Con el objetivo de obtener un resultado de 10 segundos, el analizador de aliento para COVID comienza las primeras pruebas

‘ES UNA PRUEBA DE ALIENTO QUE REALMENTE VA A CAMBIAR EL MUNDO’

La startup israelí Scentech Medical comienza a verificar su tecnología de análisis de aliento en el Centro Médico Meir, buscando identificar la huella genética del virus para desarrollar un diagnóstico casi instantáneo.

Un paciente participa en una prueba de aliento para identificar el coronavirus en el Centro Médico Meir en Kfar Saba, julio de 2020 (Captura de pantalla / Canal 13)

Esta semana, una startup israelí comenzó pruebas con el objetivo de identificar la huella genética del coronavirus y luego determinar si puede detectarse mediante una prueba de aliento simple y rápida, similar a los alcoholímetros utilizados en los conductores sospechosos de estar ebrios.

La empresa, Scentech Medical, comenzó las primeras etapas de una prueba para su llamada tecnología de respiración – una mezcla de software y hardware – junto con el Centro Médico Meir en Kfar Saba.

«Es una prueba de aliento que realmente va a cambiar el mundo de los diagnósticos en general, y el mundo de COVID-19 en particular», dijo el Dr. Rom Eliaz de Scentech al noticiero de canal 13.

El Dr. Abalil Fadi del Centro Médico Meir enfatizó la facilidad con la que la prueba se podrá realizar: “No es invasiva. Y no es dolorosa.”

El Dr. Rom Eliaz, director de Scentech Medical, 9 de julio de 2020 (captura de pantalla / noticias del Canal 13)

La prueba actual para el coronavirus requiere un hisopo nasal para recolectar moco y saliva, que luego se prueba para confirmar la infección, si es que está presente. Si el hisopado no se recolecta adecuadamente, por ejemplo, por personal insuficientemente capacitado, esto puede afectar significativamente la cantidad de falsos negativos.

Scentech Medical dice que si tiene éxito, su prueba podría arrojar resultados en 10 segundos y espera que esté disponible en semanas.

«Tan pronto como podamos revisar a un paciente en 10 segundos y verificar si está enfermo, se pueden abrir todas las fronteras», dijo Eliaz. “Significa que el mundo puede volver a la normalidad. Y con eso, la apertura de todo lo demás – estadios, salas de conciertos, restaurantes. Todo el mundo puede abrirse».

La tecnología de aliento ayudará a identificar a los pacientes incluso antes de que aparezcan los síntomas, lo que ayuda a detener la propagación del virus, según espera la compañía.

En una segunda etapa, el estudio se ampliará a una muestra más amplia -100-200 soldados enfermos y sanos en el ejército israelí – para validar los resultados obtenidos en Meir y probar si la tecnología es realmente capaz de identificar a los pacientes que están enfermos con una tasa de precisión de al menos el 85 por ciento, dijo en abril el Dr. Udi Cantor, cirujano general y urólogo que es el director médico del equipo de la startup.

Personal de salud toma muestras de israelíes para verificar si han sido infectados con el coronavirus, en un centro de salud de Clalilt en Lod, el 5 de julio de 2020. (Yossi Aloni / FLASH90)

La compañía con sede en Tel Aviv ya estaba desarrollando la tecnología para tratar de identificar el cáncer y las enfermedades infecciosas a través del análisis del aliento – buscando sus biomarcadores en los miles de diferentes gases presentes en cada exhalación, explicó Cantor.

La empresa estaba realizando estudios de prueba de concepto en Israel y los EE. UU. cuando estalló la pandemia de coronavirus, dijo. Fue entonces cuando la compañía decidió ver si se podía usar el mismo método para detectar el virus, cuya «firma de aliento» o «biomarcador» aún se desconoce, dijo.

Aunque Cantor prefirió no compartir detalles de cómo funciona la tecnología, explicó que se basa en una combinación de hardware y software que permite la identificación en tiempo real de compuestos químicos volátiles en el aliento.

El proceso utiliza cromatografía de gases, una técnica de laboratorio para separar y analizar compuestos en gases; espectrometría de masas, una técnica utilizada para determinar las firmas elementales de partículas y moléculas; y un dispositivo colector de aliento ReCIVA.

Estas técnicas pueden analizar los aproximadamente 8,000 compuestos orgánicos volátiles presentes dentro de cada respiración, que juegan un papel activo en la eliminación de los desechos corporales, de manera similar a la orina, el sudor o las heces, dijo Cantor.

«Cualquier cosa que descomponga nuestros cuerpos – parte de eso se expresa en el aliento», dijo.

Muchos de estos gases tienen una firma conocida, dijo, pero todavía hay muchos de ellos que son desconocidos. La idea es utilizar un proceso de eliminación analítica para separar los compuestos conocidos de los desconocidos y luego reducir el proceso para encontrar el elusivo biomarcador de coronavirus.

A medida que el brote de coronavirus se ha disparado en Israel, las pruebas han aumentado, alcanzando un récord de 28,136 pruebas realizadas el miércoles.

Según los informes, el Ministerio de Salud planea ajustar los criterios para realizar pruebas de coronavirus en un intento por aliviar la presión sobre un sistema abrumado.

La mayoría de los portadores de COVID-19 tienen solo síntomas leves o ninguno en absoluto, y algunos expertos dicen que, dado que las personas asintomáticas pueden infectar a otros, las pruebas masivas son un elemento crítico para controlar la verdadera propagación del virus – especialmente cuando se retrocede en las  medidas de cuarentena.

 

(Traducido por el Consulado General H. de Israel en Guayaquil)