Comienzan pruebas «de paso o drive thru» del virus; médicos esperan administrar 6,000 por día.

Las primeras estaciones abrirán en Tel Aviv el miércoles, seguidas de otras ciudades; 1,085 pruebas realizadas el lunes en todo el país.

Esta imagen tomada el 16 de marzo de 2020, durante una presentación de prensa del servicio de hospitalización para futuros pacientes con coronavirus en el Hospital Universitario Samson Assuta Ashdod en la ciudad de Ashdod, en el sur de Israel, muestra a la directora del servicio de epidemias, Dra. Karina Glick, revisando el monitor de signos vitales a un paciente en una sala, mientras usa ropa protectora. (JACK GUEZ / AFP)

El servicio de emergencia de Magen David Adom (MDA) dijo el martes que ofrecerá las pruebas COVID-19 tipo «de paso o drive thru» (estaciones que atienden al paciente sin que se baje de su carro) a partir del miércoles, ya que amplía significativamente las pruebas para detectar el virus en todo el país.

El servicio de emergencia administró 1,085 pruebas el lunes y 7,000 desde que comenzó el brote. Su objetivo es comenzar a recolectar muestras de 6,000 israelíes por día, dijo.

Las primeras estaciones «de paso» estarán en el Parque Yarkon de Tel Aviv y se abrirán otras cinco en Haifa, Jerusalén, Petah Tikva, Rishon Lezion y Beerseba, dijo. Las estaciones operarán las 24 horas del día, y MDA dijo que cada una podrá realizar cientos de pruebas al día.

«Las estaciones estarán ubicadas en áreas abiertas que permitirán la entrada y salida continua de vehículos», dijo un comunicado de la MDA.

Los sospechosos de tener el virus que no puedan llegar a las estaciones sin tomar el transporte público serán examinados en sus hogares, según la MDA.

Israelíes con mascarillas por miedo al coronavirus viajan en transporte público en Jerusalén el 17 de marzo de 2020. (Yossi Zamir / Flash90)

La MDA dijo que el lunes manejó 82.000 llamadas de israelíes sobre el virus.

El Ministerio de Salud anunció el martes 20 nuevos casos confirmados de coronavirus, elevando el total a 324. Dijo que cinco personas están en estado grave, nueve personas en estado moderado y 299 en buen estado. Otras 11 personas se recuperaron y fueron dadas de alta.

Israel ha instaurado una serie de restricciones radicales desde que comenzó el brote, requiriendo que todos los israelíes que regresen al país vayan a cuarentena por 14 días y prohíbe el ingreso a los extranjeros a menos que demuestren capacidad de ponerse en cuarentena. También cerró escuelas, cafeterías, centros comerciales, gimnasios y más. Los ministros aprobaron el martes temprano una medida muy controvertida para permitir que el gobierno rastree los teléfonos de los israelíes para localizar a los portadores del virus.

El martes, al ampliar las restricciones, el Ministerio de Salud les dijo a los israelíes que no salgan de sus hogares ni visiten parques y playas, siendo excepciones las necesidades esenciales, como comprar alimentos, comprar medicinas, atención médica y trabajar.

Mientras sopesa los cierres localizados de áreas infectadas, el gobierno hasta ahora se ha abstenido de aplicar un bloqueo nacional.

Fuente: The Times of Israel
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil