Revelando la masacre nazi de soldados negros franceses

Tropas francesas reclutadas en África fueron blanco de la propaganda del partido nazi en la década de 1930, incluidas afirmaciones de que eran el «horror negro del Rin» durante la administración francesa de la región del Ruhr y Renania.

Soldados alemanes muertos yacen en sus trincheras que fueron demolidas durante la Batalla del Somme, Francia, en julio de 1916. El 1 de julio de 2016 se conmemora el centenario de la primera Batalla del Somme, una de las batallas más sangrientas de la historia que ocasionó 1.250.000víctimas. (Foto: REUTERS)

Entre los crímenes en los que el régimen nazi alemán se embarcó inicialmente después de invadir Francia estuvo el asesinato en masa de soldados senegaleses que estaban sirviendo con el ejército francés, señala un nuevo informe. La masacre de Chasselay implicó el asesinato con ametralladora de soldados que se habían rendido. Fueron atacados por ser africanos, víctimas de la campaña de incitación nazi contra las tropas negras que había sido parte del ascenso al poder del movimiento de Hitler en la década de 1930.

France 24 publicó recientemente un artículo que analizaba la investigación de Julien Fargettas llamada «Junio 1940, combates y masacres en Lyonnais», que documenta las batallas en Lyon y las masacres posteriores. Los soldados africanos que sirvieron en el ejército francés fueron asesinados en toda Francia por los alemanes, incluso en el Somme, según el informe. Esto no se debió a órdenes «superiores», sino que ilustra cómo el racismo y el antisemitismo de la máquina de guerra alemana se habían infiltrado hasta en los niveles más bajos en 1940, permitiendo a las tropas regulares matar a prisioneros de guerra.

Las tropas francesas reclutadas en África fueron blanco de la propaganda del partido nazi en la década de 1930, incluidas las afirmaciones de que eran el «horror negro del Rin» durante la administración francesa de la región del Ruhr y Renania. La propaganda retrató a los senegaleses como abusadores de alemanes en estas áreas que habían sido manejadas por Francia a raíz de la Primera Guerra Mundial.

En escenas que ahora parecen presagiar el papel del Einsatzgruppen (escuadrones de la muerte) alemán asesinando judíos en Europa del Este y la Unión Soviética, los soldados africanos eran separados de los soldados blancos en 1940 cuando se rendían. «Los franceses de un lado, los africanos del otro». Los soldados negros eran llevados a un campo y ametrallados. Según el informe, sus compañeros blancos también eran asesinados al intentar intervenir.

Los cuerpos de los soldados eran abandonados inicialmente, pero un funcionario local llamado Jean-Baptiste Marchiani ayudó a presionar por un entierro y un cementerio que incorporara ocre rojo y estilos arquitectónicos que aparentemente habrían existían en el Sahel. El cementerio se llama hoy el Tata de Chasselay. El lugar de entierro se construyó durante el período de colaboración de Vichy y se completó en 1942. «Los funcionarios de Vichy dijeron que murieron en batalla y evitaron cuidadosamente cualquier mención de la masacre», señala el reporte de Fargettas.

Otra investigación de Raffael Scheck titulada «Las víctimas africanas de Hitler: la masacre de soldados franceses negros por el ejército alemán» también muestra detalles de 15 sitios de masacres. Señala que la primera masacre registrada de soldados negros tuvo lugar el 24 de mayo de 1940, en Aubigny, cerca del Somme. Unos 50 soldados africanos fueron asesinados, según el relato. Las ejecuciones fueron llevadas a cabo por unidades regulares alemanas, incluido el Séptimo Panzer en otro incidente, señala el relato. Las segunda y cuadragésima sexta divisiones de infantería del ejército alemán regular también estuvieron implicadas.

Las masacres de soldados africanos, según lo relatado por France 24 y otros relatos, proporcionan una ventana importante sobre cómo la máquina de asesinatos en masa que atacó a judíos y otras minorías fue de gran escala y abarcó numerosos grupos.

 

Fuente: The Jerusalem Post
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil