enfriar al menos dos horas antes de servir.

Servir fría y decorada con una pizca de aceite de oliva y ralladura de limón.

Vinagreta de sandía con judías verdes y duraznos (4 porciones)

Esta receta pertenece a la Junta Israelí de Producción y Comercialización de Plantas

Ingredientes

5 duraznos sin carozo
200 gramos (1 taza) de judías verdes frescas cocidas en agua por 10 minutos
150 gramos (2/3 de taza) de almendras en rodajas sin cascara

Vinagreta:

2 tazas de sandía en cubos
Jugo de 1 limón
2 cucharadas de aceto balsámico
1 cucharada de miel
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de mostaza de Dijon
Sal y pimiento

Instrucciones

Procesar los cubos de sandía hasta conseguir una textura uniforme. Añadir el resto de los ingredientes de la vinagreta y mezclar bien.

Cortar los duraznos en rodajas y colocarlos en una fuente para servir.

Enfriar brevemente las judías cocidas en agua con hielo. Escurrir y añadir a la fuente.

Verter la vinagreta sobre la ensalada, espolvorear con almendras y servir.

Un puesto de sandías en la carretera de Sderot en el sur de Israel. Foto: Miriam Alster/FLASH90

Jalea de sandía y anís estrellado

Esta es una receta de una jalea casera que se sirve a diario en el desayuno bufé del hotel Inbal de Jerusalén.

Ingredientes

1 kilogramo de sandía
½ kilo de manzanas
1½ limones
6 frutos de anís estrellado
750 gramos de azúcar

Instrucciones

Limpiar, lavar y cortar en cubitos la sandía y las manzanas. Rociar la manzana con el jugo de 1 limón. Ubicar las piezas en una sartén profunda y ancha. Añadir el azúcar, el jugo de limón restante y el anís estrellado. Cocinar hasta espesar.

Verter la jalea en frascos calientes (previamente calentados a 100° C durante 30 minutos) y cerrar bien. Girar los frascos durante unos 5 minutos y luego devolver a su posición original para que la jalea se enfríe de forma gradual.

Sandías que crecen en un campo en el valle de Jezreel en la Baja Galilea. Foto: Yaakov Naumi/FLASH90

Sopa refrescante de sandía de verano (10 porciones)

El chef Kfir Haddad del hotel Herodes de Herzliya creó esta deliciosa receta de sopa de sandía.

Ingredientes

1 sandía roja entera
2 cucharadas de hojas de menta picadas en trozos grandes
½ taza de agua
½ taza de azúcar
Jugo de 1 limón
½ cucharadita de jengibre fresco pelado y picado
Un puñado de cubitos de hielo

Instrucciones

Retirar la corteza de la sandía y cortar en trozos gruesos.

Colocar la sandía, el jengibre, el azúcar, el jugo de limón, la menta y el agua en un procesador de alimentos. Procesar durante unos 2 minutos hasta que quede un puré suave.

Verter en 10 copas, añadir hielo y ¡Lejaim!

 

Fuente: Israel 21C