Investigador identifica las cuevas de Galilea donde judíos lucharon contra los romanos

Cientos de cuevas en Galilea han sido identificadas como las descritas por Josefo hace casi 2.000 años

El Dr. Yinon Shivtiel en una de las cuevas utilizadas durante la Gran Revuelta Judía contra los romanos según lo descrito por Josefo. (Foto: YINON SHVIETEL)

Hace unos 2.000 años, en el siglo I AEC, José ben Matías (Yosef ben Matityahu) salió de Jerusalén y llegó a Galilea como el comandante que lideraría a los judíos de la región en la rebelión contra Roma. Solo unos meses después, los romanos lo capturarían y comenzaría el camino que lo llevaría a convertirse en Flavio Josefo, ciudadano romano, así como el autor de algunas de las obras más importantes sobre la historia judía de todos los tiempos.

Al estudiar sus escritos, el Dr. Yinon Shivtiel, profesor titular de la Universidad Académica Safed, comenzó la investigación que durante más de 15 años lo ha llevado a identificar los sitios de una página importante en la historia de la Gran Revuelta. La investigación de Shivtiel, publicada en la revista The Ancient Near East Today (El Antiguo Cercano Oriente Hoy) por las Escuelas Americanas de Investigación Oriental el mes pasado, identificó cientos y cientos de cuevas en Galilea utilizadas en la lucha contra el Imperio Romano, algunas de las cuales han permanecido intactas hasta el día de hoy.

“En sus libros, Josefo describió cómo, cuando era comandante en Galilea, fortificó 18 asentamientos. Trabajé para entender lo que quería decir con eso”, dijo a The Jerusalem Post.

En su investigación, Shivtiel visitó varios sitios arqueológicos identificados por los arqueólogos como los descritos por Josefo, incluidos Tiberíades, Arbel y Mero. Lo que notó fue que todos estaban cerca de acantilados muy empinados y numerosas cuevas naturales.

El investigador, quien también es representante del Centro de Investigación de Cuevas, comenzó a visitar las cuevas, algunas de las cuales solo eran accesibles escalando y bajando por cuerdas. Lo que vieron sus ojos fue asombroso: una gran cantidad de hallazgos, incluidos monedas, jarrones, lámparas y partes de flechas, que datan precisamente del primer siglo. Otros presentan prensas de aceitunas, cisternas e incluso baños rituales (mikvaot).

Los descubrimientos le permitieron darse cuenta de que esas eran realmente las cuevas descritas por Josefo.

“Comprendí que las cuevas representaban los medios defensivos descritos en sus libros. Mi investigación se desarrolló bajo la idea de que durante la rebelión contra los romanos, la comunidad judía preparó las cuevas como posibles refugios, como lo hacemos hoy con los refugios en el Israel moderno. Eligieron los acantilados más empinados y llevaron todo lo que necesitaban para sobrevivir. Cuando escucharon que llegaban los romanos, encontraron refugio allí”, dijo el erudito.

Shivtiel agregó que en otros asentamientos que no estaban cerca de colinas o cuevas, descubrió otra técnica defensiva: los residentes cavaron pequeñas cavidades debajo de las casas y una red de túneles estrechos que podían usar para esconderse y escapar donde hubiera sido difícil para los soldados romanos perseguirlos.

«Encontré más de 75 de estos complejos de escondites bajo asentamientos judíos, todos los cuales datan del primer o segundo siglo, la época de la revuelta de Bar-Kochba», dijo.

En general, el académico identificó más de 900 cuevas y explicó que la investigación continúa.

«Ahora me estoy centrando en el oeste de Galilea. Acabo de encontrar una cueva en un acantilado y estoy tratando de identificar a qué población pertenecía», dijo.

«Debo agregar que ya tengo 70 años, y todavía subo y me arrastro», concluyó, riendo. «Espero poder seguir haciéndolo por muchos años más».

Fuente: The Jerusalem Post 
Traducción: Consulado General H. de Israel en Guayaquil