Por primera vez desde el brote del coronavirus, el presidente Rivlin recibió credenciales diplomáticas de los nuevos embajadores de Colombia, Grecia, Dinamarca, Rumania y Argentina ante el Estado de Israel

 En el día de la fecha (miércoles 8 julio), el presidente Reuven (Ruvi) Rivlin, recibió las credenciales diplomáticas de los nuevos embajadores de Colombia, Grecia, Dinamarca, Rumania y Argentina ante el Estado de Israel. La ceremonia oficial se llevó a cabo, por primera vez, en forma completa, en el salón de Beit HaNasi (la Residencia Presidencial)  respetando las restricciones impuestas para combatir la propagación del coronavirus. A medida que cada embajador llegaba, el himno nacional de su país fue interpretado por la Banda de la Policía de Israel y fueron escoltados por una guardia de honor de las FDI, reducida en su número de integrantes, debido a las restricciones. Después de presentar sus cartas credenciales al presidente, cada uno firmó el libro de visitantes de Beit HaNasi y al final de la ceremonia fue interpretado el himno nacional israelí Hatikva.

La primera en presentar sus credenciales al presidente, fue la embajadora de Colombia, Margarita Eliana Manjarrez Herrera, acompañada por sus dos hijas. El presidente le dio la bienvenida a Israel y dijo que valoraba las importantes relaciones entre ambos países en el campo de la lucha contra el terrorismo. El presidente invitó al presidente colombiano, un amigo de Israel, a Jerusalén, y la embajadora respondió que el presidente de Colombia estaría complacido de aceptar la invitación.

El presidente Rivlin junto a la embajadora colombiana, Margarita Eliana Manjarrez Herrera, acompañada por sus dos hijas. Fotografía: GPO/Amos Ben Gershom

Tenemos 63 años de sólidas relaciones diplomáticas. Mi tarea es la de fortalecer la singular amistad entre nuestros países”, señaló la embajadora.

El embajador de la República Helénica, Panayotis N. Sarris, presentó a continuación sus credenciales. «El mes pasado, recibimos al primer ministro griego y esperamos dar la bienvenida a su presidente, muy pronto, aquí en Jerusalén», dijo el presidente. “Nuestra amistad se basa en nuestras culturas antiguas y en nuestra amplia cooperación, particularmente en el campo de la energía, en el que se basa la seguridad y la estabilidad regionales en el Mediterráneo.”

El presidente recordó con cariño su visita de Estado a Grecia, diciendo: «Fue una de las últimas visitas con Nechama, mi difunta esposa, y ella disfrutó mucho del arte y la arqueología. Nos ayudó a entender mejor la región en la que vivimos.” El presidente también señaló el profundo aprecio de Israel por el compromiso de Grecia en la lucha contra el antisemitismo, y su apoyo a Israel en la Unión Europea y la OTAN.

El embajador agradeció al presidente, diciendo: «Israel es muy valioso para nosotros y tratamos en la medida de lo posible de estar de su lado. Desde que llegué aquí como diplomático experimentado que ha prestado servicio en diferentes países, nunca me he sentido tan en casa, como aquí en Israel. La cooperación entre nosotros es maravillosa.” El embajador señaló que Grecia está perdiendo turistas israelíes y agregó el aprecio de su país por la dedicación de muchos científicos israelíes para luchar contra la pandemia del coronavirus.

El presidente recibió las credenciales de la embajadora danesa, Anne Dorte Riggelsen, acompañada por su hija. El presidente transmitió sus mejores deseos a Su Majestad, la reina Margarita II, quien recientemente celebró su 80 cumpleaños.

«Recordaremos para siempre el heroico rescate de los judíos de Dinamarca durante el Holocausto», dijo el presidente. También habló efusivamente del Centro de Innovación Danés en Tel Aviv, que hace tanto por la cooperación entre los dos países.

La embajadora Riggelsen le agradeció al presidente y dijo: “Veo grandes similitudes entre nuestros dos pequeños países que consideran que no son tan pequeños. Dinamarca aspira a una sociedad que trabaje en tiempos difíciles. Construir una sociedad que funcione para todos. Si puedo ser de ayuda en la conversación entre nuestros dos pueblos, no solo nuestros dos gobiernos, me iré de aquí muy complacida.”

El siguiente en  presentar sus credenciales fue el nuevo embajador de Rumania en Israel, Radu Ioanid, quien asume su cargo después de décadas de servicio en la lucha contra el antisemitismo y por la memoria del Holocausto. El presidente señaló el papel principal que desempeñó el embajador en el establecimiento del Museo del Holocausto en Washington DC. También destacó el papel de liderazgo de Rumanía en la adopción de la definición de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto. “Lo apreciamos mucho, al igual que el apoyo de Rumania a Israel en foros internacionales.”

Después de agradecer al presidente, el embajador expresó que Rumania se enorgullece de estar a la vanguardia de la lucha contra el antisemitismo, y que está seguro de que al trabajar juntos, los dos países pueden contribuir mucho al mundo. El embajador habló de la intención de establecer un museo dedicado a la historia de los judíos de Rumania, incluido el Holocausto.

Finalmente, presentó sus credenciales diplomáticas el embajador Sergio Daniel Urribarri, de Argentina. El presidente felicitó al país por celebrar 204 años de independencia y  destacó el importante rol que desempeña Argentina en el ámbito internacional y el gran potencial de cooperación entre los dos países.

 

El presidente Rivlin con el embajador argentino, Sergio Daniel Urribarri. Fotografía: GPO/Amos Ben Gershom

El Embajador Urribarri agradeció al presidente, manifestando que “trabajaré para fortalecer las  relaciones entre nuestros países aún más que antes”, dijo el embajador y transmitió al presidente los mejores deseos personales del Papa Francisco I, con el que se reunió recientemente, y del Presidente de Argentina.